lunes, 30 de enero de 2012


"EL GRAN DILEMA"

“OBSERVAD Y AUTO OBSERVAROS. 
LA VERDADERA REALIDAD ES OTRA, 
LO QUE VEIS SOLO ES EL ENVOLTORIO”  
-Sili-Nur-

Las naciones están en un cierto desorden, desconfianza. Existe una inseguridad 
manifiesta en sus gobernantes, por parte de una población hasta ahora pasiva, y está 
creciendo un movimiento de resistencia. No sabemos exactamente cómo va a terminar 
de resolverse este gran dilema de la humanidad actual. Sea el que sea, deberá florecer un 
nuevo espíritu ecuménico y de perfeccionamiento espiritual.  

La duda está en cómo se observarán dichos factores e incidirán en la población. 
Si ésta mengua, puede llegar a ocasionar grandes desajustes sociales 
y unas naciones invadir a otras por puro proteccionismo, por puro miedo, 
y esto es invaluable hasta no ver resultados más cercanos y efectivos.  
Lo importante ahora, es que tengáis muy clara vuestra situación real y que os 
améis entre vosotros como elementos indisolubles.  
Es evidente que cada elemento tiene su porción de responsabilidad, mediante la 
auténtica colaboración y equilibrio entre sus partes. Cada pieza debe rodar 
perfectamente sincronizada con su organismo. Teniendo en cuenta que éste, 
a su vez, se incluye en otro gran organismo y así sucesivamente. 
Cada célula, debe cumplir con su misión. Eso es, mantenerse en su punto preciso, 
no desequilibrarse. Ajustarse a los patrones que la intuición y el pensamiento coherente 
dictaminen y, sobre todo, que no tenga miedo puesto que no está sola. Forma parte de 
un gran engranaje, sabiamente resuelto por quién tiene esa función encomendada.  
Vuestra misión esencial es pues, observar y autoobservarse, y en la paciente 
espera de un cambio, una transformación de estructuras mentales, que permita trasvasar 
parte del conocimiento que figura en ciertas áreas de vuestra psicología, en ese cosmos 
holográfico, al que todos pertenecemos y cuya información, de alguna forma, también 
nos pertenece a todos. 

Deben cuestionarse ciertos aspectos ordinarios de la andadura existencial, 
aplicándose debidamente en el desarrollo y evolución del perfeccionamiento puramente 
trascendental, y como tal, efectivo y diáfano, aclarándose muchos de los porqués de 
ciertas incógnitas.  
Tened en cuenta que nada de lo que sucede en este mundo, tiene tanta importancia 
como para que vuestros cuerpos y mentes se vean alterados en grado sumo. Así pues 
evitad, en lo posible, la identificación de la cruda realidad externa.  
Por lo tanto, hoy aprovecho para deciros que reflexionéis en todo el entramado 
casuístico: circunstancias, anécdotas, pesares, angustias, incluso alegrías, porque todo 
ello forma parte de un concepto holográfico, que previamente se ha diseñado para tal 
cuestión.  

Si valoráis con exactitud y precisión, todo ese envoltorio que disfraza vuestra 
esencia, el conocimiento profundo, podréis llegar a comprender que lo único válido y 
accesible para transportaros a ese nuevo mundo de percepciones, es el anhelo por llegar 
a comprender la verdadera realidad de vuestros actos, acciones y de vuestra situación en 
el aquí y ahora.  
Pensad por un momento lo importante que puede llegar a ser el despertar, de una 
forma directa, en el corazón mismo de ese Conocimiento sin par. Que abre puertas al 
proceso por el cual la vida humana debe trascender  y así florecer, en un conjunto 
armonioso, privado ya de ciertas ataduras psicológicas ancestrales. Superando a través 
de esa misma comprensión, un muro que al parecer os es infranqueable y lo único de 
cierto es que no lo es, porque ni tan sólo es un muro.  
Permitidme que os formule algunas preguntas. Por ejemplo:  
¿Por qué estáis tan preocupados por el buen desarrollo de vuestro cuerpo físico y 
casi olvidáis el espiritual?  
¿Por qué dejáis un tanto aparte, este período floreciente a nivel espiritual y 
anímico inclinándoos, pesadamente, en procurar una mayor tranquilidad, subjetiva por 
cierto, en el aspecto material?  
¿Por qué usáis tanto de vuestra inteligencia, capacidad, energía y don de gentes, 
para alimentar el ego de la posesión, el materialismo, el pensamiento puesto en el 
futuro, en mantener privilegios y capacidad adquisitiva, por ejemplo y olvidáis este 
presente eterno del conocimiento trascendente?  
Incuestionablemente debéis reflexionar. Pensad que  todo es susceptible de 
variarse tan sólo con vuestro pensamiento. Si queréis que todo vaya bien, anheladlo, 
exigidlo... Sois libres, nada os ata.  
Con amor. Sili-Nur


"UN PASAPORTE AL INFINITO"

“EL HOMBRE DEBE ENTENDER  
QUE EXISTEN OTROS MUNDOS  
Y QUE ESTÁN EN ÉSTE”

Es un hecho que la comunidad internacional está siendo afectada por factores 
externos que le privan, y mucho, de una completa valoración de sus grandes  posibilidades. 
Pero también es un hecho que va despertando y despertándose hacia un 
proceso clarificador muy importante. 
Dicho sea de paso, este proceso también entra dentro de la lógica y comprenderéis 
que dado el movimiento humano, esa revolución espiritual en ciernes, va a procurar un 
desarrollo ecuménico completo -que podemos de alguna forma verificar en nuestros 
parámetros-, un extraordinario cambio de estructuras mentales. Lógicamente, este 
cambio va a propiciarlo la propia necesidad de superación. 

El hombre, empieza a desengañarse del esquema con el que durante siglos se ha 
planteado su nivel evolutivo. Empieza a desengañarse, como digo, y espera corregirlo 
en la medida en que sus capacidades le permitan hacerlo. 
Por eso es importante la divulgación, la transmisión de ideas y pensamientos que 
lleguen a inculcar al individuo, esas ideas de libertad, de evolución, de perfeccionamiento 
del pensamiento, y entienda que es posible liberarse de las cadenas de oscurantismo 
que le oprimen y le permitan fluctuar hacia un contexto mucho más amplio y clarificador. 
Por lo tanto, es evidente que debemos saber transmitir estas ideas y no como una 
operación de lavado de cerebro, sino como una operación de limpieza, de clarificación, que 
debe llevar al individuo a darse cuenta de su potencial, de su propia capacidad de liberación. 

Es importante que cada uno de los individuos comprenda profundamente cuál es su 
situación real, y entienda que debe proceder a un cambio de estructuras mentales. 
Debe entender que lo que está realizando actualmente, su actividad, su pensamiento, 
su profesión, etcétera, no es del todo adecuada si no se plantea debidamente un cambio 
espiritual, un cambio que favorezca la comprensión íntima que ayude a la interiorización, 
a la reflexión profunda, al pensamiento trascendente.

Debe entender también, que existen otros mundos que están en éste y que le 
esperan para compensar debidamente el desequilibrio psicológico que sufre. 
Debe anhelar fervorosamente la autorrealización interior, para así situarse en un 
plano superior de pensamiento, con el que invalidar procesos mentales caducos. 
Si el hombre actual procede a esos nuevos planteamientos y accede a ellos a través de 
su propio esfuerzo y sacrificio, es lógico que sus planteamientos vivenciales se modifiquen 
positivamente y le permitan hallar la fórmula del amor, de la solidaridad, del hermanamiento, 
con cuyo pasaporte acceder a un nuevo mundo dentro de ese mismo mundo.  
De esa ilusión, pero que en el fondo es real, por cuanto en ella radica el esquema 
vivencial, como vértice hacia el infinito y en el que el progreso constante está 
establecido de manera que proporcionalmente a su esfuerzo, acceda a niveles superiores 
de conocimiento. 

 Creemos que la libertad radica en el conocimiento. Que la opresión es culpa del 
propio individuo. El prisionero no lo es, o no lo será nunca, si su pensamiento es libre. 
Porque uno puede estar en cautividad y en cambio sentirse completamente libre. La 
libertad está en la libertad de pensamiento. 
  Con amor. Sili-Nur  

viernes, 27 de enero de 2012


NUEVE PUNTOS PARA LA ESPIRITUALIDAD...

1. Llegar a la comprensión
La comprensión no llega únicamente con un talento
nutrido de conocimiento y sabiduría, sino que se llega a la
comprensión profunda a través de la humildad y de la
sencillez con que adornemos nuestros actos diarios. 
En esa sencillez se halla intrínseca una cuestión muy
importante que es la paciencia con que debemos saber
adornar nuestra vida. Indiscutiblemente con paciencia, con
tesón pero sobre todo con sencillez y humildad, vamos a ir
recorriendo todo un proceso, alambicado proceso si cabe,
pero que en el fondo, al igual que un rompecabezas, va a
quedar resuelto en el momento justo en que la comprensión de 
dicho proceso entre de una forma consciente en nuestro interior. 

Hoy estoy hablando de consciencia, estoy hablando de interior, 
estoy hablando de introspección en definitiva, porque es así 
como vamos  a ir alternando un proceso tridimensional. 
Nuestra vida debe nutrirse de espacios en blanco,
tiempos de espera, épocas tal vez o años, en los que puede
dar la sensación de que el avance no es lo positivo que se
desea. Aunque en definitiva sí es un avance. Lo que pasa es
que nuestra mente debe ir correspondiendo a sus
necesidades y, en primer lugar, debe aposentarse
debidamente. Lo que significa un equilibrio. 
Establecer un puente de unión con la confianza de que
ambos extremos deben unirse equitativamente. Por eso el
equilibrio es necesario. Establecer el equilibrio es necesario,
y por eso se exigen esos espacios en blanco. Esos tiempos
que nos pueden parecer perdidos, pero que en el fondo no lo son.

El Hombre establece el proceso evolutivo en base a subidas 
y estancamientos.  Esos estancamientos nos sirven para avanzar 
de nuevo. En el deseo más bien el anhelo, de alcanzar metas mucho 
más altas en compromisos espirituales.   
Y llega un momento en que nuestro estado mental está
saturado, y es entonces cuando debemos vaciar esos
recipientes o parámetros mentales caducos, y deben
renovarse. Y en esa renovación aparece un ingrediente que
nos va a permitir acelerar el proceso evolutivo. Y ese
ingrediente es la razón objetiva. Una razón objetiva que se
nutrirá, como he dicho antes, de paciencia, de equilibrio y
que junto al anhelo de perfeccionamiento de nuestro
pensamiento, va a consolidarse en unas estructuras
superiores. Y así el proceso seguirá, y seguirá por los tiempos. 

Si anhela profundizar mas sobre la "La Espiritualidad" Visite el siguiente enlace:



"UN CAMBIO DE ACTITUD"

“LA RAZÓN BÁSICA DE VUESTRA EXISTENCIA:  
DESCUBRIDLA EN VUESTRO INTERIOR  
Y NO PERDÁIS MÁS TIEMPO” 
-Sili-Nur-
         
Contemplad a vuestro alrededor. El planeta empieza  a reclamar su parte de 
equilibrio. De alguna forma, es el precio que exige para su regeneración.    
El mundo va a exigir un cambio de estructuras mentales. Un cambio de actitud. 
Un cambio de posicionamiento. Y quién esté bien sujeto, trascenderá, y quién no, 
deberá formularse un serio replanteamiento. Aunque  parezca una crueldad, 
es una realidad propia y necesaria de la evolución.  

Son tantas las circunstancias que os envuelven, son tantos los problemas que se 
entrecruzan en ese ir y venir de pasiones, sentimientos, deseos, posesión, miedo... 
que  puede que olvidéis la razón básica de vuestra existencia.    
¿Os habéis preguntado alguna vez, profundamente, cuál es el objeto de la vida?   
Lo más sencillo, es olvidarse del tema y vivir a costa de esa pregunta no 
formulada y ni  mucho menos contestada.  

¿No es acaso más importante conocer el porqué de la existencia que olvidarse de 
ello, dedicándose a otros menesteres también necesarios, pero de segundo orden?  
Sí, realmente conocéis mundo, experiencias, sabiduría, conocimientos ocultos, 
psicología humana... pero sin duda, todo ese bagaje de conocimiento 
es insuficiente y debería corregirse adecuadamente.  

La respuesta verdadera, como es lógico, nacerá en el interior de cada uno. 
Por supuesto, no hallaréis respuesta intelectual que os diga: 
“haced esto, haced aquello”, “habéis venido aquí para hacer esto o aquello”.  
En la práctica y como primer punto, aplicaréis la razón interna, que eso es lo 
importante. Un segundo punto a destacar será cómo acceder a esa pregunta interna, 
para averiguar el objeto de vuestra presencia aquí en esta tercera dimensión.  
Sencillamente amigos, con un objetivo muy claro de  lo que queréis hacer, de 
cómo queréis vivir, de cómo queréis actuar. Y, por  encima de todo, una razón 
fundamental: no es una pregunta intelectual o mental. No es un deseo. No es una 
práctica esotérica. No es ningún ejercicio o mantram.  
Es una pregunta interna, con el convencimiento absoluto de que vuestra vida está 
siguiendo por unos derroteros, marcados previamente por la intencionalidad de vuestro 
espíritu. Y la razón de todo ello, estará en la necesidad imperiosa de cambio.  

Si en vuestro interior ronda el deseo, la angustia, el miedo, la impronta de la 
materialidad, es claro que ese objetivo nunca prevalecerá y sustancialmente 
no será efectivo.  
Tened en cuenta que el error, en todas las religiones y pensamientos filosóficos, 
está en la sabiduría transmitida al nivel intelectual. Las palabras y los pensamientos, por 
muy bien expresados que estén, son insuficientes para participar de ese gran 
conocimiento oculto. Es más, palabras, escritos, filosofías, parábolas... no son más que 
un entretenimiento temporal, para hacer cambiar de actitud al individuo.    
Esa filosofía, ese conocimiento, esa transparencia de ideas y de pensamientos, no 
actúan a un nivel profundo o interior. Solamente lo hacen a un nivel intelectual, aunque 
al individuo puede que le permitan establecer un paralelismo consigo mismo y de ahí 
nazcan sus propias respuestas.    
Cuando la actitud del individuo está permanentemente conectada con un deseo, 
aunque sea de evolución, está perdiendo el tiempo,  y todo conocimiento, bien sea 
escrito o transmitido verbalmente o por otro medio, no es válido si penetra únicamente 
al nivel intelectual.  

A través de un adecuado estado de relajación, se generan pensamientos objetivos. 
Inclusive imágenes provenientes del mismo espíritu. Dejad que esas imágenes o 
símbolos, esas respuestas, aparezcan espontáneamente en vuestra mente, porque ellas os 
darán pie a la clarificación de ideas objetivas. La mente humana está ya preparada para 
entenderlas, descodificarlas, interpretarlas y asumirlas.  
Es preciso un estado de felicidad, de paz interior, de recogimiento y con un 
pensamiento alegre, divertido, para penetrar en ese mundo de imaginación 
y de creatividad. 
Estamos en un punto importante al nivel planetario  y cósmico, y sus energías 
transportan un valor incalculable a modo de símbolos por descodificar. Es la suma de 
mucha energía cósmica la que está invadiendo el espacio a un nivel inconsciente.  
El conocimiento que ahora os llega, es de mundos superiores de conciencia. De 
seres con muy alta vibración, que han preparado esquemas mentales nuevos a 
discreción. Indudablemente, nosotros participamos de ello de alguna forma.  
No desperdiciéis el tiempo. Aprovechadlo sabiamente, pero sin temor y con 
mucha, mucha alegría por delante 
Con amor. Sili-Nur



lunes, 23 de enero de 2012

  LA LEY DE LA HUMILDAD, 
DE LA SENCILLEZ
"LA LEY DEL AMOR"

 La intuición tiene dosis muy importantes de nada,
de no aspirar a nada, de no querer nada, de no desear nada,
de desapego, de humildad, de sencillez. Como el Cristo Cósmico,
que en todos los mundos, ha aplicado su ley, que es
la de la sencillez, la  humildad
-Shilcars-

Queridos amigos, hermanos, atlantes todos, muy buenas noches, 
soy Shilcars del planeta Agguniom. 
Vamos a ir aprendiendo poco a poco, no es difícil, pero el tema
requiere constancia, paciencia, observación y autoobservación plena. 
Todo porque nuestros puntos de mira son muy limitados. 
Nuestro pensamiento siempre quiere más y más, cuando en realidad
si estuviese equilibrado y en comandita con el universo y su energía, nuestro 
pensamiento pediría cada vez menos, y llegaría un momento en que nada pediría. 
Nada desearía, nada perseguiría y, a cambio, paradójicamente lo obtendría todo. 
Claro, desde muy jóvenes se nos ha enseñado la aplicación en el estudio: 
en ser los primeros de clase. En obtener las mejores notas o puntuaciones, 
para poder llegar a la edad adulta y ser un buen empleado, un buen trabajador, 
un excelente profesional, un bendito científico, etc. etc. 
Pero, ¡que ninguno de ellos se pase de la raya!, que para eso se le ha
enseñado hasta dónde debe aprender y cómo debe aprender. Y cómo debe
actuar delante o ante la sociedad en la que vive. 
A todos se nos ha enseñado que somos una pieza importante para que
funcione el gran engranaje, pero a través del estudio y la aplicación y la
conformación de nuestro estado mental, en plan didáctico, se ha procurado
que nos reconozcamos como pieza necesaria, pero que nos olvidemos del
resto del conjunto, del organismo del cual y por el cual vivimos, y
sucumbimos al final. 

Así, con todos esos conocimientos que nos permiten establecernos en
este mundo 3D, con sus reglas, sus leyes lógicas y necesarias, y
convenientes sobre todo para el pastor, para que el rebaño no escampe, no
se disperse y no pueda luego controlarse, todo está muy bien. Pero con esa
técnica didáctica nos habremos convertido, francamente, en dóciles ovejas.
Mansas ovejas en espera de ser trasquiladas.     
No, amigos, hermanos, parad atención a todo ese aspecto que se os
ha planteado en la sociedad. No estoy hablando de anarquismo, ni mucho
menos, ni de un comunismo encubierto, somos apolíticos, porque el Cristo
Cósmico lo es por esencia, y nosotros seguimos sus pasos, sus
indicaciones, sus vibraciones. 
Y las mismas nos indican que habremos de decir no a todo aquello
que en principio nos parece interesante por lo de deslumbrante. 
Habremos de decir no a todo lo que afecte a la intelectualidad profunda, 
a todo aquello que nos incite a ser los mejores, los campeones, los únicos. 
Habremos de decir no a todo aquello que nos obliga a pensar demasiado, 
no dejando espacio a la intuición, al fluir del pensamiento. 
Habremos de decir no a todo aquello que, cual regalo envenenado, pero 
envuelto en lazo y agradablemente presentado, nos pueda parecer que es lo 
mejor para nosotros, pero nos subyuga cuando probamos el primer bocado. 

Estamos todos totalmente equivocados, hemos hecho un planteamiento 
a la inversa, hemos seguido los dictados de nuestro deseo,  de nuestro 
pensamiento, olvidando que nuestro pensamiento a veces, y muchas veces, 
está confundido, disperso, es miedoso por naturaleza, inconformista, 
impaciente, irracional, inseguro, irascible. 
No hemos de hacer caso a nuestro pensamiento, cuando nuestro
pensamiento está imbuido por una larga cadena de errores, que apenas nos
damos cuenta que los tenemos. Es difícil que el individuo, con un fondo 
natural y espontáneo, se aperciba de que todo el mundo que le rodea, 
toda esa fantasía, todo aquello que le han hecho creer que era lo mejor para él, 
repito, es muy difícil que de ese estado hipnótico pueda salir y liberarse 
de sus cadenas, pesadas cadenas de oscurantismo, propias de una mente 
confusa, dispersa, y generalmente abocada al fracaso. Y, 
¿por qué hablo de fracaso y no de éxito? Pues muy sencillo, hablo de fracaso 
porque persiguiendo el éxito únicamente llegaremos al fracaso más absurdo. 
Y de eso nos daremos cuenta una vez nuestro sueño hipnótico desaparezca 
y nos encontremos con nosotros mismos, tal cual somos, sin esos 
espejos que disfrazan la realidad y la confunden, cuando seamos nosotros 
mismos en la posición psicológica interna, pura, cuando nos deshagamos 
de todos los efectos y agregados psicológicos, apegos, que desde pequeños 
nos habrá imbuido nuestra sociedad, protectora, nuestro pastor.  

Pero claro, ese instante, cuando esto suceda, ya será tarde, y veremos
luego si podemos reingresar de nuevo teniendo esa oportunidad, y habiendo
acumulado tanta experiencia como para no repetir un siguiente fracaso. 
Y digo “veremos si tenemos esa oportunidad”, porque tal vez no la
tengamos. Tal vez tengamos que asistir a las consecuencias del rayo
sincronizador como espectadores, en una dimensión en la que podamos
observar las circunstancias, pero no transmutarlas.  
Y esto, que parece tan fácil de entender, incluso aparentemente sin
importancia, tiene mucha importancia, amigos, hermanos. Porque si llega
esa gran transformación, se cierra esta era y aparece una nueva primavera,
impulsada por el rayo sincronizador, todos los que en ese momento no
dispongan de cuerpo físico adecuado a su vibración, no podrán elevar su
nivel de consciencia, su nivel vibratorio, y por siglos y siglos permanecerán
en su punto, sin haber elevado ni lo más mínimo su nivel vibratorio, 
y por lo tanto deberán repetir. 
Deberán permanecer en un nuevo estado vivencial, en el que habrán
de ser trotamundos, con niveles intelectuales muy limitados, con
capacidades muy limitadas también, y por lo tanto durante generaciones sus
retornos, recurrentes, serán de gran sacrificio, dolor y oscurantismo. 
Porque los que verdaderamente despierten a ese llamado crístico, los
que verdaderamente se están preparando y entienden que lo menos
importante es la pura intelectualidad, y sí la apertura de corazón, la bondad
de nuestros actos y el amor, silencioso, que tengamos hacia los demás,
todos los que tengan esas inquietudes, lo será porque habrán despertado
verdaderamente a la realidad de su sueño hipnótico. 
Se habrán dado cuenta que lo menos importante es el lujo, la buena
vida, la intelectualidad, los conocimientos, y sí con mucho más respeto
dedicarán parte de su vida a la intuición.
Y claro, la intuición tiene dosis muy importantes de nada, de no
aspirar a nada, de no querer nada, de no desear nada, de desapego, de
humildad, de sencillez. Como el Cristo Cósmico, que en todos los mundos,
ha aplicado su ley, que es la de la sencillez, la  humildad, incluso la de la
pobreza, conjuntamente con la gran dignidad que ella lleva consigo. 

Todos esos individuos que hayan despertado esta inquietud en su
interior, se volverán sabios, conocerán todas las lenguas, sabrán de los
grandes misterios del universo, conocerán la micropartícula y su expansión,
incluso reconocerán en sí mismos la pertenencia a las doce esferas del universo. 
Para ellos no habrá secretos, lo sabrán todo, de la forma más humilde
y sencilla que pueda uno pensarse. Hablarán con los insectos, con las mariposas, 
con los pájaros, con los peces, con los animales, con sus mascotas... 
Ningún animal será capaz de atacarles, porque ese animal intuitivamente 
reconocerá el amor que desprenden, a través de una maravillosa energía vibracional. 
Y se postrarán a sus pies, sabiendo que son sus protectores. 
En todos esos individuos que comprendan ya que el gran
conocimiento está en lo más sencillo, y lo más sencillo es la respuesta que damos 
a nuestro hermano, de la forma más sencilla y humilde, ahí estará la gran sabiduría. 
Para esos sabios no habrá secretos, todo será descubierto, y todo lo
que pregunten les será respondido, porque esa es la ley de la humildad, de
la sencillez: la ley del amor. Y el amor no distingue. 
Amor, Shilcars


"UNA SOCIEDAD INTELIGENTE"

 A LO LARGO DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD, 
SE HA IDO GENERANDO UN CIERTO OSCURANTISMO,  
PERO EL OBJETIVO DEL HOMBRE ES  ENCONTRAR 
LA RAZÓN DE LA VIDA  Y DE SUS CIRCUNSTANCIAS
-Sili-Nur.- 

A lo largo de la historia de la Humanidad, se ha ido generando un cierto oscurantismo, 
a modo de indiferencia, ignorancia, perturbación, dispersión y un largo etcétera. 
Todo ello adornado con la rutina, las ideas preconcebidas, el estatus social, la 
sociología ecuménica y, como es natural, de un sin fin de intereses centrados 
básicamente  en el control exhaustivo de la población, empobreciendo ciertas partes 
de la sociedad. Como reflejo de estas circunstancias anómalas, adrede, 
se ha ido surtiendo de incógnitas a la sociedad para desvirtuar, distorsionar, decantar, 
unos arquetipos en pro de un interés egoísta y a la par económico y, por qué no, 
en cierto punto político, dando al traste con la bienaventuranza, el espejo que debe 
tornasolarse en un conocimiento mutuo entre los mismos individuos, 
fruto del intercambio de pareceres libre y espontáneo a todos los niveles.  

Así, la sociedad en general, con dichas características ha ido limitando el libre 
albedrío a tan sólo la esperanza de la supervivencia y poco más. Todo ello 
intencionadamente transmitido, como para dar una idea concreta de que si el individuo se 
aparta de esta senda, conocerá tan sólo la desesperanza y el infortunio. 
Esta actitud errónea, se torna en contra del individuo y de la propia sociedad en la 
que vive, empobreciendo al conjunto, desde el inferior hasta el superior. Perdiendo, como 
es natural, todo el encanto que puede producir una  sociedad inteligente y cultural,  
espiritualmente hablando. 
Y esto es tan sólo una breve idea de lo que puede llegar a ser una sociedad que 
únicamente prima el desarrollo material, intelectual, cultural y en unos niveles digamos 
exageradamente proclives, a abandonar el aspecto íntimo, interno, espiritual, que ha de 
llevar al individuo al encuentro consigo mismo. 
El transmitir el conocimiento únicamente a ciertas parcelas de la sociedad, a una 
cierta élite social o económica, estamos tergiversando los derechos básicos de todo 
individuo. 

Cuando enraizamos unas costumbres, unos cultos, una religiosidad, a favor de 
una minoría y abandonamos los razonamientos propios de esa gran mayoría, esa masa 
crítica, que es la que en definitiva hace progresar a las sociedades, nos encontramos 
nuevamente con un doble empobrecimiento. 
El objetivo del Hombre es encontrar la razón de la vida y de sus circunstancias. 
Con amor. Sili-Nur. 



 

domingo, 22 de enero de 2012

 LA DUALIDAD ES UN EJE  
EN EL QUE DEBERÁ PREVALECER SIEMPRE EL EQUILIBRIO. 
HEMOS DE SER CONSCIENTES DE ESA NEGATIVIDAD 
QUE EN NOSOTROS ANIDA  
-Sili-Nur-

El ego se halla involucrado permanentemente en la territorialidad, en la posesión, 
en el mundo físico. Al ego le corresponde la supremacía material, vital y pormenorizada 
de un desencadenante, cual es la evolución física del individuo. Aunque viene bien 
recordar aquellas palabras del Maestro en las que nos dice: -Al César lo que es del César y 
a Dios lo que es de Dios. Efectivamente, hay cosas que corresponden a la materia, y es 
incuestionable su procedencia y pertenencia. 
 
Es difícil alejarse de unos valores físicos, de la supremacía material. 
Es difícil poder renunciar a esos estados erróneos o subjetivos, 
pero también es cierto que estamos formados exclusivamente por la dualidad. 
Ésta nos indica que en nosotros existe el equilibrio o debe existir ese equilibrio 
entre el bien y el no tan bien, entre el positivo y el negativo.
Aunque me gustaría preguntar ¿qué podemos entender  por actitud positiva o 
negativa?, ¿acaso aquel agresor de la libertad individual, que actúa bajo la fuerza de su 
poder, está actuando negativamente?. Porque entonces podrían suceder dos cosas: que 
unos pensaran que actúa bien y otros, que no tan bien. 
En definitiva, deberíamos plantearnos el concepto de la dualidad como un eje en el 
que deberá prevalecer siempre el equilibrio, y nunca podremos despojarnos de esa parte 
negativa, porque en el fondo esa negatividad también procede del mismo origen, 
cual es, el Absoluto. 
Porque el Absoluto también contiene la negatividad. Sin ella no sería Absoluto, 
no sería nada. Porque Él está precisamente en este justo término: 
en el equilibrio de los dos polos, para precisamente ser el Absoluto. 

Entonces, ahí caben dos cuestiones principales: ser conscientes de esa negatividad 
que en nosotros anida o no serlo. En el caso de serlo, el equilibrio será nuestra 
bandera. Y nuestra evolución o participación evolutiva como seres individuales, 
destinados a la búsqueda de la originalidad, participará de estos dos factores. 
Y gracias a estos dos factores, se producirá la alquimia necesaria como para transmutar 
estos elementos en nueva energía espiritual, que es lo mismo que decir nuevos 
estados de conciencia participativa al nivel holográfico cósmico. 
Y en el segundo aspecto, el de la inconsciencia de nuestra real manera de ser, se 
circunscribirá en un desequilibrio. Pero dicho desequilibrio no únicamente será negativo 
por serlo, sino que estará en función de que dicha negatividad se encuentre en un estado 
relativo, porque, ¿qué es negativo?, ¿es tal vez la agresividad manifiesta con que 
actuamos?. Pero, ¿acaso esa agresividad no actúa en otros componentes, como bálsamo 
para alcanzar también su propia evolución? 

Por eso, si llegásemos a comprender que en este mundo todos somos hermanos, 
que nuestro hermano al que consideramos negativo, forma parte de nuestra propia esencia, 
entenderíamos también que no es tan negativo, sino  que tan sólo le convendrá saber su 
correspondiente parte o participación en ese holograma cósmico. 
Entonces, hablaremos siempre de conocimiento o de desconocimiento, del saber y 
de la ignorancia en un determinado momento o circunstancia, pero nunca de malos, nunca 
de buenos, sino todo lo contrario. 
Con amor. Sili-Nur

sábado, 21 de enero de 2012


Tres premisas importantes
PACIENCIA-HUMILDAD-EQUILIBRIO
"Todo ello AMOR"

“Ninguna técnica, ningún proceso oral o escrito,
os enseñará aquello que no debéis aprender,
porque no se puede aprender la intuición.
La intuición no se aprende, amigos, hermanos,
la imaginación tampoco.
Se aprende a escribir, se aprende a caminar,
pero no se aprende a intuir.

Porque la intuición sale, brota de nuestro corazón poco a poco,
tan sólo con las tres premisas importantes a tener en cuenta:
paciencia, humildad, equilibrio: todo ello amor.
Por lo tanto, como digo, no os preocupéis,
y sí ocuparos de ir siguiendo una relación conductual
más o menos equilibrada y concreta.
Y además completa como puede ser la relación
que puede haber entre las dos civilizaciones.
Vamos a ir sugiriendo información,
y suministrando paquetes de información también,
a través mío y de otros compañeros de la Confederación.

Estos juegos en las conversaciones interdimensionales
irán conjugando una planificación muy peculiar, inédita.
Por lo tanto no hay antecedentes históricos en su enseñanza.
Vais a vivir en vivo la transformación de vuestra propia psicología,
y vosotros mismos seréis conscientes.”
-Shilcars- 


http://tseyor.com/

viernes, 20 de enero de 2012


 DIGÁMOSLE AL HOMBRE


“ES HORA YA DE QUE EL HOMBRE  
DESPIERTE DE ESE SUEÑO  
DE LOS SENTIDOS”
-Sili-Nur- 

Es hora ya de que el Hombre despierte de ese sueño de los sentidos 
y piense que es el momento de hacer un esfuerzo. 
Un esfuerzo más para resituar su capacidad, su intelecto, en otros niveles.  
  
Digamos basta ya a esa “oscuridad” de los sentidos.
Digamos basta ya a la inexorable recurrencia de vida tras vida en una 
oscuridad casi total del individuo. Démosle la visión completa de su panorama espiritual. 
Enseñémosle los primeros pasos a seguir por el camino de la evolución espiritual.   

Digamos al individuo, hermano nuestro, que tiene en sí mismo 
la capacidad de andar y de evolucionar y de perfeccionarse. 
Enseñemos a nuestro amigo, lo que no debe hacer en esa recurrente existencia. 
En esa recurrencia de vidas y vidas sin otro objetivo, sin otro punto de partida, 
que no sea la horizontalidad de una vida monótona y repetitiva.
   
Digamos al individuo,  a nuestro hermano terrestre, 
que ahora es el momento en el que puede alzarse de su monotonía, 
de su capacidad, de aprovechar su total capacidad, para remontarse 
hacia las estrellas, para fundirse en un abrazo con todos los hermanos 
que pueblan el cosmos y que están esperando, 
de alguna forma, este acontecimiento.  
Digamos también al ser humano de la Tierra, que deje un poco de lado 
ciertos aspectos  más materiales de la existencia. 
Porque éstos son una pura ilusión de los sentidos que lo mantienen en una 
"oscuridad total", que lo mantienen en un concepto equivocado de sin salida. 
Digamos también a nuestros amigos terrestres, que es posible dar el salto 
ahora, en estos momentos. Estos son propicios para  este salto 
porque tecnológicamente, científicamente, culturalmente, intelectualmente, 
el Hombre está en su mejor momento.
     
Digámosle  también, que haga un esfuerzo y despierte de ese sueño 
de los sentidos. Porque si despierta, se dará cuenta de la realidad 
que lo envuelve. Una realidad que es pura fantasía y debe hacer un doble 
esfuerzo para escapar de esas redes egóicas que lo mantienen prisionero.     

Y finalmente, digamos a nuestro querido hermano terrestre, 
que estamos en condiciones de ayudarle, que queremos 
con todas nuestras fuerzas ayudarle  y que sin lugar a dudas, 
tendrá en nosotros la máxima ayuda y el principal valedor 
para ese salto evolutivo.     
Porque hemos empeñado todas nuestras fuerzas, 
todas nuestras energías, toda nuestra credibilidad, para que así sea.      
Con amor. Sili-Nur



miércoles, 18 de enero de 2012

"HACIA UNA SOCIEDAD ARMÓNICA"
“EXISTEN GRANDES POSIBILIDADES DE LLEVAR A CABO 
UN PROFUNDO CAMBIO DE ESTRUCTURAS PSICOLÓGICAS Y MENTALES.” 
-Sili-Nur-  
                                
Durante miles y miles de años, hemos estado aquí, en este Planeta, y hemos vivido 
y experimentado miles y miles de circunstancias, unas favorables y otras no tanto. 
Puede parecer inverosímil hablar de un conocimiento que hemos ido 
transmitiendo por espacio de estos de miles de años, pero así es.
Aunque las circunstancias favorables, no siempre han brillado 
con la misma intensidad que ahora.

Me refiero a que en estos tiempos, existen grandes posibilidades de llevar a 
cabo un profundo cambio de estructuras psicológicas y mentales, precisamente 
porque se dan cita toda una suma de circunstancias  favorables, entre ellas 
cósmicas, para acelerar este proceso de transformación. Evidentemente, existen 
dificultades de todo orden con respecto a favorecer este cambio.    
Y no se trata de modificar estructuras sociales de arriba hacia abajo, sino de 
abajo hacia arriba, mediante la apertura mental de un buen número de individuos. 
Individuos de base, que trabajen y se apacigüen con la base, fundiéndose en ella y 
al mismo tiempo la enriquezcan.  
  
Es a través de este proceso básico de conformación de estructuras mentales, 
como se consigue que una gran mayoría acceda a unos conocimientos superlativos. 
Y es evidente que con una buena base se puede llegar a alcanzar el cenit.     
No olvidemos que la masa humana es moldeable, es transferible. 
Es intangible, pero dispone de un peso específico. Una presión tal, que bien 
equilibrada y armonizada, puede conseguir espectaculares éxitos 
allí donde se lo proponga.   
Para tener una perspectiva de lo que debe ser una sociedad armónica, basta 
con que en nosotros mismos instauremos el equilibrio, la paz y la transparencia, 
junto a la necesaria paciencia y voluntad, para llevar a buen término este proceso 
de apaciguamiento de nuestros sentidos: deseos, angustias, miedos... Cada uno 
debe cambiar, y si cambia el individuo, cambia la sociedad.  
  
Participáis de nuestro conocimiento, porque buscamos nuestro propio 
perfeccionamiento a través del vuestro. Y no es interés por nuestra parte, sino 
voluntad y anhelo en el seguimiento de unas normas  cósmicas depositadas en 
nuestra psicología, al igual que vosotros habréis correspondido a vuestro 
llamamiento interno, para seguir avanzando por este camino de 
perfeccionamiento.    
Sin duda, poco a poco, se irán despertando ciertos  canales que derivarán 
hacia un proceso más amplio, popular y participativo, en el que la idea de 
hermanamiento derivará hacia un objetivo globalizador de inquietudes de 
evolución y de perfeccionamiento humano.   
Con amor. Sili-Nur.