sábado, 7 de mayo de 2016

LA FINALIDAD DE NUESTRO ESPÍRITU: LIBERACIÓN, PERFECCIÓN

Amigos míos, buenas noches. Soy Sili-Nur.

Manifestaos con toda la humildad de la que seáis capaces hacia los
demás y, donde no llegue vuestra capacidad de razonamiento, llegará
vuestra capacidad de amar.

También deciros que se están produciendo alteraciones muy
importantes a nivel planetario, sutiles interferencias. Interferencias que van
a llegar a extremos muy delicados, y que cada quien deberá valorar y
experimentar según sea su capacidad de saber y entender en cada
momento.

La verdad es que no va a ser fácil llegar a comprender ese estado de
cosas, porque las variables que se introducen en ese juego psicológico son
muy diversas, y también, porque la capacidad de entendimiento es muy
limitada a vuestro nivel. Por lo tanto, debéis actuar con prudencia y ser más
espectadores que actores en la comedia o drama que se está
representando, como es lógico, en vuestras vidas.

Sed espectadores de excepción de ese momento histórico que estáis
atravesando porque sin duda os va a traer una gran experiencia. Y un gran
conocimiento. Y, si sois espectadores, tal vez las circunstancias no minen
vuestra voluntad, no alteren vuestro normal proceso vivencial, y todo llegue
a ser un cúmulo de valiosas experiencias que os pueden llevar un poco más
adelante, un poco más arriba, en esa escalera simbólica de la evolución.

Sin lugar a dudas, esos cambios, bruscos cambios que el planeta está
registrando, mayúsculos lo serán en la medida en que vayamos avanzando
en el quinquenio. En ese próximo quinquenio del año 2001.

Entenderéis fácilmente que la capacidad de resolver vuestros
problemas lo será en base a la reflexión, a la meditación. Y al desapego de
ciertas normas o costumbres sociales que por el momento os impiden
vislumbrar una mayor realidad.

Sin duda alguna, con esa renuncia que ahora hacéis de alguna forma
instintiva, intuitiva tal vez, consigáis hacerla más adelante de una forma
mucho más clarificadora cuando veáis que todo ese proceso de trabajo, de
estudio, de sacrificio que estáis llevando a cabo ahora, y lo que habéis hecho
en el pasado, sirve para un buen fin: el de prepararos a todos los niveles en
esa larga ruta hacia un camino eterno de perfección del pensamiento.

Así que la evolución, amigos míos, exige esfuerzo, sacrificio, renuncia,
desapego… y, ¿con qué objeto?: vislumbrar un presente eterno mucho más
clarificador.

La iluminación no es externa sino que es a todas luces interna. Y para
que vuestra lámpara mágica brille en todo su esplendor, el fuego, la luz, el
alumbramiento, la iluminación, debe nacer de vuestro interior más
profundo. Y, ¿cómo se accede a ese interior más profundo de la psicología
humana?: a través de los actos de amor, de la humildad, de la renuncia, del
desapego. Del dolor y del sufrimiento a veces, sabiéndose que uno es
víctima de sí mismo, de su propia sociedad. Una sociedad que le exige
muchísimo. Una sociedad que le da todo y a la vez le quita todo. Y esto es
sufrimiento.

Pero no olvidéis que ese sufrimiento es solamente para una parte de
vuestro pensamiento, del pensamiento subjetivo. Este sufre pero vuestro
espíritu indudablemente no sufre jamás. Él es feliz porque en ese
sufrimiento se muestra el ego, y el espíritu libera energía, mucha energía. Y
en esa liberación entra en un camino profundo de comprensión, de
iluminación. Este es el fin que persigue vuestro espíritu, nuestros espíritus:
liberación, perfección.

Camino evolutivo duro, pero para eso es el camino. Para marcar
distancias, para equilibrar pensamientos, para contrarrestar desequilibrios.
Para nivelar ese fiel de la balanza que debe estar completamente
equilibrado en sus dos partes porque cualquier desequilibrio, sea del grado
o del lado que sea, conduce a una desarmonización.

Solo deseo que tengáis un feliz descanso, y que los próximos tiempos
os llenen la vida de confianza, de paz, de equilibrio, porque esos meses
venideros serán “cruciales” para vuestro desarrollo futuro.
Los tiempos del cambio, los tiempos en los que el individuo debe
“retratarse” ante sí mismo y en pos de sí mismo, han llegado. Lo que
equivale a decir que la transformación psicológica es un hecho que va a
producirse de forma “inmediata”. Sabiendo, además, que dicha
transformación es progresiva y constante, porque importante es la
evolución del pensamiento.

Con Amor. Sili-Nur

http://tseyor.org/


No hay comentarios:

Publicar un comentario