viernes, 25 de abril de 2014

EL DESPERTAR DE LA CONSCIENCIA.

EL DESPERTAR SE ALCANZA TRAS LARGOS PROCESOS DE TRABAJO INTERIOR.
DESPERTAR ES ALGO QUE SURGE CASI DE PRONTO, QUE SE BASA EN UN
ANHELO INTERIOR. NO HAY FÓRMULA ÚNICA PARA DESPERTAR. PERO
SI INDICACIONES Y ORIENTACIONES QUE NOS RESULTAN ÚTILES...

La metáfora del despertar ha sido utilizada por muchas tradiciones
místicas y por la psicología transpersonal para referirse al acceso a niveles
superiores de desarrollo espiritual. Ha recibido distintas denominaciones:
iluminación, autorrealización, satori, nirvana, samadhi, unión con Dios,
etc. Por tanto implica el conocimiento directo de nuestra realidad.
Podemos hablar también del despertar del sueño de los sentidos, lo
cual quiere decir que estos nos ofrecen una percepción del mundo
circundante como si fuera real y consistente, cuando sabemos por la física
cuántica que este mundo molecular y atómico persiste por la vibración de
partículas y subpartículas en continua actividad, cuya presencia es
probabilística.
La metáfora del despertar ha sido construida a partir del hecho de
salir del sueño, despertar del estado onírico y acceder al mundo de la
consciencia vigil. Consideramos de esta forma que los contenidos del
mundo onírico son irreales o imaginarios, y los contenidos del mundo vigil
son reales, son la realidad. Y en esta convicción establecemos nuestra
existencia.
Sin embargo, esta concepción inmediata es más bien ingenua. Nos
sirve para desenvolvernos, pero también nos mantiene en un ámbito
limitado. La verdad es que podemos experimentar también estados de
consciencia diferentes, de mayor amplitud, comprensión, en la que la
separación entre el yo y el no yo ya no aparece tan clara, en los que
percibimos que formamos parte de una unidad que nos constituye y nos
mantiene como seres.
Acceder a estas percepciones es ir despertando consciencia a una
realidad mayor y más amplia, de la que formamos parte. Este es ese otro
“despertar” al que nos referimos cuando hablamos del despertar a la
iluminación, a nuestra constitución transpersonal.
Estas experiencias de despertar están avaladas por los testimonios
de hombres y mujeres de todos los tiempos, muchos de los cuales las han
comunicado para conocimiento de los demás.

También nuestros hermanos del cosmos han vivido esta experiencia
común a los seres humanos de la Tierra, y nos indican que podemos
despertar del sueño de los sentidos y trascender una visión tan limitada de
nosotros mismos y de la realidad del universo. Ellos se basan en su propia
experiencia compartida por todos los miembros de sus respectivas
civilizaciones.
Despertar es algo que surge casi de pronto, que se basa en un
anhelo anterior. No hay una fórmula única para despertar. Pero sí
indicaciones y orientaciones que nos resultan útiles. Entre ellas podemos
citar el equilibrio, el desapego, la apertura hacia lo trascendente, el amor,
la fraternidad, el dar...
Junto a estas actitudes también el ejercicio de la autoobservación
desde nuestro interior, de tal manera que nuestro pensamiento
profundice en sí mismo y encuentre nuevos contenidos intuitivos y
abstractos.
Para facilitar el trabajo del despertar a la nada, al ser, a la realidad,
hemos recopilado estos apuntes de las conversaciones interdimensionales
de la etapa Sili-Nur y Shilcars, que recogen literalmente sus enunciados en
los capítulos 2º y 3º.
Van acompañados también, en el resto de los capítulos, de
testimonios de despertar, de actividades para el despertar y otras
reflexiones. Nuestra intención es que pueda ser útil a los buscadores de la
verdad interior.

http://www.tseyor.com/biblioteca/libros/despertar.html

http://www.tseyor.com/







sábado, 19 de abril de 2014

SOMOS PODEROSOS Y YA ES HORA DE QUE HAGAMOS USO DE ESA FACULTAD.


Tenemos tanto poder los seres humanos que, 
si nos lo propusiéramos, el mundo sería otra cosa muy distinta. 

Queridos amigos, atlantes todos, muy buenas tardes noches, 
soy Shilcars del planeta Agguniom.
Sed conscientes del gran poder que tenéis. Seamos conscientes del
gran poder que tenemos todos los seres humanos. Esta es una cuestión que
debe arraigarse profundamente en nuestra consciencia. 
Somos poderosos, pero a la vez hemos de ser prudentes, respetuosos,
tolerantes, pacientes. Esto es lo que diferencia al ser humano equilibrado y
armonioso, del impulsivo e impaciente. 
Son tiempos estos, en los que la mente humana se perfila hacia un
posicionamiento psicológico que ha de procurar el bien común, la unidad
de pensamiento. Favoreciendo y respetando y tolerando las diferentes
secuencias interpretativas, a modo de creencias, religiones y pensamientos
filosóficos diversos. 

Sin embargo es cierto, amigos, hermanos, somos poderosos y ya es
hora de que hagamos uso de esta facultad. 
Hemos nacido para ser libres. Y hemos nacido para hacer libres a
todos nuestros hermanos, esta es la misión y también la obligación de
aquellos que van despertando en ese sentimiento de unidad. Porque no
todos son conscientes de su gran poder, de su gran facultad para modificar
su trayectoria vital, mejorar su estatus, y tomar de la mano la libertad. 
Incluso mucha gente no sabe lo que es la libertad. Muchos ignoran
que están presos en una cárcel de oro. Muchos creen que son libres porque
disponen de bienes materiales, suficientes como para vivir muchas
existencias, y esto no es libertad. 

La libertad radica en saber vivir sin bienes, sin pertenencias, sin
nada, y en cambio vivir alegre y feliz. 
La naturaleza nos da todo aquello que necesitamos, pero hemos de
saber conquistarlo, obtenerlo. 
Tenemos tanto poder los seres humanos que, si nos lo propusiéramos,
el mundo sería otra cosa muy distinta. 
¿Acaso adivináis cómo sería vuestro mundo, si todos estuvieseis
unidos en un pensamiento común de hermandad?  Por supuesto que el
mundo no sería como es. 
Y vivir en un mundo en el que todo está hecho, que todo es igual día
a día, que por la mañana empieza el día sin otro objetivo que llegar a la
noche, y otro día, y otro, y otro, y así sucesivamente, llegar a un mundo así
sería, además de absurdo, inútil. 
Por eso, ahora pregunto si habéis pensado alguna vez cómo querríais
vuestro mundo.
Invariablemente el mundo que habitáis, si estuviese libre del hambre
y la enfermedad, y toda la gente dispusiese de medios suficientes como
para vivir día a día, cubriendo así sus más mínimas necesidades, siendo
todos felices, esto resultaría muy poca cosa, esto no tendría sentido. Un
mundo tal como he expuesto no tendría sentido. 
Claro, resultaría eficaz para el ego. El ego se vería colmado de todas
sus necesidades, no sufriría a diario por llevarse el alimento, la comida, a la
boca. Estarían cubiertas sus necesidades primarias, pero el ego querría más.
El ego, al final sería insaciable. Y entonces convertiríamos un mundo
exactamente igual al que tenemos, en este caso al que tenéis ahora. 
Porque no se trata solamente de alimentar el cuerpo y cubrir las
mínimas necesidades, que esto ya de por sí es muy importante, sino de
alimentar al espíritu también. 

Entonces vuelvo a preguntar, ¿os imagináis un mundo como el
vuestro, en el que todas las necesidades vitales estuviesen cubiertas, y que
no hubiese enfermedades, ni enfermos, y solamente se viviese con la
ilusión del transcurrir con una vida apacible, sin otra preocupación que no
tener ninguna preocupación? Evidentemente sería tedioso. 
Por eso digo que tenéis un gran poder. Podéis construir un mundo
cuya base se asiente en ese “café para todos”, en ese “alimento para todos”,
pero ha de haber más. Habéis de preparar las bases también para la
espiritualidad. Si no es así, si no es con esta condición, el mundo que
crearais sería absurdo, no valdría la pena ni intentarlo. 

Así, para equilibrar este mundo se precisa también que una vez
cubiertas las mínimas necesidades vitales para todos, pensemos en la
espiritualidad y trabajemos en ello profundamente, con consciencia. 
Porque entonces entenderíamos lo que es la libertad. La libertad
entonces sería no solamente poder viajar por este mundo vuestro, tan
hermoso, y compartirlo con los demás hermanos, sino que además tendríais
la capacidad, trabajando verdaderamente la espiritualidad, de conocer otros
mundos, de viajar por el espacio, tanto física como psíquicamente. 
Físicamente a través de la preparación de elementos transportadores,
y psíquicamente desde el posicionamiento psicológico que nos permite
nuestra micropartícula. Conoceríamos todos los mundos a nuestro alcance,
y digo a nuestro alcance, limitados solo por nuestra vibración. 

Sí, un gran poder es el que tenemos, y en este caso vosotros a los que
me dirijo. Pero ese poder se ha de saber usar. Un poder con transparencia,
con buena voluntad, con hermandad, con bondad. Pero con un objetivo
último, que es la espiritualidad, el camino hacia ella. 
Porque lo otro sería un camino a medias, y no nos llevaría a ningún
sitio. Únicamente al fracaso. Y como fracaso ya tenemos bastante, ya lo
conocemos. 

Así, pues, amigos, hermanos, hagamos un esfuerzo entre todos,
usemos nuestro gran poder como humanos, como humanos libres y
conscientes, y utilicemos nuestros recursos para proyectarnos en un mundo
de armonía, de paz y de libertad. 
os mando mi bendición. Amor Shilcars.

http://www.tseyor.com/

viernes, 18 de abril de 2014

ESTÁIS EN UN NIVEL EN EL QUE ES POSIBLE YA RASGAR EL VELO DE LOS SENTIDOS Y COMUNICAROS CON VUESTRA PROPIA CONSCIENCIA.


 ESO QUIERE DECIR QUE ESTÁIS PREPARADOS PARA BATIR ESAS ALAS
CON LA QUE CONOCER NUEVOS MUNDOS, NUEVAS CIVILIZACIONES.
HERMANOS VUESTROS EN EL COSMOS QUE OS ESTÁN ESPERANDO
PARA COMPARTIR, CLARO QUE MENTALMENTE...

Shilcars
Queridos amigos, hermanos, muy buenas noches, 
soy Shilcars del planeta Agguniom.
Un nuevo día se abre ante nosotros por medio de una atenta mirada
hacia ese infinito mundo del Fractal, de la micropartícula. Un hermoso 
día esperanzador, lleno de ilusión por compartir estos momentos de
bienaventuranza.
No todos los que queremos o deseamos progresar vamos a
sintetizarlo en nuestras consciencias, precisamente por quererlo, por
desearlo. El deseo es contraproducente ante cualquier situación espiritual,
en un contexto de consciencia suprema. Por eso es importante saber
discernir perfectamente cuándo en nuestro pensamiento existe el deseo,
el querer, y cuando nuestro pensamiento se mueve por necesidad
imperiosa de comprensión.
Es lógico que estando aquí, en este nivel tan burdo, tan denso, y en
un plano totalmente oscurantista, nos empeñemos en atrapar la realidad
de nuestra existencia. Todo el mundo se pregunta qué hace aquí y muy
pocos reciben la debida respuesta a su inquietud. Precisamente porque la
pregunta que se formula no está acorde con la necesidad de saber
verdaderamente su significado.
En realidad, la situación de convivencia en este mundo 3D no
precisa otra faceta que no sea el puro fluir ante las circunstancias.
Ante todo aprenderemos a fluir, a no sentirnos víctimas del medio,
sino unos grandes afortunados por poder disfrutar de este mismo 
medio, teniendo la oportunidad de aprender y saber.
Ello nos indica claramente que no vamos a rechazar ninguna
cuestión que se presente ante nosotros, por muy desagradable que pueda
parecer a simple vista. Cualquier circunstancia anómala seguro que nos
trae una gran lección por aprender, por asumir, y de todo ello obtener la
debida comprensión, eso es, la debida transmutación con el consiguiente
apoyo energético vibracional.
Todo cuanto se desarrolla en este mundo 3D, ilusorio por
naturaleza, nos reporta, o puede hacerlo, una gran comprensión. Siempre
y cuando comprendamos exactamente por qué sucede o por qué no
sucede una determinada cuestión o hecho.
Si siempre actuamos como víctimas, si siempre queremos
cobijarnos y protegernos para que nada nos pase, para que no perdamos
nada de lo conseguido con esfuerzo, con dedicación, con sacrificio, si
solamente estamos pendientes de mantener lo poco o mucho que
poseemos, siempre nuestro pensamiento estará en ello y no habrá cabida
en él para otras cuestiones mucho más importantes.
El medio actúa así porque así está instituido. Las normas que
regulan el funcionamiento orgánico de este cosmos holográfico cuántico
se han formulado expresamente para mantener al individuo ocupado. Y,
¿ocupado para qué?, me preguntaréis, ocupado para que se fortalezca.
Las cosas en el cosmos se suceden de forma espontánea pero no
por casualidad, sino de modo causal. Hay un efecto que es el que
originamos voluntariamente en el no tiempo para que su causa se
desarrolle aquí, en esta 3D. Y unas causas en la adimensionalidad para que
en esta 3D se lleven a cabo sus efectos. Viene a ser lo mismo.
En realidad todo está programado muy inteligentemente. Si hubiese
cabos sueltos no tendría sentido, y el sistema por sí mismo se inutilizaría
Sí, no tendría sentido, sería muy imperfecto y no podría dar cabida a la
necesidad que todos tenemos de aprender por medio de lecciones
prediseñadas.
Por eso es interesante saber, o al menos intuir, que todo lo que nos
sucede en esta dimensión es producto de una causa, de un pensamiento
objetivo que lo ha programado. Y sus efectos aquí se ven, dispuestos de
tal forma, que nos parecen siempre como novedad, como casualidad o de
improviso, pero en realidad nada es así. Todo está previsto.
Así también, si pudiésemos viajar en el tiempo y hallar en ese punto
del infinito o del Sol Central o de la micropartícula, para entendernos, el
motivo de nuestra existencia, hallaríamos claramente las claves del
porqué nuestra situación aquí y ahora.
Entonces tal vez es una cuestión de que por nosotros mismos
investiguemos qué pasa, qué sucede y qué puedo hacer yo para
maniobrar de alguna forma mi propia nave para entrar en sintonía con esa
ley que ha diseñado todo este conglomerado holístico.
Y especialmente qué puedo hacer para no transgredir esa ley y en
cambio fortalecer mi vínculo conmigo mismo, con mi propia esencia,
transmutando debidamente y reconociendo básicamente mi pensamiento
y el perfeccionamiento del mismo.
Por eso, las culturas que están aquí con vosotros, civilizaciones de
seres humanos como vosotros que tal vez disponen de algo más de
experiencia, han de ser muy cautas para no transgredir ningún tipo de
parámetro que pueda llevar al traste un programa establecido tan
inteligentemente y, por encima de todo, amorosamente.
Por eso mismo nuestra civilización, los de la Confederación, estamos
unidos en un pensamiento común de hermandad con vosotros, pero
intentando siempre no transgredir dicha norma.
Puede que otras civilizaciones no afectas a la Confederación de
Mundos Habitados de la Galaxia actúen de distinto modo. En el universo
hay muchas formas de pensar y actuar y no por ello habrán de estar
equivocadas, eso el tiempo lo dirá, las circunstancias lo indicarán, pero
nosotros creemos firmemente que no podemos transgredir vuestro medio
y que el esfuerzo de desarrollo evolutivo ha de partir de vuestras propias
personas, de vuestro pensamiento puesto en el amor y en la hermandad,
en el compañerismo y en la amistad.
Sin embargo, a veces nos arriesgamos y puede que, en algún punto,
nos traspasemos en atribuciones, pero sin embargo actuamos de corazón
y procuramos en lo posible no transgredir dichas normas y en cambio
ofreceros un abanico de posibilidades para que por vosotros mismos
desarrolléis vuestra inteligencia. Y el pensamiento que se genere por
medio de la misma, de vuestra propia proyección o autoproyección, 
sea la que marque las pautas de comportamiento y de actuación.
Estamos en un mundo convulso, lleno de interrogantes. Aunque en
realidad no hay tales interrogantes, está todo escrito, programado,
sabido. Si os decimos todo esto es para que toméis consciencia, para que
no esperéis que se os ofrezca el maná de la sabiduría así por las buenas,
sin mérito, sin esfuerzo por vuestra parte.
Se os dice todo eso para que os apercibáis existe la posibilidad de
que por vosotros mismos podáis comprenderlo y experimentarlo. Habéis
ido acumulando energía vibratoria, sea de un modo o de otro, por los
campos morfogenéticos, por vuestra coparticipación en el grupo Tseyor,
por su amistad inherente a él, por muchos medios habéis recibido
impulsos vibratorios, energéticos, que os han de permitir comprender
mucho más rápidamente que otros elementos que tal vez no han tenido
esta oportunidad.
Y si os decimos esto es precisamente porque consideramos que
estáis en un nivel en el que es posible ya rasgar el velo de los sentidos y
comunicaros con vuestra propia consciencia.
Eso quiere decir que estáis preparados para batir esas alas con las
que conocer nuevos mundos, nuevas civilizaciones. Hermanos vuestros en
el cosmos que os están esperando para compartir, claro que
mentalmente. No hace falta ningún desplazamiento físico ni ninguna
marcha triunfal hacia las estepas siderales. No se trata de esto.
Recordad, el mundo es mental, todo se mueve a través de la mente
y el universo, el macrouniverso, lo tenéis en el microuniverso, en la
micropartícula, allí podéis conocer todo. Simplemente con una mente
inteligente puesta al servicio de la bondad, del amor, y con total
desapego.
Con este medio tan sencillo, pero tan humano, podéis fundiros con
todo el universo, conocerlo enteramente. En tiempos distintos podéis
disfrutar del conocimiento, años, cientos, miles de años en otros lugares.
Y entonces lo más importante para vosotros será que os polaricéis,
que os centréis, que os equilibréis y decidáis exactamente dónde
permanecer los últimos cientos de miles de años para investigar. Aquí tan
solo habrán pasado segundos, pero todo es relativo.
En realidad lo que importa es el conocimiento que se adhiere a
vuestra consciencia, que os permite serlo todo, no ver diferencias, siendo
iguales en el amor.
Verdaderamente aquí tenéis ahora un reto importante, conquistar
este primer escalón. Una vez lo hayáis alcanzado lo demás será muy fácil,
vosotros mismos decidiréis lo que queréis hacer y el mundo será como
decidáis que sea.
Porque en realidad, amigos, hermanos, hay un infinito número de
mundos en los que habitar y vivir en el amor.

Amigos, hermanos, os agradezco la oportunidad que ponéis a mi alcance 
y la deferencia para conmigo de vuestras lindas personas. Espero que 
reflexionéis en este comunicado. Hay mucho que no se ha dicho, pero
vuestras mentes atentas lo percibirán.
Solamente deciros que no perdáis el tiempo, que todo está previsto
que suceda como ha de suceder. Sin embargo, creo que todos esperamos
que nuestra consciencia se libere y nos guíe, y no seamos guiados por la
consciencia de otros.
Os mando mi bendición.
Amor, Shilcars.

http://www.tseyor.com/

ESTAMOS EN LOS TIEMPOS, QUE SACUDEN LOS CIMIENTOS DEL MAS SABIO Y DEL MÁS IGNORANTE.

Sili-Nur

Estos tiempos, que sacuden los cimientos del más sabio y del más
ignorante. Que pregonan esfuerzo igual a recompensa, de lucha
desenfrenada por conseguir los mejores puestos. Que el individuo nada vale
si nada aporta. Que pretenden hacer del Hombre un patrón homogéneo,
ignorando que es un ser individual que no individualista.
Todos estos tiempos, que vivimos pensando en mejorar nuestras
capacidades, nuestras ilusiones por un mundo mejor, por un mundo más
equilibrado y justo. Todos estos tiempos en verdad tienen que desaparecer
porque únicamente estamos hablando de deseos.
Y el deseo puede revestirse de muchas razones, pero únicamente es
deseo, y por eso mismo nunca hallaremos el verdadero camino del
laberíntico sistema impuesto por el interés. Aunque este interés se revista
de interés general.

La vida física es una amalgama de circunstancias, de sucesos, de
historias, y únicamente debe nutrirse de paciente espera con la que adornar
nuestra existencia en un paso sin retorno hacia un origen. Origen que
persigue únicamente la clarificación, la iluminación.
Cierto que la iluminación sobreviene en determinados aspectos de
nuestra conducta psicológica. La iluminación se vale de lo que podríamos
llamar efecto pasajero. Estado pasajero, transitorio, ya que la iluminación
absoluta es únicamente la Nada.
Así, en estos espacios transitorios aparecen súbitamente momentos
de iluminación, y es cuando se nos permite reconocer nuestra real situación.

Cierto es también, que en todos los niveles de consciencia y en todos
los mundos, no existe otra circunstancia que la iluminación alternada con
procesos de confusión, de ignorancia y de miedo. El miedo, que forma parte
también de esta gran Verdad en mayúscula.

Fácil puede llegar a ser alcanzar la iluminación. Seamos coherentes,
utilicemos el sentido común: la Verdad está en todas partes, por lo tanto, no
se precisan serios y sesudos individuos en busca del elixir de la infalibilidad.
La verdad es muy simple. La Verdad cual iluminación está aquí entre
nosotros, en el interior de nuestra mente. Y si este paso lo sabemos dar con
auténtica calidad de pensamiento, lograremos aflorar esta verdad, y la
iluminación nos traerá libertad.
Con Amor. Sili-Nur

http://www.tseyor.com/
 

domingo, 13 de abril de 2014

EL INICIO DE UN PROCESO MÁS RÁPIDO

Tenéis una responsabilidad, en primer lugar, con vosotros mismos. Muchos 
de vosotros habéis venido aquí para un fin concreto: estar en estos tiempos 
que corren,aquí y ahora, preparando la llegada del rayo sincronizador. 

Apreciados atlantes, hermanos míos del corazón, de nuevo con vosotros,
soy Shilcars del planeta Agguniom. 
Emparedados, estamos emparedados, prisioneros de nuestras dependencias. ¡Qué
fácil es desatarse, desarraigarse, y qué difícil es entenderlo para conseguirlo! Toda
nuestra vida es una esclavitud, un encadenamiento, y nunca mejor dicho. 
Nacemos y ya lo hacemos encadenados al alimento. Crecemos y nos encadenamos a
las circunstancias. Vivimos llenos de apegos. Parece que nuestra vida no lo es si no
estamos dependientes o pendientes, y en muchos casos esclavizados, por algún u
otro motivo y causa. Pasa nuestra vida atados y prácticamente vivimos entre dos
paredes, de ahí viene lo de emparedados. 
Y cada vez esas paredes que nos aprisionan lo son más estrechas. Llegará un
momento, siguiendo con esta pauta de la limitación, en que nos moveremos en
pequeños ataúdes para descansar. Tendremos, en dichos nichos, nuestra pantalla de
televisión, nuestra frecuencia modulada, nuestro Internet… Apenas será necesario
mover un dedo para estar en contacto con todo el mundo. Tendremos la comida
preparada en años ha, bastará apretar otro botón para ingerirla. Y finalmente nos
moriremos y ya no hará falta movernos de un lugar a otro, ésta será nuestra tumba
definitiva, porque lo habrá sido durante nuestra vida. 

Creemos sinceramente que con el progreso, la tecnología, la ciencia, nos liberamos,
y hay un punto en el que pasa lo contrario. La ciencia, la tecnología, el progreso nos
esclaviza. Nos esclaviza precisamente porque no sabemos encontrar el punto medio.
No sabemos equilibrarnos debidamente y nuestro pensamiento navega buscando en
la ciencia, en la tecnología y el progreso, es decir afuera, el equilibrio que
necesitamos para la supervivencia y la evolución propia de nuestra especie. 
Estamos dormidos plenamente, nuestro pensamiento navega por todos los mares,
por todos los cielos, y va de un sitio a otro, de un lugar a otro, dando trompicones.
Nuestra frustración es galopante. Nuestra búsqueda insaciable de la felicidad nos
marca desde el inicio de nuestros días, y no nos deja hasta la muerte. 
No sabemos encontrar el punto adecuado para dirigir nuestros pasos hacia la
verticalidad y nos movemos en una horizontalidad terrible, angustiosa, penosa,
depravante, delirante y deprimente. 
Sabemos andar, pero nos gusta más que nos lleven. Olvidamos la naturaleza misma
de nuestro cuerpo orgánico, que está hecho para andar, para caminar, para acariciar,
para observar, para disfrutar de nuestro entorno, sin complicaciones ni
complicidades. 
En ese deambular horizontal, todo y siéndolo, todo y pudiendo disfrutar de nuestra
madre naturaleza, que nos ofrece por doquier su fantástica creación, y olvidando
aquella hermosa flor, el perfume de la misma, los ríos, las montañas, el cielo azul,
las estrellas en la noche, olvidamos todo eso y nos encerramos en nuestro ataúd de
cuatro paredes, durmiendo hipnotizados por el medio, digamos que manipulados por
el propio medio. 

Y así vivimos, mejor dicho, así malvivimos, olvidando que a nuestro alrededor
existe la belleza, existe el amor, existen nuestros hermanos y además toda la
naturaleza en pleno, junto con sus animales. Y olvidamos todo eso y nos encerramos
en las cuatro paredes que victoriosamente señalamos como nuestra hazaña, nuestra
conquista. 
Sí, hemos conquistado cuatro paredes, o habremos conquistado cuarenta paredes, o
cuatrocientas, o cuatro mil, ¿qué importa? ¿Qué importa si para descansar por la
noche bastan cuatro paredes y un humilde saco de dormir, o colchón, y una buena
ventilación? 
Nos engañamos buscando fuera y queriendo cada vez más acumular riquezas y
prebendas. Y acumulamos mucho dinero, y ahí nada que objetar, pero ese dinero
¿nos podrá dar de comer cuatro veces al día, ocho, doce? ¿Vamos a poder comer con
nuestro dinero acumulado afanosamente veinte veces al día? ¿Para qué? si nuestro
organismo no lo necesita.       
Si disponemos de más de un automóvil, ¿vamos a poder conducirlos
simultáneamente los dos, para ir a un mismo lugar? Son pensamientos muy simples
los que estoy trasladando a vuestras mentes, hermanos, pero en la sencillez creo que
podemos encontrar razones para buscar en la difícil solución que se presenta ante
nuestras miradas. 
Busquemos la solución en las cosas más sencillas, y acaso vayamos progresando en
las más complejas. Lo que no podemos hacer es cerrar de golpe, renunciar de golpe
a todo sin haberlo analizado, sin haberlo asumido, sin haberlo comprendido. 
Pero valgan aquí mis palabras o sugerencias para que podamos entender claramente
que nuestro cuerpo necesita muy poco para mantenerse. Que nuestro cuerpo
necesita tan solo el mínimo de alimento, y sobre todo lo que necesita es mucho
amor. Amor que únicamente le dará la hermandad, los amigos, compañeros. 
El cuerpo necesita muy poco para estar libre y no sentirse oprimido, y cuando
nuestro cuerpo va ligero, cuando nuestro cuerpo está equilibrado en la alimentación,
en sus pertenencias, en sus apegos, cuando nuestra familia dispone de lo justo y
suficiente para vivir, cuando nuestros amigos se igualan a nosotros y su
comportamiento es similar, cuando nuestra sociedad hace lo mismo, y en todos los
países, en todos, se funciona de la misma forma, entonces, amigos, hermanos,
estamos en las sociedades armónicas. 
Y cuando esta generación está, y digo está porque tarde o temprano lo estará, y por
lo tanto si vivimos un presente eterno es que ya es esta la situación, cuando la
sociedad vive en armonía, entonces la sociedad se libera, ya no es esclava del medio
ni del ego, ni de sus dependencias. 

Entonces esa sociedad se libera, y se libera no solamente a nivel físico, y se funde
en la misma naturaleza llegando a darse cuenta que es aquel árbol que está
observando, que es aquel mismo animal que corre por la pradera, que es aquel
mismo hermano que tiene delante suyo. 
Se da cuenta, en definitiva, de que todo es él, y él es todo. Y se da cuenta del gran
milagro del universo holográfico cuántico, donde cada partícula es el Todo, y el
Todo es cada partícula. Cuando esto sucede, el mosaico que se crea, ese fantástico y
maravilloso puzle holográfico que se genera, se transparenta cual espejo multicolor,
y entonces el hombres se libera porque ya lo está, porque ha llegado a la liberación
consciente, porque ha sabido desapegarse, porque lo ha comprendido
verdaderamente. Y sabe que su vida es una auto-observación constante, un respeto
constante, una amistad constante y una hermandad eterna. 
Esto lo ha comprendido sin necesidad de papeles, ni de estudios, ni de doctorados,
ni de masters. Lo ha conseguido porque se ha parado a pensar, a meditar, a observar.
Y esto que ha conseguido le libera, y le libera de tal modo, que se sabe dueño de
todo el universo, que es acreedor a todo el universo, y el universo, amigos,
hermanos, no es solamente el que vemos, sino un infinito universo existente en los
multiversos, y entonces él se sabe vencedor, vencedor porque ha vencido a su
propio apego, sabiendo, como sabe, que es un ser muy limitado, y reconociéndose
en la humildad correspondiente. 
Y con todo eso en sus alforjas, que pertenecen a un ligero equipaje en su vida y en
su deambular tridimensional, se presta a iniciar el vuelo hacia las estrellas. Claro,
continúa sabiendo que no sabe nada, continúa sabiendo que está atrapado en esta
3D, en este cuerpo físico, pero ya sabe perfectamente que es un maestro, es un
cocreador, y con su mente crea todo aquello que le es necesario para el viaje hacia
las estrellas, para el viaje al punto más recóndito del universo, y crea sus aparatos,
crea sus equipos. 
Amigos, hermanos, esta pequeña reflexión de hoy sirve como inicio de un proceso
que seguirá más adelante, con cierta rapidez, por cierto. Para todos aquellos que el
mensaje ha calado hondo en sus corazones, que han visto en sus propias carnes
transformarse, que han atisbado el descubrimiento de sí mismos y que su
pensamiento ya está en posesión de una determinada capacidad para dar un salto
adelante, para todos esos individuos, hermanos nuestros, está preparado un proceso
más rápido, más ágil, si cabe, para que vuestras mentes empiecen a adivinar el
proceso que va a seguir y que nos va a llevar a una completa hermandad sin fisuras. 
Queda ya muy poco tiempo para que vuestras mentes se den cuenta de la
importancia de la unión. Aún hay o existen dudas al respecto. Eso, este punto, nunca
podremos solventarlo del todo, siempre entre nosotros habrá disparidad de criterios,
pero para eso está la unidad, el amor entre nosotros, la hermandad, para ayudarnos
en momentos en que nuestra seguridad falle, cuando nuestro desconcierto lo sea aún
mayor. Para eso estará la hermandad y está, de hecho, fundamentada en ese aspecto.
Claro, estamos hablando en un tiempo relativo de paz terrestre, y ello conlleva una
cierta relajación de nuestras mentes. Por eso, ahora os invito a que empecéis a
instruiros, a ejercitaros en ese modelo de hermandad, de comunidad, de unión de
pensamientos. 
Si somos todos lo mismo, ¿a qué vienen diferencias, desconfianzas? No tiene
sentido. Ahora es el momento, en la paz, en la tranquilidad que pueda
proporcionarnos nuestro estado físico principalmente, es el momento, digo, para
empezar a prepararse para cuando los tiempos reinantes en todo el planeta no lo
sean de paz y de tranquilidad, sino de desasosiego, de enfermedad y de dispersión. 
Ahora es el momento en que tranquilamente podéis preparar vuestros talleres
acomodaticios, preparativo o preámbulo para los momentos en que los guerreros,
como vosotros, tengáis que actuar. 

Amigos, hermanos, tendremos que actuar. Actuar desde el punto de vista mental o
psicológico. Deberemos actuar con rapidez, con seguridad, apartando malas hierbas
desde un principio, evitando desde un principio problemas mayores, observando a
nuestro alrededor los comprenderemos. 
Empezaremos a examinarnos interiormente con respecto a la hermandad.
Empezaremos a pensar en cómo funcionarían nuestras sociedades armónicas, en el
caso de que ahora mismo tuviéramos acceso a ellas, cómo compartiríamos el pan a
diario, cómo viviríamos unidos bajo un mismo objetivo interestelar, sin hacernos,
entre comillas, “daño”. 
Os invito, amigos, hermanos, terrestres, a que empecéis a remodelar en vuestra
mente este apartado, este nuevo apartado que sugiero que se estudie con todo el
amor y el cariño posible. 
Tenéis una responsabilidad, en primer lugar, con vosotros mismos. Muchos de
vosotros habéis venido aquí para un fin concreto: estar en estos tiempos que corren,
aquí y ahora, preparando la llegada del rayo sincronizador. 
Llamo a vuestras conciencias, pido que de una vez por todas centréis vuestro
pensamiento, os desapeguéis en lo posible de vuestras circunstancias, que por cierto
muchas de ellas os están presionando y dificultando un pensamiento objetivo, y
decidáis emprender ese camino hacia la liberación. Un camino sin camino, un
camino simbólico, un camino que os permita salir de vuestro ataúd, y cual ave fénix
os remontéis hacia las estrellas.
Este es el compromiso que muchos de vosotros adquiristeis antes de venir aquí. Por
lo tanto, Shilcars llama a vuestras conciencias, llama suavemente, amorosamente.
Amigos, hermanos, creo que hoy se han vertido interesantes ideas para que podáis
reflexionar. Hacedlo con humildad, que esto significa reconocer que sabéis que no
sabéis, y con eso el cosmos os ayudará. Sed humildes, entended que hay cosas que
no vais a comprender ahora. Que tal vez ahora las vais a comprender si compartís. Y
si preferís compartir en el futuro, las comprenderéis en el futuro. Y si decidís no
compartir, pues en el futuro tal vez también las comprenderéis. Ahora bien, los
tiempos corren muy aprisa, el tiempo en cierta forma se agota, el calendario maya
nos lo indica, prestadle atención, sed previsores, pero al mismo tiempo generosos. 
Os mando mi bendición, amor, Shilcars. 

sábado, 12 de abril de 2014

SOMOS COCREADORES...

Efectivamente, somos creadores y creativos, y aún no nos hemos dado cuenta 
completamente de dicho pormenor. Precisamente porque estamos abocados 
en un sentimiento de indefensión limitativo de estructuras psicológicas.

Amigos, buenas noches. Soy Shilcars.
El hermanamiento, la unión de voluntades, el concepto de amistad
rayando el amor entre todos vosotros, es el antídoto contra 
el escepticismo, contra la angustia y el miedo.

Es un momento cósmico el que atravesamos, muy importante 
también y muy especial porque eso se da una vez cada miles de años.
Y estos momentos son de preparación, claro está. Muchas mentes
aún no se han dado cuenta. No perciben ese estado energético y sus
inquietudes están ahogadas en un mundo de confusión, de dispersión,
de idolatría. Pero sin duda alguna, la contaminación de pensamientos
como los que estamos expresando, va a invadir poco a poco espacios
tridimensionales de pensamiento. Y poco a poco esa energía va a ir 
remodelando ciertos arquetipos y lógicamente redundará 
en una participación masiva.

He comentado muchas veces ya, que se espera una decantación
de la masa crítica en este planeta. Lo suficientemente amplia como 
para hacer prevalecer unas primeras instituciones de lo que van a ser 
las sociedades armónicas. Y esto, en realidad, significa que el 
pensamiento libre, el pensamiento intuitivo, el creativo, la hermandad 
y el amor en su conjunto, traerá una era de luz y esplendor. Y eso 
ayudará a la participación cósmica. El universo será uno en cuanto 
a pensamiento humano. Claro está, respetando convenientemente 
las diferentes vibraciones y la propia experimentación 
de los individuos, pero estos se sentirán por primera vez libres.

Y ¿qué significa libertad sino un pensamiento en el que se da cabida 
a todos estos proyectos revisionistas conjugados a través 
de la creatividad y de la intuición?
Es un mundo maravilloso, es un mundo en el que el ser humano
podrá crear a su antojo. Podrá instaurar sus propias sociedades 
armónicas, sus paisajes, sus modelos de participación social. Creará sus
propias necesidades y las creará en base a sus necesidades espirituales.
Establecerá un compromiso consigo mismo y autenticará lo que es
la solución final para el equilibrio absoluto entre el ego y el espíritu. Esto
significa una mayor participación cósmica, un sentido creativo de la
persona en función de sus posibilidades y capacidades.

Abandonará este sentimiento abiótico que le limita, 
y le abrirá a nuevos horizontes cósmicos. 
Esto significa que el hombre será portador de la verdad absoluta 
y deberá responsabilizarse de ello.
Claro está, esa responsabilidad le obligará a un mayor esfuerzo 
y sacrificio, pero sin duda alguna, dispondrá de los elementos 
necesarios como para equilibrar constantemente su pensamiento 
y sus deseos.
Y en este punto, el hombre será co-creador y podrá participar 
en otros mundos, y crear dichas posibilidades en otros mundos 
y se ocupará también de ayudar a otros hermanos, seres humanos 
de niveles inferiores en su proceso evolutivo. Y llegará a corresponderse 
con esta sabia fórmula del amor que inunda todo el espacio visible 
e invisible y participará como un eslabón más de forma activa 
en el desenvolvimiento de la cadena holográfica.

Así que amigos, no voy cansaros más. Podéis reflexionar mis palabras. 
Y deciros también que siempre estaré con vosotros y vuelvo a
repetir: no andaré por vosotros, tan solo estaré a vuestro lado. Pero ese
lado humano, ese lado creativo, ese lado amoroso que a todos nos une
y que a todos nos obliga en un funcionamiento ergonómico, pero que
sin duda alguna nos va a fortalecer en estos lazos de unión cósmica.
 Amor.  Shilcars


viernes, 11 de abril de 2014

"EL FINAL DE UN CICLO MACROCÓSMICO"

“Efectivamente, estos tiempos están preparados para la hipnosis colectiva, 
para que el ser humano no sufra en demasía, viendo la realidad de su proceso 
degenerativo. Y por eso, el medio de alguna forma emplea todas sus tácticas 
para adormecer al individuo, a las masas.”
"Shilcars"

Queridos amigos, hermanos, atlantes todos, muy buenas noches. 
Soy Shilcars del planeta Agguniom. 
Como todo en este mundo tridimensional de espacio y tiempo, 
todo lo que sucede tiene comienzo y tiene final. 
Lógicamente, nuestra existencia tendrá un final, porque estamos en
un mundo de manifestación. Un lugar en el que los hechos se generan por
secuencias, no simultáneamente como sucede en otros mundos fuera de
estas normativas o reglas tridimensionales.  
En vuestro mundo se suceden las circunstancias cronológicamente.
Alzáis un pie, luego otro y otro, y así andáis. Nacéis bebés, crecéis, 
os desarrolláis, y al final termináis ancianos. Empieza el día en vuestro
horizonte y llega la noche, y así sucesivamente. Todo, todo, 
tiene un comienzo y un final. 
Ahora estáis al final, pues, de un ciclo, en este caso macrocósmico.
Un ciclo que está incluido en la edad de Hierro, pero casi al final. Diríamos
que en sus estertores. Y un final de ciclo, lógicamente, trae consecuencias
duras, difíciles, porque toda la naturaleza en sí ha dado el fruto que debía
dar, y  ahora está a la espera de un nuevo impulso. 
Y hasta tanto no se produzca ese nuevo amanecer, hasta tanto esta
Edad de Hierro no termine, definitivamente, y podamos empezar a
vislumbrar la nueva Edad de Oro, esa nueva primavera cósmica, todos
nosotros habremos de prepararnos debidamente para soportar los rigores de
este invierno cósmico.

No nos gusta alarmar a nadie, no es nuestro estilo, pero sí que
creemos que la Confederación cumple con su “obligación”, entre comillas,
manifestando algunas cuestiones, para que os sirvan de sugerencia, de
orientación. Mas no tenéis que seguir al pie de la letra lo que os estamos
diciendo, si acaso no lo experimentáis de alguna forma. 
Cuando hablo de experimentación me refiero a la autoexperimentación, 
ese conocimiento profundo que nos da la certeza de que lo que 
hemos vivenciado es real, o puede serlo. 
Efectivamente, estos tiempos están preparados para la hipnosis
colectiva, para que el ser humano no sufra en demasía, viendo la realidad
de su proceso degenerativo. Y por eso, el medio de alguna forma emplea
todas sus tácticas para adormecer al individuo, a las masas. Esto es
evidente que es así, y podéis daros cuenta por doquier. 
Y solamente despiertan aquellas partes de la masa que previamente
se han concienciado del gran momento histórico por el que están
atravesando. Y lo reconocen en su propio interior porque lo han
experimentado, y no porque nadie les haya dicho nada o para que crean en
algo determinado, sino porque lo han experimentado vivamente, en sueños,
en la extrapolación mental, etc.
Y estos seres que progresivamente se van sumando al carro de la
liberación mental, cada vez son más numerosos, y cada vez tienen más
fuerza y llevan en dicho ímpetu la sabia fórmula del amor. Y precisamente
han despertado porque son bondadosos, el amor impregna todos sus actos,
y sus acciones se desarrollan sin ningún tipo de interés, solamente y acaso
el del bien común. 

Estos seres que están despertando, y despiertan de hecho de un gran
sueño hipnótico, de cientos de años, a través de recurrencias y más
recurrencias en este mundo tridimensional, ahora han venido dispuestos a
ser conscientes de lo que está sucediendo, de lo que se está preparando. 
en su fuero interior, en su pensamiento interior, están alegres y contentos,
porque saben que estos tiempos ya marcan el final de tanto oscurantismo. 
Con su presencia podrán observar como se barre el odio, el rencor, la
envidia, la lucha fratricida, y a cambio se instaura la paz, la armonía, la
bondad, el amor entre todos. Y al mismo tiempo saben positivamente que
van a descubrir nuevos mundos de pensamiento, que les esperan y que
podrán disfrutarlos con armonía, y vigorosamente. 
Y saben también que, en el momento que despierten a ese nuevo
pensamiento, sus cuerpos dejarán de enfermarse, dejarán de envejecer, y ya
nunca morirán, porque la autorregeneración se producirá al instante. Y ello
debido a que sus mentes serán capaces de corregir desviaciones
cromosómicas y adeneísticas de alto nivel. 
Ya no será necesario recurrir a existencia tras existencia para ir
asumiendo experiencias y reconociéndose, porque se habrán reconocido a
fondo y se habrán dado cuenta de quiénes son, de dónde vienen y a dónde
van. Cuando esto se produzca, será el momento en que el rayo
sincronizador ya habrá actuado, instantes después de su presencia. 
Y cada uno sabrá exactamente hacia dónde dirigirse y, utilizando su
pensamiento puro y hermanado, guiará a esas otras gentes, menos
afortunadas, para indicarles el camino a seguir. 
Dichos seres, además, habiendo despertado profundamente de su
largo letargo irán despertando, poco a poco, mentes dormidas, y les harán
ver el gran proceso cósmico que se ha llevado a cabo, y les ayudarán a abrir
los ojos y a incorporarse a ese nuevo estado cósmico. 
Amigos, hermanos, todo esto lo estamos indicando porque ya es hora
de que empecéis a funcionar debidamente. Funcionar con el pensamiento
de amistad, de hermandad, de alegría, de paz, en completa armonía. Si así
lo hacemos, y todos nos incluimos en ello, lograremos un traspaso feliz,
tranquilo, dentro de la dificultad que pueda presentarse ante dicho cambio,
importante cambio en ciernes. 

Sabemos positivamente que tenéis dificultades. Nosotros no
podemos solucionar  vuestras dificultades, ni económicas, ni financieras, ni
de salud, ni de alimento. Pero vosotros sí que podéis ayudaros, entre todos.
Nosotros aquí podemos sugerir solamente, pero la ayuda debe partir 
de vosotros mismos, entre vosotros podéis ayudaros. 
Y, en primer lugar, la ayuda necesaria que se os presenta ante
vosotros es daros cuenta del estado en que vivís, de la oscuridad de los
sentidos que estáis soportando y que os priva de ver más allá. 
En segundo lugar, daros cuenta también que todo esto no es más que
un escenario para aprender, un teatro en el que interpretar y obtener
conclusiones. 
Todo ello nos permitirá a todos darnos cuenta de nuestra real
situación. Y cuando realmente nos demos cuenta del gran teatro de nuestra
vida, de este maravilloso teatro que nos enseña constantemente que lo
básico es el amor, la hermandad, el compañerismo y la entrega a los demás,
sin esperar nada a cambio, a partir de ese momento habremos puesto la
primera piedra para ese gran templo cósmico, que nos permita recibir la
llegada del rayo sincronizador, para que el mismo ilumine nuestras mentes.
Si no hacemos nada en absoluto, nada va a pasar, por supuesto, y lo
más probable es que la llegada del rayo sincronizador nos deje a todos los
que no hayamos pensado en ello, exactamente igual. Que para todos los
que no deseemos el cambio todo permanezca igual. 
Así, amigos hermanos, se presenta ante vosotros la posibilidad de
daros cuenta de ser conscientes del cambio. Creo que si ya estáis cansados
y queréis realmente y de una vez por todas terminar con esta función,
debéis despertar, y despertando os daréis cuenta que todo ha sido un sueño. 

Os mando mi bendición, amor, Shilcars.


domingo, 6 de abril de 2014

EL AUTOJUICIO

El dolor más grande que puede sufrir el ser humano, cuando entra, que tarde o temprano entra en plena consciencia, en un momento determinado de su vida o en momentos determinados de su vida, es el autojuicio.


Shilcars
         Queridos hermanos, amigos, muy buenas tardes, soy Shilcars del planeta Agguniom.  
         Un día más con vosotros intentando por todos los medios que vuestra vibración se mantenga en alto, vuestro optimismo y alegría continúen.
Es tan solo la ilusión de unos niños jugando en este mundo 3D, que hará posible que todo se resuelva favorablemente y nazca de dicha ilusión un proyecto de futuro. Un proyecto que nos sirva para replicar, en todas partes, allí donde haga falta, la misma emoción.
Sin duda alguna el medio procura que el entusiasmo, la alegría, el buen humor, desaparezcan. Al medio le interesa tener a las personas dominadas por el miedo, el miedo al futuro, al qué dirán, a la carestía, incluso a las guerras fratricidas.
         Este es un ejemplo de lo que el medio quiere: atemorizar, porque esta es su misión. Y lo es precisamente porque el propio medio se da cuenta que es imposible mantener unido un rebaño. Y no es imposible, sino que tal vez es difícil y complicado el hecho.

         Sin embargo hay soluciones para que todo el mundo pueda vivir en paz y armonía. Y estas soluciones no se encuentran en el mismo núcleo de esta sociedad atemorizada. 
           Por eso el medio, intentando hacer lo mejor posible, que la situación mejore, está buscando en el propio inventario de la misma sociedad, y esto es difícil de hallar, si bien en pequeños grupúsculos se encuentra tal relación.
         El medio, pues, no tiene culpa de que el rebaño cada día más esté alterado. Y precisamente lo está porque la masa gris amorfa en la que se creía estaba la sociedad no es realmente así. La sociedad no lo es gris y difusa, sino que es el resultado de todos y cada uno de vosotros, trabajando en pos de la libertad del pensamiento.
         Sin embargo, también, es muy paciente esa “masa gris amorfa”. Se deja dominar porque en el fondo es paciente y busca siempre el desarrollo evolutivo en paz y armonía.
Si fuese lo contrario, se establecería una gran tensión y esto no es lo que quiere esa “masa gris amorfa”, sino lo que quiere toda esa gran mayoría de seres humanos en busca de la libertad es, precisamente, hallarla en paz.
         La sociedad actual, sabiendo íntimamente lo que quiere y lo que busca y lo que necesita, únicamente precisa un enfoque racional, lógico y amoroso. Unas directrices o lineamientos que le permitan una mejor distribución de la riqueza y de lo que la vida, en general, ofrece.
         Así que tengamos en cuenta dicho factor, el medio no es culpable ni la masa lo es tampoco, lo único que ambos necesitan son los cauces adecuados para establecer el proceso de todos y cada uno de vosotros. Aunque también todos y cada uno de vosotros no podéis permanecer con los brazos cruzados, esperando que de arriba os llegue el maná, que los demás arreglen la situación, la corrijan o la mejoren.
Todos y cada uno de vosotros debéis mejorar la situación, sabiendo que todos y cada uno podéis aportar a esta sociedad vuestra lo necesario para que sus efectivos fluyan y la mejora general sea un hecho.
Y allá cada cual con su pensamiento de posesión o su deseo de mantener sus riquezas. Ahí no debe importaros el pensamiento, ningún pensamiento de este tipo. Cada uno sabrá lo que ha de hacer en su vida. Si bien el acumular riqueza, por el solo hecho de acumular, al final no repercute en nada, sino que trae consigo la propia miseria, y la miseria de los que le envuelven.
Lo importante es participar de esa riqueza y ya no solo material, sino espiritual, lo importante es mejorar el pensamiento de todos y cada uno de vosotros. Los mayores intentando agarrarse al tren de la evolución espiritual y los que están aún en su juventud, que puedan ver en vosotros el ejemplo a seguir para enderezar sus propias inquietudes y dirigirse con seguridad a un planteamiento global regenerador.
También los que estáis aquí tenéis responsabilidades, aunque lo más importante es que las mismas nadie os las va a exigir, nadie os pasará cuentas, aquí nadie juzga a nadie, porque si fuese así sería muy sencillo y uno se quedaría exculpado tan solo con el juicio de los demás y su conciencia quedaría tranquila pero no es así exactamente.
El dolor más grande que puede sufrir el ser humano, cuando entra, que tarde o temprano entra en plena consciencia, en un momento determinado de su vida o en momentos determinados de su vida, es el autojuicio.
Temed, y esta es la palabra, el autojuicio por no haber cumplido eficazmente vuestro compromiso al venir aquí. En un lugar determinado del tiempo y el espacio pasaréis cuentas, vosotros mismos, y si acaso no habéis solucionado, con voluntad, con armonía, con hermandad, con amor, las dificultades vuestras y las de los demás, pudiendo hacerlo, el dolor será inmenso.
Tenedlo presente, el autojuicio pues es un aspecto en el que habréis de reflexionar. Eso quiere decir que tarde o temprano tendréis que mirar cara a cara a vuestra réplica, y ella no se deja engañar porque nos comprende perfectamente, pero sabe aplicar la vara adecuada para enmendar lo hecho, pudiendo corregir desviaciones cuando ha sido el momento.
Por eso nuestro campo de visión ha de ser el perfeccionamiento del pensamiento, mirar profundamente en nuestro interior a través de la trascendencia y averiguar qué motivos han sido los que han procurado nuestra presencia aquí y ahora. El porqué estáis en una conversación interdimensional, con un ser humano de Agguniom, comprometido con vuestro progreso. Y preguntaros también qué hacéis vosotros al mismo tiempo, para vosotros mismos y también hacia los demás.
Cómo compartís vuestra vida, vuestras ilusiones, vuestros conocimientos. Y tened en cuenta, hermanos, que este mundo, la felicidad en este mundo, no está en la riqueza ni en la posesión ni en el poder ni en los privilegios. Está en lo más sencillo, allí encontraréis la felicidad, por lo que os invito a que seáis observadores, abráis bien los ojos y observéis cualquier nimio detalle, en la calle, al pasear, en el parque, en la playa, en la montaña, en una conversación entre amigos, en cualquier faceta de vuestra vida podéis encontrar la felicidad y para ello no se necesita nada más que estar atentos y observar, y veréis que la felicidad es lo más simple y está en lo más humilde de vuestro pensamiento.
Eso sí, libre de prejuicios, de deseos y únicamente mirando y observando la realidad. Porque en la realidad está vuestro pensamiento, aunque el mismo esté aún inundado de apegos y de miedo. Pero es posible que esto desaparezca con tan solo prestarle atención. 
Uniros entre todos, codo con codo, y veréis cómo lo que os indico va por buen camino, puede posicionaros en un determinado lugar en el que compartir en hermandad y celebrar la venida de las sociedades armónicas, para el progreso de vuestras familias y el de las generaciones futuras.
Porque este planeta va a sufrir cambios pero no a desaparecer. Este planeta es vuestro futuro hogar, el de las sociedades armónicas, donde poder vislumbrar perfectamente otras realidades simultáneas, pero para ello únicamente bastará que abráis bien los ojos, porque si así no lo hacéis no veréis nada, os sumiréis en un desconcierto, en una ceguera y en un rechinar de dientes. 
Amados, os mando mi bendición.
Amor, Shilcars.