sábado, 31 de diciembre de 2011


UN NUEVO DÍA SE ACERCA

“Lentamente florecerá el alba del sol en el ser humano. 
Un nuevo día se acerca. 
Debemos estar expectantes ante lo que va sucediendo. 
Y, aunque lo veamos confuso, 
aunque nos parezca que los signos 
no son lo favorables que sería de desear, 
pensemos que en todo cambio de estructuras 
es necesario partir de cero.” 
MELINUS 
oOo 

Queridos amigos, soy Melinus. 
Tenéis ante vosotros un gran reto: la Perfección. 
No obstante, tenéis también grandes dudas. Si bien todo cuanto se aprende tiene su 
grado de dificultad. Y, siendo normal el ansia por perfeccionarse, también es normal saber 
dosificar dichas inquietudes.  

Cierto que no es más sabio el que lee mucho sino el que asimila mejor. Y cierto 
también que sumándonos a las corrientes de pensamiento, conformamos un estado de 
evolución probablemente más eficaz que el pensamiento único. Pero, igualmente cierto 
que pecamos de soberbia muchas veces, y ello nos lleva a sobrevalorarnos demasiado. 
Por eso nos equivocamos tantas veces.  
Sin embargo, siempre podemos especializarnos en alguna cosa, por ejemplo, en 
mantener viva la llama de la espiritualidad. Para dicho cometido no se precisan estudios 
superiores, ni títulos, ni prebendas, ni autorizaciones administrativas. Para llevar a cabo el 
trabajo de superación espiritual sólo se precisan dos normas básicas: el conocimiento que 
adquiramos en base al amor y el trasladarlo a los demás con el mismo amor.  

Por supuesto que es necesario saber esperar pacientemente a que las cosas maduren 
y, en especial, florezcan. El camino es duro y más  cuando no se sabe exactamente qué 
atajo tomar.  
Los caminos parecen iguales cuando se empiezan a caminar, y unos serán más 
largos que otros. Aunque sin la reflexión oportuna, en ambos podemos andar por un 
circuito cerrado, que no espiral vibratoria, y no darnos cuenta de que el recorrido es 
recurrente.  
En nuestro caminar será preciso poner más intuición que inteligencia. Intuición que 
se alcanza en base a profundos estados de meditación y reposo. No un reposo físico, 
aunque algunas veces sea necesario, sino un reposo mental. Cuando todas nuestras células 
lo están, actúan como si de una única célula se tratara. Lo que vosotros denomináis estado 
Alfa.  
Entonces uno penetra en una nueva dimensión de los sentidos internos. Entonces 
uno abraza y paladea aquello que parece increíble que esté presente en nosotros, y que de 
hecho esté tan cerca.  

Por todo ello, no nos detengamos en el estudio de lo imposible. Hagámoslo en el 
estudio de lo transmutable. En la transmutación de las energías está el desarrollo espiritual 
y anímico del ser humano. 
Por consiguiente, no nos detengamos en la mejora de nuestros aspectos materiales. 
Estos se desmejoran aunque no queramos.  
Detengámonos en la mejora espiritual. Con amor y respeto. Normas básicas para 
establecer el debido equilibrio interno, y que este haga posible el traspaso hacia esa otra 
dimensión de la que el Hombre es acreedor.  
Lentamente florecerá el alba del sol en el ser humano. Un nuevo día se acerca. 
Debemos estar expectantes ante lo que va sucediendo. Y, aunque lo veamos confuso, 
aunque nos parezca que los signos no son lo favorables que sería de desear, pensemos que 
en todo cambio de estructuras es necesario partir de cero.  
Al igual que el Ave Fénix renace de sus cenizas, así debe hacerlo el propio 
Hombre. Renacer de sus propias cenizas, que para ello dispone de inteligencia, voluntad y 
libre albedrío.  

El Hombre no debe dudar de su propia capacidad de regeneración.  
El Hombre debe procurar reflexionar y establecer comunicación lo más sincera 
posible consigo mismo.  
El Hombre debe armarse de valor y desterrar para siempre el miedo que le atenaza. 
Si desaparece su miedo, cual fantasma que la mente cuida de proporcionarle siempre, el 
Hombre se elevará, y volará cual gaviota libre de ataduras.  
El Hombre, domesticado por el medio que le rodea, suele volverse un holgazán, y 
espera luego a que le llenen la copa y el plato.  
Sólo cuando el Hombre se da cuenta de que está inmerso en un profundo sueño de 
los sentidos, es cuando puede remontarse hacia lo más alto.  
La llama del triunfo florece en el pensamiento humano cuando uno se da cuenta en 
qué clase de vía muerta se halla. Es entonces cuando el Hombre empieza a despertar del 
profundo sueño de los sentidos y asume su verdadero papel: el de la búsqueda de la 
perfección y elevación hacia las estrellas.   
Con Amor. Melinus. 

jueves, 29 de diciembre de 2011


COMPARTIR SIN ESPERAR NADA A CAMBIO
  
"El saber es como una pirámide puesta al revés. 
Empieza en el cero y termina en lo interminable." 
"Melinus" 

Los caminos que conducen a la Verdad son infinitos. Y todos están a nuestro 
alcance. Y todos nosotros tenemos también energía para emprenderlos. Pero, con 
frecuencia, estamos demasiado atados al carro de la inconsciencia y esto nos mantiene en 
sumisión e indecisos. Puede también que temamos al qué dirán, presos en un monólogo 
interior: "No demos este paso. Todo el mundo nos contempla y si lo damos en falso nos 
mirarán de reojo y se reirán de nosotros, ¡qué vergüenza ser el motivo de jolgorio de los 
demás!"Y así, por ignorancia de nuestra real capacidad, y a veces por timidez, o por miedo 
al juicio de los otros, nos reprimimos. O nos damos a la desdicha o a la resignación. 

Es preciso no reprimir ni demorar el anhelo de profundizar en el conocimiento de 
la razón de nuestra existencia. Para ello hay que romper primero la barrera de prejuicios en 
la que estamos encarcelados. Soltemos de una vez amarras. El proyecto es audaz pero vale 
la pena convertirlo en realidad para experimentar una auténtica dicha. Aquella que ni 
reunidos los mejores científicos y filósofos del mundo sabrían definir. Porque es cosa tan 
íntima, tan sutil, que sólo en la profundidad del Ser puede medirse con exactitud.  

Somos verdaderas marionetas movidos por hilos invisibles. Sin embargo, hay un 
elemento común que marca los movimientos de nuestra mente a su antojo. Dicho elemento 
es el miedo. Superémoslo sin prisa pero sin pausa.  La mente se resiste siempre ante 
cualquier cambio. Es lógico, está programada para ello. Se limita a cumplir el programa 
establecido. La mente no tiene la culpa de nuestro  miedo a andar. Nos alerta porque 
desconoce el terreno. Nos advierte para que andemos con cuidado.  
Lo que la mente no comprende lo rechaza por sistema. ¿Qué le vamos a 
explicar a nuestra racionalidad, acerca del proceso mental por el que intuimos que existe 
algo más allá del mundo de nuestros sentidos? Es natural que la mente se resista a 
admitirlo hasta contar con pruebas irrefutables. Pero estas sólo se consiguen 
experimentando en otro plano. Digámoslo mejor, en otras dimensiones que están presentes 
aquí, entre nosotros, aunque no las podamos apreciar físicamente. No es de 
recibo aquello de "si no lo veo, no lo creo", pues como el pez que se muerde la cola, y por

mucho que se esfuerce, si no la suelta no avanza. Una buena utilización de la mente 
consiste en ponerla al servicio de la intuición, esa especie de estado de adivinación o 
clarividencia que actúa en lo más profundo de nosotros, y a la que se puede llegar por 
el camino de la meditación y reflexión serenas. Aunque no solo de meditar vive el hombre.  
También vivir es hacer camino dando la mano a alguien que nos necesita, y sin 
esperar nada a cambio. Compartiendo nuestro pensamiento con los demás permitimos el 
necesario y oportuno vaciado mental y, simultáneamente, con dicho acto despertamos 
conciencia poco a poco. Con Amor. Melinus 


http://tseyor.com/

viernes, 23 de diciembre de 2011

 "LA LLAVE DEL TRIUNFO"

"La llave del triunfo está en vuestra mente. 
Sois vosotros los que habréis de hallarla. 
Con ella se abrirá todo un universo de conocimiento 
y vuestra mente florecerá cual rosa de verano."
"Melinus"


El objeto de estos contactos telepáticos con vosotros es para mostraros cómo se anda 
el camino del perfeccionamiento del pensamiento. No para caminar por vosotros, 
pero sí explicaros cómo se hace y el por qué habrá de hacerse. 



La llave del triunfo está en vuestra mente. Sois vosotros los que habréis de hallarla.
Con ella se abrirá todo un universo de conocimiento y vuestra mente florecerá
cual rosa de verano.

Con la sonrisa a flor de labios y el espíritu tranquilo y sosegado, se abrirán las puertas
de la comprensión, y todo esto os llevará a ser libres. 

Porque la libertad es un hito que se gana a pulso. No es tan libre el que tiene libertad,
como el que no la necesita para sentirse libre, pues la verdadera libertad empieza
cuando uno se siente libre en su interior mental. 
Deciros, además, que son muchos miles los que se comunican con nosotros,
de ésta u otra manera, y lo que intentamos es acercar posiciones y puntos de vista
y vayáis aprendiendo a pensar sobre el particular. 

Ahora bien, ello no quiere decir que nosotros demos literalmente la enseñanza.
No enseñamos así propiamente. Lo único que os mostramos es la manera
con la que poder evolucionar a través del propio estudio y autorreflexión.
Así, brindamos la oportunidad de que cada uno se vea por sí mismo,
de que cada uno sea su propio maestro y alumno, llegando a conocer su propio nivel,
de que se autoobserve. 

Nosotros, en este caso, sólo sugerimos y, si podemos, os ayudamos un poco,
pero siempre y cuando veamos vuestra buena voluntad y empeño.
Aunque una pequeña ayuda no significa que os dejemos copiar la lección. 
Todos estamos en párvulos, unos más avanzados y otros no tanto, 
pero en definitiva todos somos aprendices.

Nada más por el momento. Con amor. Melinus. 


http://tseyor.com/

sábado, 17 de diciembre de 2011

 NUESTRA FORMA DE PENSAR DEBERÁ CAMBIAR.


¿cómo cambiar a través de unos modelos que desconocemos? 

Queridos amigos, muy buenas noches, soy Shilcars.
Sabemos todos ya, unos directamente, otros indirectamente, que
los tiempos que corren son difíciles y lo serán más en la medida en que
nuestro cosmos común inicie esa entrada masiva de energías 
poderosísimas que van a transformar las estructura planetaria y las 
estructuras adeneísticas y cromosómicas del ser humano, de sus 
animales y de sus plantas en este planeta concretamente. Este es un 
hecho del que no podemos soslayar en absoluto ninguna particularidad.

En realidad el cambio va a ser global, va a ser total. Se necesita un
cambio para favorecer la entrada de nuevos arquetipos que 
proporcionen a este nivel tridimensional una mejora de sus expectativas, 
y acordes con el plan evolutivo que se pretende, que está sabiamente 
diseñado por seres que están muy por encima de nosotros, y de cuyo 
cuidado dependemos.

Sí, es cierto, nos tutelan, nos ayudan, nos hacen progresar, y esto
es un hecho que ha prevalecido a lo largo de milenios, a lo largo de toda
la eternidad de la humanidad cósmica.
El ser humano es un ser cósmico, es un ser divino, porque tiene en
su haber la conformación cromosómica adecuada como para hacerle
responsable, ya que su pensamiento se dobla, en el sentido de que
piensa que piensa, y esta es una facultad que solamente tenemos los
seres humanos.

En este aspecto se precisa también en estos momentos un cambio
radical. Se han agotado los circuitos por los cuales la humanidad 
presente circulaba más o menos en función de unos esquemas. Y estos
esquemas han vencido, están caducados. Las formas de pensar, de
creer, de organización, de supervivencia. En fin, ha pasado una época
evolutiva y va a entrar otra nueva. Pero con un rendimiento mayor en su
nivel vibratorio.
Vibración ¿qué significa en este caso? Significa que el ser humano
será mucho más consciente de lo que le rodea, de dónde viene, a dónde 
va, y eso le dará también mayor responsabilidad. Y claro está, el
cosmos no va a regalar nada, ni de prestado siquiera, porque lo que va
a conseguir el ser humano de esta generación lo va a conseguir a través 
de su propio esfuerzo, y sobre todo de su amor y hermanamiento
con todo lo que le rodea.
El amor que lo circunscribimos a un nivel muy superior y que es
muy difícil describirlo en palabras. Pero si alguno de vosotros ha 
conocido ya esos niveles de conciencia superiores, si en alguna ocasión 
ha podido experimentar en su propio interior ese hermanamiento 
cósmico, se dará cuenta de la magnitud de la palabra amor.

Cuando se experimentan esos niveles de conocimiento, ese sentirse uno 
de todo el universo, y que todo el universo es uno, en ese momento el 
ser humano puede empezar a comprender lo que es la palabra amor. 
Y eso significa una claridad mental sin límites, claro está
supeditada a su nivel vibratorio.

Entonces hagamos un esfuerzo, dejemos de dar vuelta sobre la
misma noria, sobre los mismos antecedentes, los que actualmente 
disponemos están caducos. Nuestra forma de pensar deberá cambiar. 
Y ¿cómo cambiar a través de unos modelos que desconocemos? 
Sencillamente fluyendo, dejando fluir nuestro pensamiento. 
No sumergiéndonos en la intelectualidad y el razonamiento determinista.

Mirad, amigos míos, que es fácil elevarse a un pensamiento común en 
el macro universo, mirad que es sencillo establecer un paralelismo con 
el pensamiento trascendental. Pero olvidémonos ya de viejas
estructuras mentales, como procedimientos de un pensamiento 
determinista. La verdad, la realidad, no la vamos a hallar aquí, porque 
aquí, siendo un mundo de efecto solamente vamos a encontrar el eco 
repetitivo de nuestros pensamientos intrascendentes.
Así que, amigos, es muy sencillo lo que estoy diciendo, no se precisa 
de un gran intelecto, ni de mayores fórmulas matemáticas como para 
entender que el mundo de la creación, de la creatividad, de la 
imaginación, de la intuición está en nosotros. Solamente debemos 
darnos cuenta de ello y traspasar ese umbral.

En verdad puedo decir que existe un mundo sin formas, más allá
de nuestro pensamiento intrascendente, y debemos pedir a nosotros
mismos que nuestra mente nos sirva de apoyo para focalizar nuestra
atención intuitiva en esos mundos. Allí encontraremos la verdad, la 
realidad. Y cada uno encontrará su verdad y su realidad, y podrá 
trasladarla a su nivel mental tridimensional, y analizarla e intentar 
comprenderla para comenzar a caminar por ese mundo y por ese 
camino creativo.

Amigos, es fácil, solamente es cuestión de prestar atención, despertar 
de este sueño de los sentidos que nos abocan a un mar de confusión. 
Despejemos nuestra mente, activemos nuestros pensamientos
creativos, imaginemos, porque la imaginación creativa nos va a llevar 
alrededor de ese mundo holográfico en el que todas las cuestiones 
van a ser contestadas.
Y en ese momento, cuando nuestra mente esté preparada, esas
energías que como he dicho están llegando de forma muy poderosa, 
alterando todos los patrones holográficos empezará a funcionar a 
través del mecanismo mental de nuestros cromosomas y de nuestro 
sistema adeneístico transformándolo, y eso no tiene parangón con 
ningún conocimiento adquirido.
Se trata pues de realizar ese cambio íntimamente, profundamente,
en nuestro interior. Pero no esperemos que del exterior vengan esos
cambios, porque entonces eso sería una burda interferencia por parte
de quien así lo hiciere.
Os mando mi bendición, amor Shilcars.

lunes, 12 de diciembre de 2011


ESTAMOS EN UNOS MOMENTOS CÓSMICOS MUY INTERESANTES

Amigos, hermanos, muy buenas noches. Soy Shilcars.
Estamos en unos momentos cósmicos muy interesantes.
Hemos hablado en anteriores ocasiones de las energías que, 
procedentes del cosmos holográfico, se están interpenetrando 
en todas las regiones psicológicas, especialmente en las de los 
seres humanos. Y ello conlleva una relación causa y efecto que 
indudablemente va a proporcionar a todos un mayor desenvolvimiento 
en ciertos niveles de conciencia.

Esta conciencia que está despertando a pasos agigantados y que
poco a poco va perfilándose como un prisma en el que se van a dar cita
una serie de circunstancias que proporcionarán una mayor clarificación
de todos los enunciados.
Enunciados que llevamos años promocionando y alentando para
llegar a su comprensión más o menos factible y positiva. Enunciados
que a veces han sufrido ciertos retrasos de comprensión debido 
mayormente a una situación digamos difícil a través de un comportamiento
humano poco adecuado en aras a un perfeccionamiento espiritual.
El hombre, como es natural, se diversifica y aplica todos sus conocimientos 
y capacidades en favor de todo aquello que puede proporcionarle un mayor 
sostenimiento de su vida, de su familia, de su colectividad. Y a veces olvida 
que también interesa progresar en otros aspectos no tan tangibles pero sí 
muy importantes porque específicamente, la relación que nos lleva a este 
mundo tridimensional es una especie de laboratorio de pruebas en el que 
conjugar todos los conocimientos que hemos aprehendido en otras 
dimensiones, en otros momentos evolutivos y que aquí en esta tercera 
dimensión debemos aplicarlos, ponerlos en práctica, y aprender de ellos.

Es sabido ya, que el conocimiento exhaustivo de las ciencias en este plano 
físico tridimensional se está agotando. Se está agotando precisamente 
porque las respuestas que se reciben no son ya las adecuadas y, por eso, 
hemos participado a todos vosotros en diversas ocasiones que el 
conocimiento debéis irlo a buscar a otros niveles de conciencia fuera de 
estas coordenadas tiempo - espacio, causa - efecto.
Así es que debemos prepararnos para dar este salto evolutivo que,
en definitiva, significa un mayor empuje a nivel conciencia y por lo tanto
este proceso deberá validarse en otros niveles adimensionales. 
Allí encontraremos explicación a muchas incógnitas. Allí resolvemos cuestiones 
que aquí son de difícil solución. Allí obtendremos información, porque iremos a 
beber a la fuente y de dicha fuente obtendremos unos resultados que, 
lógicamente, aplicaremos aquí en esta tercera dimensión,
a través de nuestro raciocinio y coherencia.

Es muy posible que hablemos también durante la sesión de hoy
del equilibrio y la armonía. Que no por haber hablado infinidad de veces,
no es nunca demasiado establecer dichas pautas de conducta a través
de nosotros mismos.
El equilibrio y la armonía nos van a facilitar enormemente este acceso a la cuarta 
dimensión en la que, de alguna forma, como he dicho,
aprenderemos a reconocernos a nosotros mismos.
Es allí, pues, donde, a partir de ahora, deberíamos poner nuestros
puntos de vista y dirigirnos hacia este espacio adimensional porque, de
alguna forma, éste nos va a brindar, como he dicho, las debidas respuestas a 
nuestros interrogantes.

A partir de ahí podríamos hablar y delimitar unas determinadas
funciones o actitudes. A partir de este punto adimensional, podemos entender, 
todo lo que significa el apartado de la teletransportación, de cómo nos movemos 
en el espacio adimensional, cómo aparecemos y desaparecemos ante vuestra 
vista en fracción de segundos, y también de alguna forma, os participamos del 
conocimiento universal. Eso sí, de alguna forma, digamos de una forma no abierta 
por temor a no interferir, y sí mostraros algunos detalles que únicamente van a 
favorecer las debidas referencias de actitud.
Amor.  Shilcars

jueves, 1 de diciembre de 2011



MANTENER EL CUERPO EN SALUD

Amigos, colegas, buenas tardes noches, soy vuestro hermano Melcor. 
Estaremos de acuerdo todos, hablando de autoobservación. Lo hemos hecho desde el
primer día, desde la primera época. ¡Es tan importante la autoobservación en todos 
nuestros actos! Incluso en el momento de respirar. A cada instante, nuestra 
consciencia tendría que estar presente en nuestro deambular, constantemente, 
en todo momento. 

Podemos hablar de autoobservación utilizando este vocablo, también podemos decir:
conscienciación, estado de alerta, real presencia... En fin, podemos utilizar cualquier
vocablo que nos sirva en un momento preciso o adecuado. 
Hoy únicamente quería deciros, amigos, hermanos, que es muy importante la salud,
mantener el cuerpo en salud, a través de una buena alimentación, de una buena 
respiración, de unos buenos hábitos y, sobre todo, de unos buenos pensamientos. 
El cerebro humano, el cerebro del atlante, vuestro cerebro, como es lógico también, 
se rige por un compendio de neuronas. Hasta ahora habíais creído que las neuronas 
llegaba un momento en que dejaban de reproducirse, de generarse, y que a partir de 
ahí llegaba la vejez. Y esto no es cierto. 
-Durante mucho tiempo la medicina ha sostenido la
creencia de que el tejido neuronal no se regenera.
Investigaciones recientes han podido comprobar la
regeneración neuronal en algunos casos de
enfermedades, con lo cual ese dogma científico
tradicional se ha puesto en entredicho.-
Nuestro organismo nunca va a dejar de generar neuronas para nutrir adecuadamente las
funciones de nuestro cerebro y, por lo tanto, para que pueda mantener en debida forma
nuestro organismo y mente, junto a un ordenado pensamiento equilibrado y objetivo.
Aunque el medio ya procura que esto no suceda. 
El medio, constantemente, nos está enviando inputs acerca de lo fácil que es vivir sin 
hacer nada, sin pensar, sin preocuparse de nada. 

Por eso, a una determinada edad, el medio procura que nos olvidemos de nuestra 
actividad habitual, que ya nos merecemos un descanso, una tranquilidad. ¡Qué rico está 
el sofá, la televisión…, el no hacer nada en definitiva! Y ahí el medio se vale para 
inculcarnos esta idea humana. 
Así que, por eso, en la Confederación nos esforzamos constantemente en mandaros la
información. Una información en primer lugar codificada, decodificada mejor dicho, con
una vibración determinada, y que forma diferentes capas que poco a poco van
sedimentando en vuestro cerebro. Y lo van acomodando y preparando para recibir 
nuevas y más altas vibraciones. 

Por eso nos esforzamos constantemente en recordaros la plena conscienciación de 
vuestros estados psicológicos y mentales, que nos os descuidéis en ningún momento. 
Tanto si estáis sembrando, como si estáis trabajando en una oficina, como si meditáis… 
No dejéis nunca de pensar porque este es un ejercicio mental muy importante. Por eso
mismo nuestros comunicados, llevando intrínsecamente una decodificación, os permiten ir
activando neuronas de vuestro cerebro. 
Por eso también sugerimos que no mezcléis comunicados, porque entonces estaréis
mezclando diferentes vibraciones. Me refiero a comunicados externos, fuera de la 
dinámica de Tseyor. Y no es por ninguna otra cosa. 
No es porque queramos tener unos fieles y asiduos simpatizantes, sino que lo hacemos
precisamente para que la vibración codificada, y que en el fondo vais a decodificar en
vuestro subconsciente, lo sea llegada a vuestra mente de forma equilibrada y objetiva. 
Y por eso se nos pide que preparemos síntesis, resúmenes, que leamos comunicados, que
los contrastemos, porque eso, en definitiva, los comunicados de Tseyor, a la par que nos
sirven para estimular vibracionalmente nuestras neuronas, para que ellas mismas se
regeneren y al mismo tiempo se incrementen, nos sirvan también, a todos nosotros, 
para ir refrescando determinados procesos psicológicos y mentales. 
Nada más, amigos, buenas tardes noches, perdonad mi intromisión. Amor, Melcor.   


viernes, 18 de noviembre de 2011

ABRIENDO PUERTAS

EL CAMBIO CÓSMICO Y PLANETARIO DEBE CONFORMARSE SOBRE LA BASE DE 
LA ASIMILACIÓN PROFUNDA, INTERNA, PSICOLÓGICA Y MENTAL DEL INDIVIDUO, 
Y NO TANTO DE UN ACOPIO DE INFORMACIÓN, 
POR MUY DE BUENA FUENTE DE QUE SE TRATE.  
-Shilcars-


       

Shilcars: Por nuestra parte, no sería válido interferir o injertar conocimiento, 
cual si se tratase de un proceso informático, porque no se trata de recopilar 
información, que ésta se cree es ya suficiente, sino que debe asimilarse 
el propio concepto o idea. 

El cambio cósmico y planetario debe conformarse sobre la base de la 
asimilación profunda, interna, psicológica y mental del individuo, y no tanto de 
un acopio de información, por muy de buena fuente de que se trate.  
Esto quiere decir, que deberán modificarse ciertos  esquemas mentales, 
siendo únicamente posible a través del sistema cromosómico y adeneístico, 
porque es evidente que el cambio psicológico o de mentalidad en estos últimos 
dos o tres mil años, ha sido de una muy baja efectividad con respecto al 
conocimiento adquirido a través de la memoria, por cuanto ahí no se traspasa el 
umbral de lo intuitivo, por permanecer sólo en una base superficial psicológica 
cuál es el intelecto. 

Por otro lado, no siempre vamos a poder llegar a todos los confines, en el 
sentido de que todo el mundo pueda estar al corriente de esa gran manifestación 
cósmica que se reflejará invariablemente en vuestro planeta, y en vuestra 
sociedad. 
Aunque también es preciso señalar, que bastará conque la semilla del 
sentimiento intuitivo penetre en ciertas capas sociales, porque esto va a significar 
que las nuevas generaciones nacerán con un componente común máximo, en 
cuanto a desarrollo genético estructurado bajo unos patrones adeneísticos 
interdimensionales, y a la vez, va a propagarse en todas las esferas sociales en 
las que esta digamos contaminación adeneística se propague.  
Todos conocemos el funcionamiento de un virus cualquiera. Empieza muy 
lentamente y se va diversificando, y llega a contagiar a todo un gran organismo, 
y esto mismo va a suceder en vuestra sociedad. Vuestra sociedad se va a ir 
contaminando, afortunadamente, de un virus provechoso y eficiente, y las 
psicologías se van a ver enriquecidas a través de ese contagio multidimensional. 
Lo que va a procurar por  simpatía ecográfica -que  significa un contagio 
interdimensional etérico y pluscuamperfecto- llenar vacíos ahora inexistentes de 
razonamiento superior. Pero indudablemente son vasijas psicológicas que de
alguna forma ya están preparadas para recibir el líquido vivificador.  
Por eso ahora es el momento de empezar a cuestionarse determinados 
esquemas. Por ejemplo, cada uno de vosotros podría  pensar en cómo debe 
propiciarse a sí mismo el cambio en ciernes. Cada uno de vosotros es en potencia 
un ser expansivo multiforme y multidimensional.  

No olvidemos que en sueños, que es otro tipo de dimensión vital en la que 
no existe espacio-tiempo, se interpenetran los conocimientos adquiridos, se 
mantienen informaciones a un alto nivel, se conjugan formas de pensamiento 
diferentes, y se traducen en conocimiento objetivo todas aquellas cuestiones o 
problemas que aquí en este plano tridimensional o físico resultan muy difíciles 
de asimilar. 
Estamos hablando de conocimiento multiverso, de conocimiento que se 
traslada a otras esferas de pensamiento, y como es  lógico, estas esferas son 
multidimensionales, y su penetración cromosómica aunque no lo parezca es 
efectiva, positiva y objetiva. 
En este plano físico tridimensional, podemos ir madurando la cuestión, 
podemos reflexionar, pero por encima de todo debemos pedirnos a nosotros 
mismos que nos asista en gran parte el conocimiento interestelar. 
Una frase bíblica es la de pedid y se os dará. En este caso, pidamos a 
nosotros mismos el conocimiento necesario como para alumbrarnos en este 
tránsito tan importante, y a la vez trascendental. Porque sin ese alumbramiento, 
sin esa capacidad organizativa de nuestra mente, sin el apoyo y concurso de 
esferas superiores de conocimiento, nuestro Ser se  va a ver imposibilitado de 
permanecer en un estado evolutivo completo. 

Por eso es conveniente que en este plano físico podamos añadirle el 
componente de la vocación, del entusiasmo, de la ilusión. Que podamos 
recapacitar sobre lo fútil que es el aspecto tridimensional sobre la base de una 
relación únicamente material o de supervivencia. En un aspecto íntimo y 
personal lo que más nos debería importar es la trascendencia de nuestro 
pensamiento. 
Si no somos capaces de extrapolar nuestro pensamiento hacia esferas 
superiores de conocimiento, y de renunciar a nuestros privilegios, a nuestras 
prebendas, a nuestros apegos, no seremos capaces de afrontar el nuevo 
quinquenio.  
He fijado una fecha únicamente aproximada, porque el cambio no es 
exacto, matemático, sino que fluctúa en función de la energía propiciada por la 
propia masa crítica. Se trata de un aspecto creativo, y por ello de difícil 
valoración.   

Sin embargo, sí es posible dirigir nuestras miradas hacia un proceso de 
cambio en el que invariablemente va a  producirse una gran transformación, y 
ello traerá consigo una mejora o rendimiento espiritual sin límites. 
Estamos acostumbrados a los límites de velocidad, de resistencia, de 
disponibilidad, y ahora estamos hablando de espacios y de posibilidades sin 
límites. 
Estamos hablando de espacios adimensionales en los  que el ser humano 
deberá repercutir su pensamiento. Espacios adimensionales en los que el 
pensamiento podrá figurar en esferas superiores en  el transcurrir de cientos o 
miles de años, y en los que la realidad se hará patente en todo momento, para 
volver y regresar en pocos minutos, para entendernos, en su situación actual. 
esto, ¿qué significa realmente?  
Estamos hablando de planteamientos que pueden parecer obra mágica 
ilusoria por su no-corresponsabilidad con un entramado 
casuístico tridimensional actual.  
Estamos hablando de unos cambios mentales 
muy por encima de los actuales.  
Estamos hablando de la correspondencia directa 
con  dimensiones superiores.  
Estamos hablando de espacios sin tiempo con lo que  es posible 
aproximarse al futuro o retroceder al pasado, y modificar estructuras, 
planteamientos, pensamientos, objetivos y realidades. 
Estamos hablando de un pensamiento muy por encima de lo que vuestros 
pensadores, filósofos, científicos, puedan jamás imaginar, porque no es uso 
exclusivo de una mente privilegiada o tecnológica. 
Estamos hablando de un proceso de conocimiento en el que deben abrirse 
las puertas, hasta ahora cerradas a cal y canto, de una mente intelectual próspera 
en objetivos materiales, pero realmente pobre en realidades espirituales. 
con Amor, Shilcars.
  
 http://tseyor.com/






jueves, 17 de noviembre de 2011


 ESTÁIS DORMIDOS EL 90 % 
DE VUESTRA VIDA
La libertad se la gana cada uno en función 
del grado del despertar de su consciencia. 
Sí, podréis decirme que apenas dormís cinco o seis horas diarias 
y el resto del tiempo estáis en vigilia. Mas eso es un error, eso no es cierto.
Estáis dormidos el 90% de vuestra vida, y el 10 % restante 
alternativamente estáis despiertos y dormidos. 
 -Shilcars-

Queridos amigos, hermanos, atlantes todos, de nuevo Shilcars del
planeta Agguniom con vosotros, buenas tardes noches.
Todo parece que está cambiando, tornasolándose hacia un
componente, no trágico pero sí con visos de incertidumbre. Más todo esto
es una ilusión, no debe alterarnos en absoluto, todo va a ir fluyendo. Y por
encima de todo está la voluntad de cambio, de todos y cada uno de
nosotros. 
Esto hará posible que esos grandes nubarrones sean más o menos
eso, negros nubarrones que tarde o temprano pasarán, y darán lugar a una
nueva primavera, mucho más abierta, franca, en la que el ser humano
atlante de esta generación pueda cultivar la amistad, pueda evolucionar,
como es lógico y natural, en ese cosmos holográfico cuántico, y
reconocerse a su vez como acreedor al gran conocimiento universal. 

Así pues, reconociendo que los tiempos no acompañan demasiado
para llegar a esa reunificación, o al menos esto nos quieren dar a entender,
que los tiempos no acompañan demasiado, sí es verdad que prestándoles
atención, y haciendo un examen de consciencia, un análisis de nuestras
inquietudes y del porqué están sucediendo determinados acontecimientos,
que incluso logran desestabilizarnos, viendo todo eso, en el fondo
podríamos darnos perfectamente cuenta, que solamente se trata de una gran
oportunidad que el cosmos nos presenta en bandeja para que podamos
elegir. 


Cierto que las dificultades a veces son muchas, que los problemas
pueden llegar a torturarnos psicológicamente, y más cuando pensamos en
un futuro incierto, porque estamos en un presente que lo es también,
incierto. Y dicha incertidumbre la planteamos en el futuro y, si la
planteamos en el futuro con este presente, lógico es que nos atemorice. 
Lo cierto es también que debemos plantearnos un nuevo
pensamiento. Saber que estamos asistidos por nuestra propia réplica que
nos ha traído aquí, en este momento, para trabajar. 
Y lo haremos de forma positiva y evolucionista, si nos planteamos
realmente lo que queremos hacer, y cómo queremos vivir estos tiempos.
Nadie, desde luego, quiere vivirlos apesadumbrado, pero la realidad es que
cuando cada día despertamos, y nos ponemos en marcha, cada vez estamos
más apesadumbrados. 
La depresión aflora por doquier, la sensación de impotencia, de
incapacidad en la unidad con nosotros mismos, se presenta constantemente.
Y cuando en nosotros está esa gran losa que nos plantea tanta pesadumbre,
lo enfocamos como algo personal y, al mismo tiempo, lo reflejamos en los
espejos tridimensionales. Y los demás se contagian y, cual virus, se propaga
a nuestro alrededor. 

 También habremos de reconocer que somos muy cómodos, y
queremos cambiar y llevar una vida más pasajera, más confortable. Y
miramos a nuestro alrededor buscando aquellos hermanos que puedan
sacarnos de las tinieblas del oscurantismo, del ostracismo, de la miseria
incluso. 
Y así, buscando y hurgando a nuestro alrededor, nos olvidamos
plenamente que la solución a nuestro desaliento, dificultades y problemas,
está en nosotros mismos. 
Cuando comprendemos todo esto, podemos tratar de cambiar nuestra
forma de vivir y actuar, y si realmente nos transformamos, servimos a los
demás de ejemplo. Y los demás copian y copian positivamente. Y esto se
propaga, cual virus también, pero positivamente. 
Así que interesa que nuestro estado de ánimo esté siempre arriba,
abierto, alegre, confiado, nunca apesadumbrado. Y no esperemos fuera 
lo que en origen habremos de encontrar en nuestro interior psicológico, 
en nuestro pensamiento.

Aquí en Tseyor, en este pequeño grupo, se dan claves y mucha
información. Muchos de nosotros apenas leemos los enunciados, 
los comunicados. Esperamos que los demás nos los lean. 
Esperamos que los demás, como si de una pantalla de televisión se
tratare, nos expliquen lo que está pasando y lo que hemos de hacer. 
Sí, amigos, hermanos, nos hemos vuelto cómodos. 
El medio ha sido muy perspicaz y nos ha ofrecido en bandeja la
comodidad. Nos ha hecho ver o creer que estábamos en unos tiempos en
los que con la tecnología lo tendríamos todo resuelto, con la sociedad de
consumo, todo arreglado y a vivir felices siguiendo el consejo del
organizador de turno. Y así nos ha ido, y así nos va. 
Realmente, la sociedad en general necesita coger las riendas de su
propio destino. No dejar que ningún otro las lleve por nosotros. Para eso
habremos de desprendernos, desapegarnos, de la comodidad por aquello de:
“que piensen los otros por mí, que yo ya tengo qué hacer”. 
Y así nos va, ciertamente. 


Ahora es el momento de empezar a pensar en un nuevo
procedimiento, a pensar que la libertad no se regala. La libertad se la gana
cada uno en función del grado del despertar de su consciencia. 
Sí, podréis decirme que apenas dormís cinco o seis horas diarias y el
resto del tiempo estáis en vigilia. Mas eso es un error, eso no es cierto.
Estáis dormidos el 90% de vuestra vida, y el 10 % restante 
alternativamente estáis despiertos y dormidos. 
Ya veis que con ese porcentaje poco podremos ayudar y coadyuvar a
encontrar por nosotros mismos la llave que nos sirva para el despertar de la
consciencia. 
Sin embargo, aquí en Tseyor, dado los tiempos que corren, la prisa
que los mismos imprimen, a todos y a cada uno de nosotros ya no se nos
permite perder demasiado el tiempo. Pero también habréis de comprender
que hemos de respetar vuestra libertad, que hemos de respetar vuestro libre
albedrío, y según qué cosas las habremos de obviar, o decirlas muy
veladamente. 

Aquí en esta sala, en esta sala abierta, no podemos según qué
mensajes divulgarlos, por respeto, para no alterar vuestro proceso. Aquí
entráis libremente y nosotros no queremos interferir más de la cuenta. 
Por eso, obviamos mensajes y textos que de alguna forma podrían
ayudaros enormemente en ese despertar de la consciencia que estamos
pregonando, pero no haríamos un buen trabajo. 
Por eso pedimos que asistáis, voluntariamente, al proceso de
conocimiento que brinda Tseyor, y que de alguna forma lo aceptéis y

reconozcáis. Estamos hablando de formar parte de esa maravillosa Tríada,
que es copia exacta de las Tríadas que también existen en otros mundos de
este cosmos holográfico cuántico. 
Así, de esta forma, nosotros podríamos y de hecho podemos, hablar
mucho más ampliamente, con más confianza. Porque al mismo tiempo
habríais comprendido que la pertenencia en la Tríada, aparte de ser
voluntaria, es estar dispuestos a oír. 
Amigos, hermanos, los tiempos están cambiando muy rápidamente.
Todos lo sabéis, lo podéis ver a vuestro alrededor. Y repito e insisto, nadie
va a cambiar las cosas, porque las cosas son así, han de funcionar así. Lo
único que podemos cambiar es la forma de verlas, lo único que podemos
hacer es darnos cuenta de cuántos son los apegos que nos mantienen atados
a ese carro de la ignorancia. 
Os brindamos la oportunidad del despertar, pero no lo haremos por
vosotros, sino que habrá de ser por propia voluntad vuestra. Y si así lo
hacéis, contad de antemano con nuestro apoyo.

Amigos, hermanos, os mando un fuerte abrazo energético y os animo
a participar en comunidad, en hermandad. ¿Qué más os podemos decir?
Amor, Shilcars.