viernes, 12 de diciembre de 2014

AL IGUAL QUE EL AVE FÉNIX RENACE DE SUS CENIZAS, ASÍ DEBE HACERLO EL PROPIO HOMBRE.


RENACER DE SUS PROPIAS CENIZAS, QUE PARA ELLO
DISPONE DE INTELIGENCIA, VOLUNTAD Y LIBRE ALBEDRÍO.


Queridos amigos, soy Melinus.
Tenéis ante vosotros un gran reto: la Perfección.
No obstante, tenéis también grandes dudas. Si bien todo cuanto se
aprende tiene su grado de dificultad. Y, siendo normal el ansia por
perfeccionarse, también es normal saber dosificar dichas inquietudes.


Cierto que no es más sabio el que lee mucho sino el que asimila
mejor. Y cierto también que sumándonos a las corrientes de pensamiento,
conformamos un estado de evolución probablemente más eficaz que el
pensamiento único. Pero, igualmente cierto que pecamos de soberbia
muchas veces, y ello nos lleva a sobrevalorarnos demasiado. Por eso
nos equivocamos tantas veces.


Sin embargo, siempre podemos especializarnos en alguna cosa, por
ejemplo, en mantener viva la llama de la espiritualidad. Para dicho cometido
no se precisan estudios superiores, ni títulos, ni prebendas, ni autorizaciones
administrativas. Para llevar a cabo el trabajo de superación espiritual solo se
precisan dos normas básicas: el conocimiento que adquiramos en base al
amor y el trasladarlo a los demás con el mismo amor.

Por supuesto que es necesario saber esperar pacientemente a que las
cosas maduren y, en especial, florezcan. El camino es duro y más cuando
no se sabe exactamente qué atajo tomar.
Los caminos parecen iguales cuando se empiezan a caminar, y unos
serán más largos que otros. Aunque sin la reflexión oportuna, en ambos
podemos andar por un circuito cerrado, que no espiral vibratoria, y no
darnos cuenta de que el recorrido es recurrente.

En nuestro caminar será preciso poner más intuición que inteligencia.
Intuición que se alcanza en base a profundos estados de meditación y
reposo. No un reposo físico, aunque algunas veces sea necesario, sino un
reposo mental. Cuando todas nuestras células lo están, actúan como si de
una única célula se tratara. Lo que vosotros denomináis estado Alfa.
Entonces uno penetra en una nueva dimensión de los sentidos
internos. Entonces uno abraza y paladea aquello que parece increíble
que esté presente en nosotros, y que de hecho esté tan cerca.

Por todo ello, no nos detengamos en el estudio de lo imposible.
Hagámoslo en el estudio de lo transmutable. En la transmutación de
las energías está el desarrollo espiritual y anímico del ser humano.
Por consiguiente, no nos detengamos en la mejora de nuestros
aspectos materiales. Estos se desmejoran aunque no queramos.
Detengámonos en la mejora espiritual. Con amor y respeto. Normas
básicas para establecer el debido equilibrio interno, y que este haga posible
el traspaso hacia esa otra dimensión de la que el Hombre es acreedor.

Lentamente florecerá el alba del sol en el ser humano. Un nuevo día
se acerca. Debemos estar expectantes ante lo que va sucediendo. Y, aunque
lo veamos confuso, aunque nos parezca que los signos no son lo favorables
que sería de desear, pensemos que en todo cambio de estructuras
es necesario partir de cero.

Al igual que el Ave Fénix renace de sus cenizas, así debe hacerlo
el propio Hombre. Renacer de sus propias cenizas, que para ello
dispone de inteligencia, voluntad y libre albedrío.
El Hombre no debe dudar de su propia capacidad de regeneración.
El Hombre debe procurar reflexionar y establecer comunicación
lo más sincera posible consigo mismo.


El Hombre debe armarse de valor y desterrar para siempre el miedo
que le atenaza. Si desaparece su miedo, cual fantasma que la mente
cuida de proporcionarle siempre, el Hombre se elevará, y volará cual
gaviota  libre de ataduras.

El Hombre, domesticado por el medio que le rodea, suele volverse
un holgazán, y espera luego a que le llenen la copa y el plato.
Solo cuando el Hombre se da cuenta de que está inmerso en un
profundo sueño de los sentidos, es cuando puede remontarse
hacia lo más alto.

La llama del triunfo florece en el pensamiento humano cuando
uno se da cuenta en qué clase de vía muerta se halla. Es entonces
cuando el Hombre empieza a despertar del profundo sueño
de los sentidos  y asume su verdadero papel: el de la búsqueda
de la perfección y elevación hacia las estrellas.
Con Amor. Melinus


http://tseyor.org/

jueves, 11 de diciembre de 2014

HABÉIS DE SER OBJETIVOS, ÁGILES, POR LA PREMURA DE TIEMPO.

Shilcars
Queridos amigos, hermanos, muy buenas noches, soy Shilcars del
planeta Agguniom.

De nuevo aquí con vosotros, con caras nuevas, aparentemente,
puesto que en el fondo formamos parte todos de la misma misión cósmica
crística que nos ha convocado.

Todos vosotros estáis aquí por una cuestión esencial, primordial,
que es empezar a tejer esa red amorosa, benéfica y de ayuda humanitaria.
Sois vosotros quienes tenéis de algún modo la responsabilidad de
llevar por el mundo el conocimiento que se alberga en vuestros corazones,
trasladando el mismo a los demás corazones, para que en sintonía de la
nota La, característica de la sinfonía universal, pueda llegarse a establecer
comunión planetaria y cósmica.

Esto es tan solo un principio. Los principios, desde luego, son
difíciles siempre, y más cuando llegáis aquí, aterrizáis aquí, sin una base
previamente estructurada. Y lo es así sin otro programa previo, porque si
realmente conocieseis vuestra acción futura tal vez la alegría en vuestros
corazones mermaría y no daría lugar a la emoción de ir descubriendo poco
a poco la verdad de cada ladrillo puesto en este gran edificio, ya
construido, cual es el de las sociedades armónicas.

Esto nos ha de indicar que en este presente eterno está todo
previsto, calculado, realizado y asumido. Y en cambio aquí, en este
paréntesis de esta vuestra 3D, no lo está aún.

Por eso la emoción de ir descubriendo poco a poco, con vuestro
personal apoyo amoroso, en el autodescubrimiento además, se va
descubriendo como digo el gran proyecto cósmico en ciernes.

Desconocéis muchos caminos, los cuales vais a tener que recorrer, y
de los muchos e infinitos caminos que podéis recorrer, hay uno solo, y es
una línea recta que nos lleva al objetivo.

En cambio, vuestras personas van a deambular por caminos,
senderos, autopistas de gran velocidad, dando vueltas y más vueltas,
aprovechando en cada rincón de dichos caminos la experiencia que
dimane de los mismos. El contacto con vuestros congéneres, con vuestros
afines, llamándoles para el despertar.

Y este es el camino sin camino, pero necesario totalmente para ir
recobrando la libertad que os merecéis y que poco a poco vais
descubriendo. Sin embargo, como digo, el camino es recto y único, por lo
que en este mundo 3D de las infinitas posibilidades, para llegar a un
punto, en este caso de una verdad, solamente hay un camino.

Así que, si os aplicáis debidamente en la autoobservación, en la
plena consciencia del día a día, de instante a instante, aquí lo único que
puede suceder es que de este infinito número de caminos para hallar la
senda por la que discurrir, irán disminuyendo en número, tendréis menos
caminos en los que entreteneros. Eso quiere decir también que seréis más
directos, espontáneos, despiertos y conscientes, cuando de transmitir el
mensaje cósmico crístico se trate a vuestros hermanos.

En la medida en que vayáis despertando consciencia, dentro de esa
hermandad de Tseyor, dentro de esta comunidad, aligeraréis vuestra
carga psicológica y mental y os volveréis cada vez más despiertos,
conscientes y con una mente mucho más objetiva.

Y esto representará un gran ahorro de energías. Esto os proyectará
con gran agilidad en la comunión con vuestros hermanos, esto os
permitirá ser más directos, concisos y como digo objetivos. Y la palabra del
Cristo Cósmico entrará en los corazones de buena voluntad con más
eficacia, más directamente, más rápidamente.

Y en la medida en que vayáis ascendiendo por esa imaginaria
escalera de caracol, eso es ascendiendo en vibración, en consciencia, iréis
aportando a la comunidad en la que vivís un gran acopio energético, de
bondad, de amor, de comprensión, de ilusión por vivir.

En la medida en que vayáis ascendiendo por esa escalera de caracol
a la que me refiero, imaginaria del todo pero del todo real, porque así es
la evolución cósmica, en espiral, iréis aprisionando en vuestros corazones
la verdad, un fragmento cada vez más de la misma. Y vuestras personas
serán grandes espejos que fijarán a los demás vuestro reflejo, y los demás
podrán seguir con mucha más seguridad el camino también emprendido y
comprometido.

Por eso, miles, cientos de miles son los caminos por los que
transitar, pero ahora, hermanos, hermanas, se os pide objetividad de
criterios, que únicamente se alcanza con la unidad de pensamiento, con la
bondad de vuestros actos, con la hermandad.

Y se os pide precisamente porque los tiempos han llegado, estáis,
estamos todos, en la Edad de Oro, una edad en la que es posible alcanzar
todo aquello que se anhela de todo corazón. Y es hora ya de que os deis
cuenta efectivamente: es el momento del salto.

Todas las fuerzas cósmicas energéticas del universo están con
vosotros, basta con que lo creáis firmemente. Para vuestras mentes no
hay límites, no hay barreras, no hay paredes que os cierren el paso.
Únicamente basta con que en vosotros exista la seguridad y la confianza,
basta con que os dignéis abrir bien los ojos, esa visión objetiva, amorosa,
de unidad y de hermandad, para poder observar perfectamente cómo
todo está consolidándose, cómo todo está a vuestro servicio.

Así, si entendéis que habéis de ser objetivos, prácticos, ágiles,
precisamente por la premura de tiempo, porque precisamente ya son los
tiempos de apertura, habréis dado un gran paso.

Esto os permitirá simplificar, no dar tantas vueltas sobre lo mismo,
sabréis decididamente escoger el trigo de la paja, reconoceréis
verdaderamente lo que os interesa, desecharéis aquello que no tanto os
interesa, y seréis prácticos, y por medio de dicha practicidad aplicaréis la
objetividad de criterios, y todo será muy fácil.

Por ejemplo, tenéis un dolor de cabeza, aplicaréis la objetividad de
pensamiento, la unidad del mismo en vuestro propio ser interior, y seréis
capaces de corregir cualquier desviación, y el dolor de cabeza
desaparecerá.

Tenéis múltiples problemas en vuestro diario deambular, de todo
tipo, no hace falta detallarlos aquí y ahora, pues con un poco de atención,
con un poco de equilibrio, de armonía, de bondad, de ilusión por vuestro
diario vivir, por respirar este aire, por la unión que os ofrecen los demás
espejos, vuestros problemas desaparecerán.

Milagros, diréis, pues sí para el neófito tal vez sean milagros, pero
para el ser consciente, para el tseyoriano amoroso, pura naturalidad. El
equilibrio, la armonía traen la paz, y con la paz vuestras células se
regeneran, se activan, se multiplican, se enriquecen y enriquecen al
organismo, y ello procura que el proceso se extienda, se expanda y
contagie, y contagie a los demás. Y los demás reciban al mismo tiempo la
benefactora ayuda que vuestro pensamiento proporciona.

Que os sentís sumidos en un gran dolor, aquejados de una grave
enfermedad, pues lo mismo, el pensamiento tranquilizador, de esperanza,
de confianza, de ilusión, profundizad en vuestro pensamiento más
profundo, analizadlo, sois capaces de ello, sois capaces de navegar por
vuestro microorganismo, ir hacia el punto de la micropartícula,
estableceros en una simple célula de vuestro organismo, navegad por él,
descubriréis aquellos puntos en los que en un momento determinado en
vuestra existencia han sido dañados, y con una mirada los corregiréis. Los
corregiréis a nivel de micropartícula, sanaréis a nivel de micropartícula, y
vuestro cuerpo sanará.

Así en este establecimiento que detallamos, tan fácil, tan sencillo,
pero que únicamente es accesible por medio de la bondad de vuestros
actos, desterrando todo pensamiento de animadversión, de enfado, de
ira, y un montón de ellos, agregados a vuestra psicología por olvido, por
desconocimiento, por ignorancia, sabiendo aprisionar en vuestra mente la
autoobservación de instante en instante, comprendiéndolo, amándoos
profundamente, descubriréis que vuestro cuerpo físico no tiene ningún
problema pendiente de resolver. Que sea insoluble, se puede resolver
todo, solamente pensando en que ello es posible, y poniendo además
todo el corazón, y la correspondiente armonía y bondad en vuestros actos.

Así en este punto preliminar, vuestros cuerpos estarán en
disposición para recibir más, mucho más. Y de esto se trata, estos son los
preliminares de vuestro nacimiento cósmico.

Si ahí quedaran dichos preliminares, si os conformarais con esos
principios de sanación, volveríais irremediablemente tarde o temprano a
enfermar, la ley de entropía está siempre alerta. No se trata de eso,
amigos, hermanos, se trata de que pongáis las bases adecuadas para que
vuestro organismo físico y psíquico esté preparado para recibir la
completa iniciación, el correspondiente empuje que os ha de llevar a las
estrellas. Unas estrellas que están en vuestro interior.

Eso es, primero habéis de conocer vuestro organismo o universo
interior, lo habéis de reconocer profundamente, habréis de ser capaces de
navegar por vuestro organismo: cerebro, huesos, órganos… Reconocerlo
plenamente, cuidándolo, amándolo, respetándolo. Y esto os
proporcionará una base completa y dejará preparadas las estructuras
adecuadas para mucho más.

Y en este mucho más intervendrá todo el colectivo, intervendrá
toda la humanidad afín, intervendrá todo el amor cósmico crístico del
universo, que es infinito. Y se conectará con vosotros, y os saludará, os
besará, os reconocerá y os hará partícipes de una parte más de la Verdad.

Ahí conoceréis a los hermanos del Púlsar Sanador de Tseyor,
reconoceréis a los grandes maestros que están humildemente a vuestro
servicio, a vuestros pies, besándolos. Ahí reconoceréis también la
humildad, y por medio de la misma recibiréis confirmación, y con la misma
avanzaréis.

Amigos, amigas, espero que poco a poco vaya consolidándose
fuertemente ese lazo de amistad, que acojáis en vuestro seno a todos,
tanto los que sois afines como los que no tanto, tanto los que pensáis en
Tseyor como equipo y como vuestro hogar y casa, como a los que piensan
lo contrario.

Estáis todos aquí y no es por casualidad, no hay nadie desconocido,
y si salís a la calle tampoco hay nadie desconocido, todos estáis en ese
momento, en ese instante, únicamente os queda que despertéis y
también ayudéis a despertar a otros. Abrazadlos, amadlos, y por encima
de todo comprendedlos, y comprended también sus reacciones adversas.
Porque en realidad todos nosotros no sabemos lo que hacemos.
Os mando mi bendición.
Amor, Shilcars.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Conferencia sobre el "GRUPO TSEYOR", 3 Octubre 2014, 19:00 hs - "FUNDACIÓN ESCUELA SOLIDARIDAD"

Conferencia sobre el "GRUPO TSEYOR".     http://tseyor.org/
3 Octubre 2014, 19:00 hs.
"FUNDACIÓN ESCUELA SOLIDARIDAD"
FES Sierra Elvira (Granada)
Avda. de Moisés 1,
18330 Sierra Elvira
Atarfe (Granada) España.

¿Qué es el grupo Tseyor?

Tseyor es un grupo de contacto con seres humanos del cosmos,
pertenecientes a la "Confederación de Mundos Habitados de la Galaxia".
Actualmente nos comunicamos con Seres humanos de otros planetas...
Llevamos en esta actividad mas de treinta años de intercambio de mensajes, 
avistamientos, acceso a sus naves y otras experiencias adimensionales.

"Tseyor" es un acrónimo que corresponde a "Tiempo Simbólico Estelar del
YO en Retroalimentación", y en él están incluidas miles de personas que
anhelan el perfeccionamiento de su pensamiento. Toda persona de buena
voluntad está invitada a participar de este movimiento abierto a todos, ya
que Tseyor somos todos. Tseyor es un grupo abierto y multidisciplinar,
respetamos todas las filosofías y credos, respetamos todas las religiones
y tan solo buscamos un hilo común conductor para trabajar en unidad
de criterios.

Somos un grupo de personas normales y corrientes, con muchísimos
defectos. No somos especiales ni tenemos poderes mágicos, pero sí que 
practicamos técnicas muy sencillas de introspección, de equilibración de
nuestras personas, y dinámicas grupales y personal.
Nuestro mensaje está centrado en la búsqueda de una sociedad armónica,
que parta del amor y del equilibrio.

Un breve mensaje de Shilcars.
Si queremos mostrar a nuestros hermanos que existe algo más
que no vemos...
Que nuestro cuerpo físico es nada...
Si queremos mostrarles también que disponemos de una filosofía,
de un conocimiento y de unas herramientas para llevar a cabo este
proyecto de despertar conciencia...
Si sabemos también que lo más importante es ser conscientes de
nuestra andadura, del porqué estamos aquí, de donde venimos y
hacia donde vamos. Y muchos ya la intuís, os estáis preparando,
el nivel va avanzando...


http://tseyor.org/

Para mas información del evento dirigirse a: Ignacio Pereda Perez
E-mail: ignacio.pereda.perez@gmail.com
Tfno.: 958 439 390
Móvil: 609 588 561
http://escuelasolidaridad.org/?lang=es

sábado, 27 de septiembre de 2014

"EL DESCUBRIMIENTO DEL HOMBRE POR EL HOMBRE"



NO DEPENDE DE NINGUNA ESTRUCTURA SOCIAL, RELIGIOSA O POLÍTICA 
EL HECHO DE QUE EL HOMBRE LLEGUE A SOLUCIONAR SUS PROBLEMAS. 
AQUÍ LA ÚNICA ARMA POSIBLE ES EL "AMOR" 

Indudablemente, el conocimiento intelectual está al abasto de todos nosotros.
Todos podemos aprender del conocimiento escrito o bien transmitido a través de las
generaciones, a través de los genes, de la universalidad del conocimiento humano
interestelar. Es a su vez provechoso, también, aprender de la experiencia, del
conocimiento, de la observación; pero mucho más importante es aprender del propio
conocimiento interior y es que, a su vez, se alcanza con la auto observación.

Me diréis que la armonía está reñida actualmente en este proceso de cambio,
debido principalmente a la confusión, a la dispersión, al engaño, muchas veces, de
los sentidos. E invariablemente podría ser cierta esta aseveración, pero no obstante,
debemos convenir que el conocimiento está siempre a nuestro alcance y que no es
obstáculo el alcanzarlo. Pero vayamos a ver también que clase de conocimiento
deseamos, que clase de conocimiento necesitamos y que clase de conocimiento 
nos va a servir para remontarnos a espacios superiores de conciencia.

Es claro que el conocimiento hoy día está en todas partes. Incluso en vuestras
computadoras se archiva y almacena mucho conocimiento. Pero, en realidad,
estaréis conmigo en que el almacenaje de conocimiento, por si solo, no nos va 
llevar a ningún sitio, porque este conocimiento debe comprenderse muy
profundamente. Y ¿cómo lo vamos a comprender y a asimilar sin armonía?. 
Porque, ¿qué significa armonía?.
Armonía significa también fluir a través de nuestro pensamiento. Debemos
recibir información y transmitirla. Que es lo mismo que decir pedir información 
para luego trasmitirla de una forma que este conocimiento se impregne en todas 
las bases, especialmente las que nos van a servir para formar conjuntamente esta 
masa critica que nos va a ayudar indefectiblemente para empezar con un proceso 
de regeneración y, mas tarde, la armonía que va a servir para las futuras 
sociedades armónicas.

Entonces, solo pido una cosa. Y es que el conocimiento lo asimilemos a través
de la comprensión y actuemos de un modo que el mismo penetre a través de
nuestra intuición e imaginación, y a través de ella podremos recibir mucha más
información y al mismo tiempo asimilarla y llegar a sí a la comprensión. Y eso solo
bastará para elevar nuestro nivel vibracional y cruzarnos y entrecruzarnos con todas
estas vibraciones superiores en conciencia, en estos espacios en los que por el
momento parece que están cerrados a nuestro sentimiento, a nuestros sentidos, a
nuestra comprensión, pero que en absoluto están cerrados en la mente de aquel que
entiende que el conocimiento debe engrosar su comprensión y nunca la abundante
información le servirá para otra cosa que para almacenar información y nada más.

Tenéis las herramientas, tenéis un proceso intelectual suficientemente amplio
como para romper barreras psicológicas y mentales que os permitan establecer
puentes de unión con este infinito que, a la vez, es universal, por ser holístico, y por
tanto a todos pertenece. Sin embargo, también, es necesario que vuestras mentes
actúen como diapasón, que vuestras mentes funcionen a un nivel unísono en una
sinfonía que permita la sincronicidad. Los pensamientos deben unificarse. La fuerza
mental de los mismos es superior a cualquier pensamiento egoico de deseo, 
de manifestación tridimensional.

Tenemos que empezar a pensar que somos seres creadores y creativos y que
todo lo que nuestro pensamiento admita como posible, será posible y por tanto llegar
a realizarlo. No depende de ninguna estructura social religiosa o política el hecho de
que el hombre llegue a solucionar sus problemas. Aquí la única arma posible es el
amor. Es la creencia de que es posible que la mente humana se ilumine hacia
contextos hasta ahora inimaginables y esta creatividad se contagiará al igual que un
virus que todo lo penetra y que transforma, pero en este caso la transformación será
creativa y sin duda alguna puede llegar a contagiar a una amplia masa critica que
hará posible que el cambio se suceda más rápidamente de lo previsto.
Las fechas claro está son muy difíciles de concretar, ya que a un nivel lógico
pueden desenvolverse en unos parámetros determinados, pero la creatividad, la
imaginación, están fuera del espacio tiempo y por tanto es una energía que es
imprevisible pero que sin duda actúa y es efectiva cuando la masa critica alterando
todo un proceso intelectual se sitúa en esas bandas vibracionales en el que las
dimensiones se entrecruzan y el conocimiento se traslada y se transmite a todos 
los rincones y en todas las facetas de la psicología humana.
-Shilcars-


miércoles, 10 de septiembre de 2014

PACIENCIA, FLUIR, EQUILIBRIO

“Si estáis atentos, auto-observantes, pacientes y, al mismo tiempo, 
humildes, y no levantáis el dedo para señalar a nadie como 
provocador de vuestra desgracia, esto es, asumís verdaderamente 
la realidad de las circunstancias y de vuestro papel, si reunís estos 
sencillos requisitos, lo primero que observaréis en vuestras mentes 
son chispazos de iluminación, chispazos de intuición.”
Shilcars.

Shilcars
Amigos, hermanos, buenas noches os deseo a todos, en una
espléndida noche de verano aquí en vuestras latitudes. Soy Shilcars del
planeta Agguniom.
Un hombre vale lo que su pensamiento es capaz de generar en
paciencia.
La paciencia es un algo que en principio nos puede dar la
impresión de que todos disponemos de ella a raudales. Y sin embargo,
verdaderamente, no es así y podemos constatarlo a cada momento y en
cada instante.
La paciencia adorna nuestra vida de principio a fin. Los amos y
señores de este mundo dual, de este mundo egoico, son sin duda los
pacientes, los que saben esperar, aunque una espera activa, febril,
dedicada única y exclusivamente al reencuentro de uno mismo, y en la
confianza de que, con dicho encuentro, los demás puedan favorecerse
del mismo y proseguir por esa ruta, en una oscuridad de los sentidos, en
una ignorancia palpable, pero que sin duda alguna se entreabre en ella
un rayo de esperanza, un rayo de luz.
Con la paciencia allanaremos cualquier inquietud, cualquier deseo,
incluso la supremacía de aquellos que creen que el pensamiento es la
herramienta esencial y básica para desarrollar todo un proceso
ergonómico y construir la realidad de nuestras vidas bajo un mosaico
lógico, determinista y sin merma alguna de eficacia.
En realidad, no es así exactamente. Es bueno desear, es bueno
querer el progreso, porque todo necesita de su justo equilibrio. Mas si
ese progreso no va ligado a la paciencia, al fluir de nuestro pensamiento,
este mismo pensamiento se vuelve obsoleto, ineficaz, no nos sirve.
Estamos hablando, pues, de equilibrio. Y este entenderéis que nos
va a llegar únicamente a través del fluir de nuestro pensamiento, y este
último a través de la paciencia.
Con ella crearemos nuestros castillos, nuestros lugares de reposo.
Nuestras fortalezas para ayudarnos a proseguir en este deambular
tridimensional, en este camino sin camino.
En fin, amigos, hermanos, todos sabéis que hemos hablado
muchas veces de adquirir la paciencia de una forma consciente y no
impuesta, por eso comprendemos vuestra impaciencia, vuestro deseo
por llegar más lejos cada día, por cumplir con vuestras aspiraciones y
también, ¿por qué no?, para que se vean cumplidos vuestros anhelos y
proyectos que diseñasteis mucho antes de venir aquí.
Sin embargo, todo debe funcionar sincrónicamente. El avance no
vendrá por un grupo ni por unos cuantos, el avance vendrá dado a
través de la unión de pensamientos y de todos, en un conjunto grupal o
masa crítica suficiente como para decantar todos esos deseos y
convertirlos verdaderamente en anhelos.
La masa crítica se está desarrollando, creemos que por buen
camino. Sus raíces, como venimos comentando, se están reforzando y
empiezan a brotar por doquier, aquellos troncos que se unirán en un
común denominador, cual es el simbólico castaño, para ofrecer refugio,
alimento, a todos nosotros. Esto es un hecho incuestionable, esto lo
veremos muy pronto y todos disfrutaremos de dicho espectáculo.
Claro que para llegar a ese punto hay un camino y este camino
viene aliñado de elementos u obstáculos muchas veces
distorsionadores, dispersores, que miden la capacidad de paciencia de
todos y cada uno de nosotros, miden nuestra capacidad de resistencia, y
dichos obstáculos están empleándose a fondo para separarnos del
camino, para hacernos saltar y llegar a, incluso, perder el rumbo, el norte
de nuestra vida, de nuestros anhelos profundos.
De hecho lo están consiguiendo en muchos elementos atlantes,
aquí en este planeta. Esto es así y así está previsto. Son muchos,
muchísimos los obstáculos que se presentan, y cada uno de nosotros
tiene el obstáculo preciso para medirle, para probarle, para ver su
auténtica capacidad y resistencia, en un nivel lo suficientemente difícil
como para que si lo supera llegar a la transformación prevista y, ¿cómo
no?, a la trascendencia, camino de la iluminación.
Unos observarán y sufrirán dificultades económicas, otros
enfermedades, otros problemas familiares, de empleo, otros no sabrán
exactamente a quién dirigir la culpa de sus desgracias y acusarán con el
dedo a cualquiera de nosotros, incluso al propio Shilcars puede que se
le acuse como culpable de sus males o desgracias.

Esto es así, amigos hermanos, no puede ser de otra forma. Aquí lo
que hace falta es auto-observación y darse cuenta de que todos y cada
uno de nosotros llevamos nuestra cruz, esa simbólica cruz que nos
representa el mundo horizontal, el mundo de causa y efecto, y el mundo
de la iluminación, cual es esa línea vertical que corta la horizontalidad en
un punto, en ese justo punto está la paciencia.
Cuando nos impacientamos, cuando vemos que no se cumplen
nuestras expectativas, y dichas expectativas lo son egoicas, por
supuesto, y quiero dejarlas bien matizadas, nos sobreviene el
desencanto, la frustración.
Y ello se traduce en un malestar general, porque se transmite a
través de los campos morfogenéticos. Al igual que también se transmite
el amor, que desprendemos todos y cada uno de nosotros.
Y ahí se cruzan energías de todo tipo, amorosas y no tan
amorosas, y justo en el centro, por decantación, por suma y resta de
unas y otras, queda la esencia, queda la síntesis. Y esa síntesis,
afortunadamente en la raza atlante, es positiva, sino no lo sería, sino
únicamente sería pensamiento.
Por eso nuestro pensamiento empieza a abundar sobre la síntesis,
y ya no es un pensamiento únicamente tridimensional, sino que lo es
trascendente. Por eso, nuestras mentes se van iluminando más y más.
Poco a poco, eso sí, justo para que cada uno pueda ir asumiéndolas.
Asumiendo esa realidad de su propio ser, que se va manifestando en
este burdo cuerpo físico.
Sin embargo, también, esas fuerzas nobles, esa pureza, a veces
recibe los obstáculos propios de un cuerpo enfermo, enfermo en el
sentido de impuro, no en otro sentido por supuesto. Y este mismo
cuerpo impuro, una mente que lo es dispersa, egoica, con sentimientos
de frustración, impide verdaderamente que dicha conciencia venga a
nosotros y la misma sea rechazada por nosotros mismos, ante un estado
impuro de pensamiento.
Por eso también hemos insistido en que es hora de que vuestras
mentes se vean reforzadas por vosotros mismos en un auto-control de
observancia, en este caso de auto-observación, y pueda poner las
debidas correcciones para que nuestra mente y nuestro pensamiento
puedan fluir verdaderamente y acojan en su seno a la divinidad de
nosotros mismos, que a su vez ha sido rescatada de las tinieblas, en
otros mundos paralelos, y alcanzado su correspondiente síntesis, por
tanto, la pureza auténtica de la divinidad.
Esto, a modo de réplicas de nosotros mismos, en los mundos
paralelos y multiversos, hace que se restauren en un componente
orgánico, para así mismo favorecer la retroalimentación.
Porque, pregunto: ¿qué sería el mundo de la Nada sin su
correspondiente contrapartida en el mundo de manifestación? Y, ¿qué
sería el mundo de manifestación sin su correspondiente contrapartida en
la Nada? Nada sería. Y en esa nada sería la posibilidad de no ser nada.
Esto nos viene a indicar que habrá dos tipos de nada. Una nada
que es nada, y que en sí y en potencia no puede asumir la síntesis a
través de la retroalimentación, porque en sí no es nada. Y la otra Nada,
que en potencia es verdaderamente la síntesis, y por lo tanto por eso
mismo es Nada, porque ha llegado a sintetizar la verdad, la realidad del
propio absoluto.
Y debido y favorecido por esa Nada, que lo es Todo en potencia, es
capaz de retroalimentarse a través del fractal y crear mundos paralelos
infinitos y a su vez unidos bajo un eje, un punto común, único, eterno e
inmutable.
A través de este proceso de retroalimentación hemos de llegar a
ser conscientes de lo que estamos haciendo aquí. No valen ya las
excusas, no vale ya señalar con el dedo a nuestros compañeros y
compañeras, no vale ya acusar a Shilcars de embaucador, no vale todo
eso, amigos, hermanos.
Las dificultades que cada uno de nosotros tenemos, son
dificultades que cada uno hemos aceptado. Y también hemos aceptado
a los ejecutores, muchas veces, de las dificultades que nos sobrevienen,
porque dichos ejecutores están cumpliendo un plan cósmico también.
¿Cómo vamos, pues, a señalar con el dedo a aquel hermano o
hermana que nos infringe dolor? ¿Y más al nivel en que estamos,
reconociendo que el dolor es puramente ilusión? ¿Cómo un hermano va
a infringirnos dolor moral? ¿Cómo un hermano puede llegar a herir
nuestro orgullo? ¿Acaso no estamos pregonando la humildad?
Efectivamente, amigos, hermanos, nos debemos dar las gracias,
agradeciéndole a nuestro hermano, de todo corazón, el mal momento
por el cual nos ha hecho pasar. Y no le señalemos con el dedo, porque
él no es culpable de nada. El único culpable, si lo hay, somos cada uno
de nosotros, en nuestro interior mental más profundo. Por lo tanto, no
somos culpables de nada.

Somos directores de nuestra propia vida, y nosotros mismos hemos
exigido y escogido a nuestros ejecutantes para que dancen alrededor
nuestro, y ejecuten al pie de la letra nuestros anhelos de
perfeccionamiento.
Diréis, acaso, que Shilcars está desentonando en este momento,
diciendo que tal vez agradezcamos el dolor, la inseguridad, la
enfermedad… Parece todo ello muy poco lógico. Pero así es, cada uno
de nosotros necesitamos aquello que en sí nos hará despertar, y no
todos somos iguales, afortunadamente, y cada uno tiene
verdaderamente aquello que necesita.
Y después de este antecedente, me preguntaréis, acaso, sobre la
síntesis de lo que estoy diciendo. Y procuraré enunciarlo de forma muy
sencilla para que todos lo entendamos.
En realidad, los momentos que estáis atravesando en vuestro
planeta, en vuestras sociedades, pueblos, en vuestras familias y
allegados, y en vuestras propias personas, dichas dificultades, os harán
reflexionar profundamente. Y estamos seguros, en la Confederación,
que las circunstancias por las que estáis atravesando os harán
despertar.
Esas dificultades que están llegando, están ocasionando en
vuestras mentes pequeños shocks. Unos brutales, otros no tanto, pero
más o menos en todos está ocurriendo lo mismo.
Estos shocks van acompañados también de una poderosa energía
que se está transmitiendo desde el mismo Sol Central. Y hay
“indicativos”, entre comillas, del propio rayo sincronizador, cuyos
destellos están anunciando su llegada y preparando vuestras mentes
para tal menester, para acoger en sí una gran vivencia participativa
multidimensional.
Si estáis atentos, auto-observantes, pacientes y, al mismo tiempo,
humildes, y no levantáis el dedo para señalar a nadie como
provocadores de vuestra desgracia, esto es asumís verdaderamente la
realidad de las circunstancias y de vuestro papel, si reunís estos
sencillos requisitos, lo primero que observaréis en vuestras mentes son
chispazos de iluminación, chispazos de intuición.
Empezaréis a daros cuenta que vuestra vida es infinita, vuestra
experiencia multidimensional es diversa e infinita también, y empezaréis
a descubrir pequeños destellos de estas existencias paralelas y del
acercamiento de vuestras réplicas, que en el fondo son ya esencias
puras esperando regresar a su hogar, a su casa. En este caso y muy
probablemente a vuestras mentes aquí en la tridimensionalidad, en este
planeta concretamente.

Y además la iluminación la alcanzaréis porque sin duda alguna, con
vuestro esfuerzo, sacrificio y dolor habréis transmitido también, por los
campos morfogenéticos, la humildad, la resignación y la paciencia,
habiendo descubierto además que este es un mundo ilusorio, y que en
el fondo del mismo anida la llama viva de la espiritualidad.
Por eso, porque anida en lo más hondo de nuestro pensamiento la
espiritualidad, es por lo que podemos decir que este es un mundo de
transmutación. Que gracias a él lo vamos a conseguir. Y todo ese valle
de lágrimas se convertirá en un caudaloso río de júbilo, de salud, de
bienestar y de felicidad, cuando juntos participemos de las sociedades
armónicas, en los Pueblos Tseyor.

Amigos, hermanos, os mando mi bendición. Amor Shilcars.

http://www.tseyor.com/

martes, 13 de mayo de 2014

JUSTO AHORA ES CUANDO DEBEMOS EMPEZAR A TOMAR DECISIONES

SABER EXACTAMENTE LO QUE DEBEMOS HACER EN ESTOS TIEMPO
QUE SE PERFILAN MUY DUROS, DE UN GRAN SACRIFICIO.
INCLUSO DE HAMBRE Y DE ENFERMEDAD LATENTE.
MUCHO MAS QUE ANTAÑO.

Shilcars
Amigos, hermanos, atlantes todos, Pueblo Tseyor, buenas tardes
noches, soy Shilcars del planeta Agguniom.
Una nueva ocasión para estar juntos en este receptorio, en donde
confluyen infinidad de pensamientos a través del electromagnetismo.
Ondas que nos agrupan y hermanan y nos conducen poco a poco hacia
un posicionamiento psicológico determinado.
Esta es una ocasión, pues, para practicar en el amor, en la
hermandad, en el quererse, en el compartir. Todo ello es importante
tenerlo en cuenta y aplicarlo, además de practicarlo debidamente. Y no
solamente con los miembros de Tseyor, sino con cuantos nos rodean.
Aplicar el hermanamiento, saberse que todos somos hermanos,
iguales, y que todos necesitamos, en este mundo tridimensional, afecto,
amor, sentimiento de hermandad. Todo eso es importante que vayamos
matizándolo, todos y cada uno de nosotros.
Que sepamos ver en el hermano a nosotros mismos, esta es la
función principal. Reconocernos como lo que somos: auténticos atlantes.
Hijos de las estrellas y, por lo tanto, con un caudal inmenso de energía
divina que puede compartirse. Y debe compartirse además con todos.
Claro que cuando no entendemos este tipo de funcionalismo,
cuando estamos plenamente convencidos de que lo importante somos
nosotros mismos y nuestros allegados, y los demás forman parte de una
masa gris y amorfa, eso es difícil de entender y de comprender, me
refiero a mis palabras de hermanamiento.
Justo ahora es cuando debemos empezar a tomar decisiones.
Saber exactamente lo que debemos hacer en estos tiempos que se
perfilan muy duros, de un gran sacrificio. Incluso de hambre y de
enfermedad latente. Mucho más que antaño.
Ahora, en estos momentos, hemos de saber qué hacer, hacia
dónde dirigir nuestros pasos. Cómo conseguir salir de este atolladero,
cómo salvar problemas e instaurar un nuevo orden en nuestra vida. Un
orden de prioridades, claro está.

Hemos hablado en el pasado de prioridades. Creo que valdría la
pena remozar profundamente este apartado de las prioridades. De las
que hablábamos sinceramente y lo decíamos en una época en la que
todo iba, entre comillas, “muy bien”. Ahora, tal vez, hojeando antiguos
escritos y comunicaciones, nos demos cuenta de que nos interesa
reconocer prioridades y aplicarnos en ello.
Hemos de tomar decisiones, todos y cada uno de nosotros, repito.
Pero, ¿qué clase de decisiones vamos a tomar? ¿De qué nivel van a
proceder los pensamientos o ideas que nos asignen un determinado
camino o ruta a seguir? Hemos de ser conscientes de que nos interesa
beber de la Fuente y, bebiendo de ella, sabremos tomar decisiones,
sabias decisiones.
Y, nunca tomaremos una correcta andadura, si nos basamos en la
fuente propia de nuestro ego, aquí en la tridimensionalidad. Porque el
camino que acaso tomemos será un camino infinito de posibilidades, a
cual más acertada o incorrecta también.
Aquí, en este mundo tridimensional, con el pensamiento egoico,
con un pensamiento subjetivo, pocas decisiones vamos a poder tomar. Y
hemos de tomarlas necesariamente porque el medio nos está
apretando, casi asfixiando.
Muchos de vosotros, tal vez, opinaréis lo contrario. Muchos de
vosotros estaréis viviendo correctamente, plenamente, felizmente, sin
ninguna angustia. Pero eso no os exime de reconsiderar mis palabras y
de tomar nota. Tomando nota debidamente para decisiones correctas,
acertadas, objetivas.
En este punto es difícil para muchos otros tomar las debidas
asignaturas pendientes e iniciar un camino correcto, acorde a los nuevos
tiempos. No todo el mundo está aún en capacidad de tomar decisiones
que le afecten a uno y a todo el mundo.
No todos estamos en la capacidad de poder observar plenamente y
objetivamente las circunstancias. Algunos sí las conocen, las han visto,
las han podido experimentar. Algunos, también, ven clara la situación y
las circunstancias que nos envuelven, pero esos algunos aún son pocos.
Esto, sin duda alguna, debe ir creciendo.
Y os apercibiréis, ipso facto, de las sincronías, de la efectividad de
las mismas, por cuanto en la medida en que toméis decisiones
correctas, de la Fuente, de la adimensionalidad, de nuestra nave
interdimensional de Tseyor, por ejemplo, ajustaréis pensamientos y
podréis tomar decisiones correctas y aislaros de ese mundo tal vez
inconsciente, y muy confuso.
Para llegar a este punto, para que todos nosotros tengamos muy
clara nuestra situación y nuestro porvenir, y empezar a amarnos
verdaderamente, comprendiendo lo importante que es el quererse,
porque quererse significa comprender y experimentar el amor, y no
pensarlo únicamente, sino sentirlo profundamente en el corazón, para
todo ello, es necesario saber experimentar.

Sois ya algunos que podéis participar a los demás de unas
referencias, de unas sugerencias para andar ese camino sin camino.
Esforzaros todos los que estáis despertando para seguir haciéndolo y
despertando al mismo tiempo a los demás compañeros y hermanos.
Y, como que se necesita tomar decisiones, en este caso vosotros,
tomar decisiones equilibradas, correctas, justas y hermanadas, para eso
está el Curso Holístico de Tseyor, para eso están los escritos, para eso
están los capítulos. Para eso están también las salas abiertas en todo el
mundo, que facilitan una mejora sustancial de la comunicación y el
intercambio de impresiones.
Claro, son salas abiertas en las que en todas y cada una de ellas
estamos presentes. Toda la Confederación. Todos los que formamos ese
núcleo hermanado, pendientes claro está del desarrollo de las mismas.
Saberos en compañía, reconoceros en vosotros mismos en las
salas abiertas, ex professo, para platicar, para desarrollar ideas, para
clarificar el campo visual y mental de vuestras personas.
Y recordad siempre que en cada una de estas salas estamos
nosotros, muchos seres de la Confederación, atlantes también.
Hermanos vuestros que con mucho respeto oyen vuestros 
pensamientos y siguen siempre con vosotros.
Es importante que no os sintáis solos, pero también es importante
que andéis solos. Y para eso se brinda este medio, importante además,
por el momento.
Es muy posible que la facilidad de comunicación electrónica, en el
futuro, no sea lo ágil y precisa a como lo es ahora. Es lógico, surgirán
periodos de cierto oscurantismo, de confusión, de desasosiego, de
miedo, pero tened presente mis palabras: “hermanos atlantes, no estáis
solos pero sí, repito, solos debéis andar el camino sin camino”. Por eso,
el Curso Holístico de Tseyor pretende que os esforcéis en reconocerlo
como propio.
Sabemos que no hay maestros ni alumnos. Todos somos lo mismo
al mismo tiempo. Pero, leyendo, dialogando, hermanándoos, abriendo
vuestro pensamiento y corazón hacia todos los confines, lograréis lo que
en las palabras de un escéptico podría resumirse como de milagro.
Aunque no será un milagro, será la fuerza de vuestro corazón y empeño
en llegar a consolidar en vosotros mismos la capacidad de decisión.
Esforzaros en ello, cada uno en lo que pueda. Tanto valor tiene el
que aporta una palabra como el que aporta un libro entero. Esto es lo de
menos, la cantidad es lo de menos, lo importante es la calidad y la
bondad en todo cuanto hagamos.

Por otra parte, vuestros dirigentes están haciendo esfuerzos
sobrehumanos para organizar las vidas de todo el componente atlante
en este planeta. Están haciendo todo lo que pueden y más.
Son conscientes de que están en hermandad, de que en el planeta
todos somos hermanos. Luchan, se esfuerzan, y gastan muchísima
energía para equilibrar la situación. Apoyémosles en lo que podamos, y
la mejor forma de hacerlo es despertando primero nosotros para que,
con total capacidad de decisión, sepan lo que queremos.
Y al mismo tiempo, bajo esa unidad indestructible, digamos a todo
el mundo lo que queremos, cómo queremos nuestro mundo. Al fin y al
cabo es nuestro mundo. Es vuestro querido planeta. El que os acoge. En
el que vivís y desarrolláis. Os pertenece.
Hacedlo saber siempre, haced saber siempre lo que queréis, pero
hacedlo de manera que sepáis exactamente lo que queréis, a través de
un pensamiento objetivo. Y ese punto objetivo, esa claridad de ideas
vendrá de la mano del propio reconocimiento de vuestras personas.
Nadie os debe guiar en absoluto. Os debéis guiar vosotros mismos,
en hermandad y en amor. Y, cuando todos vosotros sepáis exactamente
lo que queréis, todo el mundo sabrá lo que queréis. Lo que se quiere, lo
que se necesita, lo que se precisa. Y entonces será muy fácil dar
solución a los problemas.

Amigos, hermanos, atlantes todos, creo que hoy también se han
vertido claves para que averigüéis vuestro posicionamiento psicológico,
claves también para el despertar. A vosotros os queda averiguar tal
procedimiento.
Y esforzaros para mantener ese ritmo y, sobre todo, tened
confianza en vosotros mismos primero, participando a los demás de
vuestro conocimiento y así abriréis camino. Un camino sin camino, pero
que sin duda nos llevará a todos al despertar.
Os mando mi bendición, amor Shilcars.

http://www.tseyor.com/


domingo, 4 de mayo de 2014

LA TRASMUTACIÓN DE NUESTRO "YO TRIDIMENSIONAL"

“Indudablemente no podemos eliminar de nuestra psiquis al ego,
y esto es obvio por cuanto es nuestro propio pensamiento.
Es más, es con el propio ego que podemos alcanzar
un mayor grado de conciencia si somos capaces de sublimar
la energía de su pensamiento.”
-Shilcars-



EL EGO NO EVOLUCIONA PERO SE TRANSMUTA 
El ego se transmuta mediante un determinado procedimiento psicológico llamado alquimia. 
En realidad es el propio equilibrio entre la consciencia y el ego. Cuando se produce el 
equilibrio perfecto entre ambos, aparece un tercer elemento: la Trinidad, que actúa a 
modo de fiel de la balanza. Así pues al ego no lo eliminamos, tampoco lo erradicamos. 
Aunque el ego también crece en la misma medida en que a su vez alcanzamos un mayor 
grado de consciencia. Grado que alcanzamos a través de la comprensión profunda, 
mediante la transmutación de nuestro propio ego o pensamiento. habremos de dar 
nueva forma a nuestra composición adeneística y cromosómica. 
Desde la Confederación venimos diciendo todos estos años a los grupos de contacto, 
que estamos todos interpenetrados, que todo el Cosmos está interconectado, de tal 
modo, que cualquier cambio que se produce en la más pequeña molécula trasciende 
todo el Universo. 
Si uno de nosotros cambiamos, cambian los demás. Si nosotros alcanzamos un grado 
de vibración, ese mismo grado se transmite a todos en el holograma cósmico. Cualquiera 
de nosotros puede transformar el ego de los demás, y más que transformar, transmutar. 
El proceso egoico es propio de la manifestación, y cualquiera de nosotros tenemos ego 
porque somos manifestación. Siendo como somos un reflejo del Absoluto que se ha 
diversificado infinitamente en dicha manifestación. 

EL PAPEL DEL EGO 
Nos parece todo muy difícil precisamente porque nos hallamos limitados de comprensión, 
pero no de capacidad para ella. Efectivamente, disponemos de gran capacidad porque 
nuestra mente es fiel reflejo de un concepto absoluto, y a la que previamente se le han 
asignado limitaciones propias de la manifestación tridimensional. 
Estamos limitados precisamente por ese mundo de manifestación, digámosle ego. Un 
proceso egoico que invalida a veces, y muchas veces, el acceso a la comprensión 
diáfana. 
Todo ello no es casualidad, como tampoco arbitrariedad o negación de la propia creación, 
sino que es tan solo una medida preventiva. Nuestras mentes aún no están preparadas 
para liberarse totalmente de condicionamientos egoicos y poder darnos a conocer 
nuestra verdadera realidad. 
Con tal medida preventiva y de limitación, se manifiesta el ego en nuestro pensamiento 
invalida la libre y consciente experimentación en la adimensionalidad. Y ha llegado el 
momento en que esta venda de los ojos desaparezca, pero antes habremos de dar 
nueva forma a nuestra composición adeneística y cromosómica. 
Desde la Confederación venimos diciendo todos estos años a los grupos de contacto, que 
estamos todos interpenetrados, que todo el Cosmos está interconectado, de tal modo, que 
cualquier cambio que se produce en la más pequeña molécula trasciende todo el Universo. 
Si uno de nosotros cambiamos, cambian los demás. Si nosotros alcanzamos un grado de 
vibración, ese mismo grado se transmite a todos en el holograma cósmico. Cualquiera de 
nosotros puede transformar el ego de los demás, y más que transformar, transmutar. 
El proceso egoico es propio de la manifestación, y cualquiera de nosotros tenemos ego 
porque somos manifestación. Siendo como somos un reflejo del Absoluto que se ha 
diversificado infinitamente en dicha manifestación. 

TALLER DE TRANSMUTACIÓN DEL EGO 
Hay que contar con el ego, tenerlo en cuenta, tranquilizarlo incluso en cuanto a que no 
pretendemos atentar contra él. El ego, al fin y al cabo, es una parte de nuestra consciencia 
total, enfocada en la tridimensionalidad. No podremos anularlo sin aniquilar nuestra 
presencia en esta tridimensionalidad. 
Por tanto, lo adecuado con respecto a nuestro ego es posibilitar que amplíe su consciencia, 
que nos permita, mediante el silencio mental y el equilibrio, acceder a la adimensionalidad, 
donde una mayor visión va a transmutar nuestras percepciones en un grado de mayor 
comprensión y amor. 
En este sentido, el ego individualista se puede neutralizar fácilmente mediante el 
hermanamiento grupal, donde nos integramos en una consciencia más amplia, de más 
alta vibración, en la que nos resulta más factible transmutar y experimentar los planos 
adimensionales. 
Aplicar la autoobservación al ego supone conocer mejor nuestra psicología, nuestras 
reacciones, nuestros miedos, apegos y deseos. De esta forma, y desde una visión neutral 
que observa y comprende, el ego es contemplado en su actuación, y en cada momento en 
que este intenta predominar y acaparar afectos, atenciones, gratificaciones y poder. 
Es lógico que sea así, pues esta es la dinámica egoica, no hay que avergonzarse de ella 
ni sentirse culpable. 
La misma nos habrá llevado en más de una ocasión a cometer errores, pero no debemos 
cultivar la culpabilidad por ellos, sino aprender, para evitarlos en otra ocasión. 
De esta forma, vamos captando la acción de nuestro ego y comprendiendo sus resortes, 
no para reprimirlos o censurarlos, sino para tenerlos en cuenta y neutralizarlos cuando 
convenga. 
Nuestro espíritu nos pide fluir, desapegarnos, buscar la componente de amor e iluminación. 
Tenemos que estar atentos a este anhelo del espíritu y saber diferenciarlo de las apetencias 
del ego, que se pueden disfrazar de espiritualismo o intelectualidad, como otra forma de 
predominio y hegemonía encubierta. 
No podemos descuidarnos con respecto a la acción del ego, porque esta volverá a aparecer 
de otra forma, muchas veces de manera encubierta. 
Pero tampoco nos debe preocupar mayormente, ya que la clave está en la autoobservación 
de nuestra realidad, y desde ella de la acción externa. Así iremos transmutando cada 
situación que se nos presente. Y mediante la suma de pequeñas transmutaciones vamos 
despertando, vamos ampliando consciencia. 
De esta forma también nos vamos equilibrando, consolidando nuestra vinculación 
trascendente, subiendo la gama de nuestras frecuencias vibratorias, abriéndonos a la 
intuición y a la hermandad. 
Podemos convertir nuestra experiencia cotidiana en la aventura de nuestro 
autodescubrimiento, observando tanto los obstáculos y las dificultades, en las que no 
quedamos atrapados, como los logros y resultados que modestamente vamos consiguiendo. 
En este camino no es posible pararse, o se avanza o se retrocede, y si bajamos la guardia o 
relajamos nuestro estado de alerta al aquí y ahora,nos sumimos con gran facilidad en la 
corriente predominante, que es la del sueño de los sentidos, la del mundo del ego.