viernes, 21 de diciembre de 2012

MENSAJE DE LA CONFEDERACIÓN 
DE MUNDOS HABITADOS DE LA GALAXIA




Grupo TSEYOR ‏
Os invita a todos hoy 21 de Diciembre a recibir la Nueva Edad 
de Oro, a partir de las 21:00 UTC.,
20:00 España, 15:00 México, 14:30 Venezuela, 14:00 Colombia
.

Habrá un comunicado abierto y participación de los hermanos del Cosmos, 
todos están invitados a esta sesión especial, en el sistema paltalk:  http://www.tseyor.com/tutorial1.html

Mas Información sobre el evento del 21 de Diciembre en:  https://www.facebook.com/events/437644269635963/

Para cualquier pregunta pueden mandar mensajes a directos a Tweeter:  @tseyor

Hermanos os esperamos para vivir juntos y unidos por lazos de amor u hermandad 

este grandioso e histórico momento que marcara un hito en la historia de la Humanidad.

viernes, 23 de noviembre de 2012


ESCRITO ESTA QUE EL HOMBRE DEBE 
FUNDIRSE CON LAS ESTRELLAS...

Escrito está que el hombre debe fundirse con las estrellas. Todo el
conocimiento está al abasto del ser humano y es para el ser humano. Par
                                         ayudarlo en su crecimiento, para sacarlo de las tinieblas, para hacerle
comprender que la vida que le ha tocado vivir, es únicamente una
preparación. Es un estadio transitorio que le va a permitir florecer en otro
espacio mucho más rico en matices y en comprensión.

La voluntad de aprender es importante, es vital, pero la capacidad
para querer, para amar, que nace de la humildad y con un pensamiento 
en común, lo es aún más.
Todo tiene su origen en un pensamiento único, un pensamiento
global, que ha sabido dispersarse, que ha sabido introducirse en infinitas
concepciones mentales, pero que al unísono están vibrando 
a su mismo nivel.
Ese nivel, esa nota vibratoria, debe ser única para todo el
pensamiento cósmico. Esto quiere decir que están llegando los momentos
en que la unificación mental debe servir para progresar en ese camino, 
en esa evolución, en esa nueva dimensión del pensamiento.
Nosotros, como piezas de ese gran engranaje, también necesitamos
de esas otras piezas, como es el caso o puede ser vuestro nivel evolutivo.
Porque sin esas otras piezas el engranaje no funcionaría. Por tanto para
nosotros es tan importante vuestro progreso, como para nosotros
progresar.

En definitiva, queremos mandaros un comunicado de amor y de
esperanza. Vamos en un mismo barco cósmico que agrupa a toda 
la creación. Desde la más insignificante piedra hasta el ser más 
evolucionado es tan importante y tan básico, que no podemos 
prescindir  de ningún elemento.
En esa concepción de la unificación o globalización planetaria,
estamos todos comprometidos y esperamos que ese pensamiento se
enraíce en vuestro ser interior y os permita evolucionar, porque vuestra
evolución, como digo, es también la nuestra.

Son momentos estos de preparación, de paciencia, de ilusión. Y de
bondad al mismo tiempo, que deberéis poner en todos vuestros actos.
Porque junto a la bondad se halla inmersa la humildad. La humildad 
de saber que tenéis acceso a una información privilegiada.
En cambio, la ostentación de esa información no debe aflorar en
ningún momento en vuestro pensamiento. Es una información que recibís 
que os prepara psicológica y mentalmente a nivel sensitivo, a nivel
espiritual. Mas, debéis acoger ese conocimiento muy humildemente para
que ensanche vuestro corazón y vuestra mente, y os una con todo 
el infinito mundo creador.
Solo así el Hombre será capaz de dar la mano al renacimiento
cósmico. Por otra parte deseado por todos.
Sili-Nur.

http://www.tseyor.com/ 


miércoles, 21 de noviembre de 2012


PENSAD QUE EL CONOCIMIENTO QUE SE PRECISA 
NO ES SOLO CONOCIMIENTO INTELECTUAL. 
SE PRECISA TAMBIÉN EL CONOCIMIENTO INTUITIVO. 

Pensad que el conocimiento que se precisa no es solo conocimiento
intelectual, lo hemos dicho infinidad de veces. Es también conocimiento
intuitivo. Habéis de usar la imaginación, el equilibrio, la armonía, el amor, en
todo lo que hagáis. Si usáis ese proceso intuitivo en debida forma, ese
mismo proceso os iluminará, os dará esa fuerza para avanzar. Ese equilibrio
en vuestras personas que no permitirá que titubeéis, sino que estéis seguros
de lo que hacéis, por donde andáis, de lo que decís.

“Creemos que es un buen momento para fomentar este aprendizaje en todos
aquellos seres que puedan reunir ciertas condiciones. Esas condiciones no
imperan demasiado en las grandes esferas del poder científico, político,
religioso... sino más bien en otras esferas menos poderosas, pero de
indudable formación humana y cultural, lo suficientemente amplia, 
como para dar a conocer ese tipo de conocimiento.
Sin duda estos grupos de contacto van a dar, en un futuro, un gran servicio a
la humanidad de una forma sencilla y humana, sin aspavientos pero efectiva.
En definitiva tened en cuenta, y para terminar, que el futuro de la raza
humana del planeta Tierra, será el conocimiento de otras dimensiones, el
conocimiento de otros planetas en el Cosmos, viajes interestelares, el viaje
astral, el viaje energético, la audio-videncia...
Todo ese conocimiento intuitivo está a las puertas de la mente humana y
solo falta añadir esa parcela de humildad como para que dé su fruto y 
eso solo se verá de una forma sencilla y humana plena de amor.”

No caigáis en el error de confundir la intuición con el intelecto. Un
intelecto brillante es hermoso, es bonito, es deslumbrante; mas la
honestidad, el proceso humilde con el que se adornen todos vuestros 
actos, eso es sin duda lo más importante.
En efecto, tenéis una capacidad de perfección, de superación. El
miedo debéis abandonarlo. No necesitamos hombres y mujeres miedosos.
Necesitamos hombres y mujeres valientes, tenaces, amorosos, sin titubeos.
No confundáis nunca la palabra dicha de forma soez, por la palabra
amable, por la palabra digna. Entended de una vez que solo con 
la humildad y con la capacidad con que sepáis adornar 
vuestro conocimiento será suficiente.
Sili-Nur.

http://www.tseyor.com/



sábado, 17 de noviembre de 2012


SEAMOS CONSCIENTES DE NUESTRO PAPEL EN EL COSMOS... 
CADA UNO DEBE APRENDER A EQUILIBRAR SU PROPIO  MUNDO, 
PUESTO QUE EN LA MENTE SE ENCUENTRA LA RAZÓN DE TODO.

Amigos, soy Ostracita de Ganímedes.
Paciencia y voluntad para el cambio.
Todo y esperando mayores oportunidades, llegará el día en que
podremos fundirnos en un abrazo de hermandad y camaradería, y todos 
una celebremos el instante feliz de estar unidos por el mismo anhelo 
de superación y perfeccionamiento. Mientras tanto llega ese instante,
participemos de la alegría y del recogimiento que nos brindan estos
momentos de comunicación.

Cada uno debe aprender a equilibrar su propio mundo interior, puesto
que en la mente se encuentra la razón de todo. Aunque, y con respecto al
mundo de la mente, se dará cabida a otros procesos más perfeccionados 
avanzados que sin duda os aproximarán un poco más hacia la auténtica
libertad de pensamiento.
Ved que este proceso es una cadena. Nosotros transmitimos impulsos
mentales hacia vosotros, y que se traducen en amor y energía. Vosotros,
podéis repercutir proyectando al mismo tiempo dicha energía amorosa
hacia todos los lugares del planeta y del cosmos entero. Y así, tras esa 
rueda de energía, seguirá en marcha el gran proyecto universal de 
liberación,  de perfeccionamiento y de evolución del pensamiento.
Con ello daremos cobijo en un tiempo no muy lejano a todo aquel
que anhela, que necesita ya, proyectarse hacia otros espacios cósmicos
interestelares. Porque las manos que damos son para ser acogidas en 
toda su plenitud por seres con un común denominador: llenar de amor 
universal, de energía cósmica, todos los rincones del cosmos.

En breve vamos a propiciar el transmitiros un determinado
conocimiento, siempre y cuando respondáis plenamente 
a los anteriores planteamientos.
Saberos, además, unos afortunados por cuanto conocéis una serie de
reglas. La primera y fundamental: vuestra pertenencia al mismo cosmos,
como seres humanos que forman parte de la gran familia del hombre
cósmico.
Como gran familia que somos, debemos ayudarnos en el Amor,
debemos proyectarnos en el Amor y saber iniciarnos en el Amor.
Para que la Energía que ese Amor desprenda, inunde todas y cada 
una de las partes de la consciencia humana.
Para el ser humano que necesita despertar y ofrecer adecuado cobijo
a su espíritu, a su esencia.
Para el ser humano que debe limpiar su casa, la mente, de todo
aquello que le imposibilite la residencia de su espíritu.
Para que el ser humano sea digno de recibir la fuerza del Espíritu.
Así, limpiemos nuestro estado mental. Limpiemos todo aquello que
pueda hacer inviable el advenimiento de la razón universal del cosmos, de la
esencia, y que en nosotros circunda a la espera de nuevos grados de
consciencia, para hacernos partícipes de un mundo de armonía, paz y amor
en todo el universo.

Seamos conscientes de nuestro papel en el cosmos. Librémonos de
todas las cadenas que nos oprimen e impiden que la raza humana libere a
los cuatro vientos toda la energía que va a hacer posible un mundo mejor,
más armónico y pleno de dicha y felicidad. En suma, de amor universal.
Mediante el progreso de la mente, aprendamos a viajar por el cosmos.
Conociendo así a otros seres humanos y a otras culturas.
Que nuestro mundo sea todo el cosmos.
Seamos, cada uno de nosotros, los magos del Tiempo, eso es, los
magos del sin Tiempo y sin Espacio.
¿Por qué no empezar desde ahora mismo? Creer es poder.
Así sea en un mundo en el que empieza a vislumbrarse el nacimiento
espiritual del hombre de la nueva era.

Con amor. Ostracita.

viernes, 9 de noviembre de 2012


ESTAMOS EN LOS ALBORES DE UNA HUMANIDAD FLORECIENTE.
Sin embargo, aún no es posible divisar en todo su contexto la realidad 
del fenómeno humano de la presente generación. Y precisamente no 
es posible atisbarlo del todo y en su plenitud porque aún estamos
imbuidos de ciertos prejuicios. Síntomas claros de que nuestro ego,
nuestro yo inferior, se siente amenazado. Propio del miedo es esta
amenaza o sentimiento de amenaza. Y es lógico y natural que así
suceda, pues la propia naturaleza de la tercera dimensión 
nos invita a ello por pura protección a lo desconocido.

Sí amigos, estamos luchando interiormente a un nivel psicológico
desconocido hasta ahora. Y ese desconocimiento trae lógicamente un
miedo ancestral que va diseminándose por todos nuestros conductos
psicológicos, y alteran procesos hasta ahora insospechados. Pero,
amigos míos, la observación, la autoobservación, el control de uno
mismo, el equilibrio como he dicho y la correspondiente armonía, 
hace que esos miedos vayan disipándose y desaparezcan 
finalmente en un fondo común de comprensión.
Shilcars.

http://www.tseyor.com/

domingo, 4 de noviembre de 2012

"LA ENTROPÍA"


EL CONOCIMIENTO HOY EN DÍA, EN PLENO SIGLO XXI DE VUESTRA ERA,
HA LLEGADO A FORMAR PARTE DE VUESTRA PERSONALIDAD INTRÍNSECA.
Y AHORA EL SER HUMANO NO TIENE BARRERAS PARA EL CONOCIMIENTO.
-Shilcars-

Si el individuo, y la masa humana en general, tiende a no 
rentabilizar su estado vivencial clarificando su camino, sus impresiones, no 
desapegándose en lo posible de esa noria o rutinaria noria que le lleva 
siempre al mismo sitio, evidentemente no va a ir ningún sitio en concreto. 
Porque las fuerzas de la entropía llegan a aglutinar un sentido no evolutivo 
en cuanto a ampliación de caracteres y de personalidad, y alteran dicho 
proceso hacia la involución.  
No se trata de jugar al “si acertaré o no acertaré”, “ya veremos qué 
pasa”, “ya veremos cómo el juego se desarrolla y entonces ya 
maniobraremos”, porque esa solución es poco rentable y eficaz.  
El hombre de vuestra generación tiene los componentes adecuados, 
y lógicamente puede establecerse en una relación abiótica 
superdesarrollada. Que esto nos indica que el hombre puede obtener 
todo aquello que precise y sea de orden básico para el desenvolvimiento 
en su estado tridimensional. Pero nunca las cosas van a venir a través 
del azar, de la casualidad.  
Por eso es necesario que asumáis el rol en vuestras vidas como para 
impulsar debidamente esta existencia tridimensional, llegando a 
consolidar los arquetipos necesarios. Proveyéndoos, además, de aquellas 
herramientas, mentales por supuesto, que van a hacer posible el cambio 
cromosómico y adeneístico. 
Lógicamente, el resto lo va a poner el propio cosmos en su 
reestructuración constante, y ampliar aquellas mentes que vayan 
propiciar en lo posible dicha apertura mental.   
 
NADA SE VA A DAR REGALADO 
Nada se va a dar regalado, supongo lo vais a comprender. Y lo 
comprenderéis perfectamente porque el individuo se  desarrolla en su 
estado anímico y espiritual a través de un profundo reconocimiento de sí 
mismo, a través de la propia conscienciación de su estado.  
Dejemos, para otra ocasión, el hecho del mantenimiento y la 
preservación de las especies cósmicas como puntos evolutivos tan solo, 
de supervivencia. Que esos puntos sí que de alguna  forma, los más 
adelantados, procuran que se establezcan equilibradamente. Pero a lo 
que me refiero es a esa evolución espiritual, anímica,  del intelecto o 
intelectualidad superior. Y esta verdaderamente no  se regala, 
amigos, hermanos.  
Es importante hacer cada día un pequeño esfuerzo más para ir 
avanzando. Evitando, claro está, que esa ley de entropía nos agobie 
y haga retroceder, aunque sea tan solo un palmo. Esto, evidentemente, 
hemos de evitarlo, y para ello nuestro estado conscienciativo sirve 
para tal menester.  
También podríamos hablar del proceso evolutivo en vuestro nivel. El 
proceso que utiliza el cosmos para transformar a sus criaturas a un nivel 
mental. El porqué, a veces, el cosmos en contradicción a una lógica 
evolucionista, se retrotrae y “malinterpreta”, según criterio subjetivo, el 
proceso evolutivo trayendo destrucción, tal vez también creando 
confusionismo.  
Y es por una sencilla razón: porque el elemento humano consciente 
de sí mismo debe estar alerta siempre y no dormirse en los laureles. A 
través de tales divergencias y contratiempos, el ser humano se enfrenta 
continuamente con la dualidad de un mundo que por un lado le puede dar 
todo lo que precisa, y por otro le resta todo aquello que cree necesitar. Y 
esta es una gran realidad.  

EL ESFUERZO SE VERÁ RECOMPENSADO  
Aunque Tseyor, y grupos similares en este planeta,  tengan la 
asistencia y el asesoramiento junto con la información y las referencias de 
otros niveles, ello no significa privilegio alguno. Porque el esfuerzo se verá 
siempre recompensado en función del trabajo grupal, del trabajo de cada 
uno primero, de su esfuerzo en un trabajo interior  que repercuta en el  
desarrollo evolutivo grupal.  
Las sociedades se han ido desarrollando a lo largo del tiempo por 
medio del esfuerzo individual primero, compartido a través del grupo.  
Elementos que se han distinguido en facetas intelectuales, sociales, 
incluso económicas, han aportado al grupo sus conocimientos, y el grupo 
en sí, las sociedades en sí, han ido evolucionado hacia puntos de 
referencia importantes. Y esto no es únicamente fruto de un pasado 
reciente, sino un hecho de siempre. Y siempre se va a producir así.  
Las sociedades no evolucionan con el impulso que pueda dar un 
solo individuo, sino en la mecánica operativa que ese mismo individuo 
logre transmitir al grupo.  
Y entonces sí, el grupo funciona, se expande, se enriquece, florece. 
Pero siempre partiendo de que el grupo, la suma de sus individuos, no 
es una masa gris amorfa, sino la de unas voluntades conscientes.  
Si el grupo funciona, funciona para todos. Y el grupo dejará de 
funcionar cuando el componente de esa masa crítica grupal se adormezca, 
y se pierda en los laberintos de un mundo intelectual subjetivo.  
Por ello, amigos, hermanos, el carácter evolutivo de la raza humana 
tiene un componente que le viene dado primeramente  por una razón 
histórica primigenia, y luego por el valor que esa misma raza haya sabido 
dar a su estado conductual, a sus acciones, y al desenvolvimiento de su 
conocimiento en aras a favorecer el intercambio de  ideas 
y de pensamientos.  
El conocimiento hoy en día, en pleno siglo XXI de vuestra era, 
ha llegado a formar parte de vuestra personalidad intrínseca.  
Y ahora el ser humano no tiene barreras para el conocimiento. 
Puede hallar información en todas partes, le es muy fácil adquirir 
conocimientos. Y solo falta que dichos conocimientos, que puede y suele 
adquirir a diario, los sepa encauzar adecuadamente hacia un componente 
común de enriquecimiento grupal.  
Si así lo hace se estará preparando para el nuevo examen evolutivo. 
Esa especie de salto evolutivo o cuántico que como una escala vibratoria 
más le va a situar en una determinada órbita celeste, holográfica, en la 
que con su pensamiento indagar en procesos muy profundos de la 
psicología mental.  
Y cuando hablamos de procesos muy profundos de la psicología 
mental, nos estamos refiriendo incuestionablemente  al mundo 
adimensional, al mundo creativo.  
Todo ello nos viene a indicar que el proceso que va a seguir el 
hombre a partir de ahora lo será fuera de las coordenadas 
tridimensionales. Y para establecerse puntualmente en un nivel en el cual 
su pensamiento le procure identidad propia. Tanto como para formular 
sus propias preguntas y recibir sus propias respuestas.  

EL HOMBRE RECIBIRÁ SU PROPIA RESPUESTA  
Fijaros que es interesante matizar ese aspecto: el  hombre va a 
formular sus propias preguntas y recibirá sus propias respuestas. Esto 
quiere decir que no las va a recibir de nadie más que de sí mismo.  
Estamos acostumbrados a aprender a través de lo que nos dicen 
nuestros maestros, nuestros guías, pero llega un momento en que esta 
situación cambia. Y cambia precisamente cuando se precisa cambiar. Y en 
dicho  cambio se produce una revolución del pensamiento, por cuanto es 
el propio pensamiento que por sí mismo establece las debidas pautas 
de comportamiento.  
Esto quiere decir que el individuo, si llega a este punto de 
posicionamiento psicológico y mental, tendrá que individualizarse en un 
proceso personal e íntimo y, a cambio, favorecer el desarrollo grupal. 
Porque esta es la mecánica operativa en esos niveles adimensionales.  
No podemos pensar que vamos a desarrollar nuestro estado 
anímico, espiritual, de forma individual, sino que tal hecho evolutivo lo 
será en conjunto. Porque si no es así habrá sido un error de apreciación de 
tipo egoico muy personal: creer que el desarrollo personal es único e 
insustituible, y que debe figurar como primer punto en la adaptación 
de la nueva psicología.  

domingo, 28 de octubre de 2012


EL SER HUMANO TIENE COMO ASIGNATURA PENDIENTE: 
"LA HUMILDAD Y LA PACIENCIA" 

La gran lección de este mundo tridimensional es alcanzar a reconocer en nosotros mismos 
la humildad y la paciencia.
Y aun y todo aquellos a quienes el cosmos haya dotado de don de gentes, y una exquisita cultura en todos los sentidos, que sepan les faltará aprobar dicha asignatura pendiente.
Por tanto, a la humildad y a la paciencia le sumaré equilibrio y, como que con estos tres factores aún no tendré suficiente, emplearé un cuarto y definitivo, que es el del amor.

Hablamos de humildad muy profunda. Como es el servir a los demás sin esperar nada 
a cambio, mostrándose la parte más profunda de servidumbre que uno pueda llegar 
a pensar.
Esto significa que humildad es dar. Dar todo aquello que uno cree que puede dar. Sin herir 
al otro, sin perjudicar el buen funcionamiento ergonómico del otro, sin perturbarle en 
su camino, sin perseguir otro fin que no sea el enriquecimiento espiritual.
Y claro, la humildad requiere entrega desinteresada, como digo, pero además humildad profunda, interior, que hace que nos podamos ver como nada. Humildad significa muchas cosas, pero la más importante es considerarse que uno es nada.
Sentirse uno nada significa fluir. Sentirse uno nada es penetrar en ese mundo 
trascendental. Mundo perfecto por la objetividad del pensamiento e ideas.
Claro, no vamos a penetrar en el mundo perfecto del pensamiento y de las ideas, 
si de equipaje llevamos la más mínima mota de soberbia, en la creencia de que la misma 
es un reconocimiento a nuestra fructífera labor intelectual.

Tener siempre dispuesto el pensamiento para amar, sonreír a la vida, no tener miedo, confiar en uno mismo, no desear nada, sentirse unido a todo el mundo, querer a todos 
por igual, no odiar, levantarse por la mañana sonriendo y acostarse sonriendo también.
Nutrirse de un buen argumento para el deambular tridimensional, especialmente con humildad. Pensando que tal vez hoy sea el último día de nuestra existencia tridimensional. Así tal vez se abra nuestra mente a un nuevo concierto, y en ese momento entre la luz en nuestro pensamiento.
Y dicha luz modificará estructuras mentales, y posibilitará el hecho de que nuestro cromosoma se active y faculte la entrada de nuevos principios ergonómicos. Aunque 
sin duda alguna el cromosoma estará en función siempre de las órdenes que dictamine 
el fractal.
Y todo ello en espera finalmente de que el rayo sincronizador recicle todas las cuestiones pendientes, acelere la comprensión cósmica en nuestras mentes y permita la desinhibición total a través del desapego, y del concepto de relatividad que nos dice que todo es y no es. Y cuando lleguemos a este punto nada más tendremos que hacer, habremos cumplido 
con la máxima del universo, cual es la humildad.

Cuando el ser humano, se vuelve pequeñito, pequeñito, pequeñito…, humilde, muy humilde, muy humilde…, es tanta su pequeñez, que se acerca a la micropartícula. Y es precisamente el mundo de la micropartícula el que le va a permitir recorrer un espacio infinito, y reconocerse en otros niveles de consciencia. Por tanto, ahí nos queda únicamente pensar que la adquisición de conocimiento, según y como este se efectúe, nos va a “perjudicar” mucho más que “beneficiar.”
Precisamente estamos en una época en la que habiendo adquirido tanto, 
tantísimo conocimiento a lo largo de milenios, es hora de poner un paréntesis 
a todo el conocimiento intelectual adquirido, para dar paso a la humildad 
de saberse que “uno solo sabe que no sabe”.
Shilcars.








sábado, 27 de octubre de 2012


ESTÁIS, ESTAMOS, VIVIENDO UNOS MOMENTOS QUE MARCARÁN UN HITO
HISTÓRICO EN LA GENERACIÓN DE VUESTRO TIEMPO. VUESTRO TIEMPO 
SE RECORDARÁ COMO AQUELLA ESTACIÓN DE CAMBIO DE ESTRUCTURAS, 
COMO AQUELLOS MOMENTOS DEL RENACIMIENTO EN LOS QUE SE 
ALCANZARON COTAS DE INDUDABLE CALIDAD HUMANA

El año 2012 es un año que marcará un hito en la historia de la humanidad
aunque el 2012 no se manifiesta tal como nuestro pensamiento quisiera, deseara...

Hace dos mil años, el Cristo apareció sobre la faz de la Tierra, y en
aquellos tiempos en los que la cultura y el conocimiento era muy mediocre,
consiguió un gran hito, que fue sensibilizar a unos pocos, muy pocos, pero
gracias a esos pocos, hoy después de 2000 años transcurridos, 
consiguieron sensibilizar a millones.

En estos momentos que estamos atravesando y que de algún modo están
marcando un hito histórico en la revolución de la conciencia, es preciso 
saber apreciar en su debida forma todas las circunstancias y valorarlas 
desde  un punto en común, cual es, la objetividad de un pensamiento.
Como he dicho anteriormente, debemos limitarnos única y
exclusivamente al perfeccionamiento de nuestro pensamiento para llegar a
comprender, de una vez por todas, que nuestro sentimiento de indefensión 
es una pura ilusión. Pero eso lo conseguiremos a través de un pensamiento
objetivo.

En este proceso estamos ahora. Enseñaros a andar para que por
vosotros mismos halléis la clave de la verdadera realidad de esta
existencia. Una existencia que dicho sea de paso parece real y
verdadera, y en cambio no lo es. Por cuanto si partimos del hecho 
de que en el Absoluto existe la perfección per se, la misma no puede 
dar cabida a la imperfección. A no ser que dicha imperfección se 
englobe en un panorama ficticio e ilusorio, en donde caben 
precisamente los errores por cuanto en realidad no son reales 
en sí mismos.

Estamos próximos a finalizar este importante año 2012. Inscripciones 
abiertas del próximo Curso Holístico de Tseyor: 

viernes, 26 de octubre de 2012

LA TRANSMUTACIÓN A UN NIVEL GLOBAL 

Ya no podemos hablar ni contemplar el trabajo de transmutación al que vuestras personas se ven imbuidas, de una forma individual, sino que también debemos contemplarlo a un nivel global.
Y es necesario pues, y conveniente, que recordemos que el trabajo de transmutación, la sublimación de nuestras energías egoicas, como paso previo a la iluminación y al enriquecimiento espiritual, acaece en periodos de oscurantismo.

Lógicamente, la transmutación se produce precisamente por el oscurantismo, por la dualidad, por el hecho de querer avanzar. Es un deseo este, innato en el ser humano en todos los estadios del pensamiento: querer avanzar hacia la comprensión. Y en esa necesidad y deseo, intrínsecamente está puesta toda esperanza.
Mas, no olvidemos que el deseo de transmutar, para a su vez alquímicamente 
conquistar un estadio nuevo de conocimiento, es hoy día erróneo.
Podíamos hablar en el pasado de la alquimia, del trabajo esotérico, para la consecución de unos determinados parabienes. Para fortalecerse en el conocimiento esotérico y así relativizar una existencia tridimensional. Todo ello era interesante y, a veces, también surtía sus efectos 
beneficiosos a nivel espiritual.
Mas, como todo en este mundo dual, se degenera. Y de hecho degeneró. Y lo que en un principio 
fue una sublime intencionalidad positiva, de cara a comprender los resortes de una manifestación, invisible pero que de hecho podía contrastarse a través, como he dicho, de la alquimia, y ello podía fortalecer ese vínculo con la propia espiritualidad, el hecho mismo de la degeneración en manos de una voraz entropía, hizo que esos buenos deseos terminaran en burdos deseos egoicos.

Por lo tanto, nada vamos a querer ni desear porque la experiencia nos ha demostrado, en este caso a vosotros, en vuestro propio planeta y a través de la historia, que el conocimiento esotérico en manos de unos privilegiados seres, muy inteligentes y capaces, ha sido un fracaso. Y es evidente por cuanto ha desembocado en un gran desequilibrio. Un desequilibrio social, económico. Y por demás injusto.
Aunque a estas alturas no debemos olvidarnos, ni desechar en ningún momento, el espíritu de la transmutación, la alquimia necesaria para fortalecernos espiritualmente. Pero debemos 
contemplarlo desde un punto de vista global. Por lo tanto, abandonaremos 
la idea personal, individual o de élite  o de grupo.
Y abrirnos a todo el planeta, a todo el universo, en ese deseo, aunque deseo sea. Que al final puede convertirse en anhelo y en una pura experimentación. Deseando como es lógico la transmutación a nivel global. Una transmutación para todos, sin excluir a nadie.
Y ahí sí que en ese deseo innato de toda la humanidad por alcanzar ese nuevo hito, 
ese deseo innato del mago humano puesto en un componente grupal y global al mismo tiempo, 
puede dar sus resultados y obtener buenos beneficios espirituales.
Y ahí sí que la alquimia va a funcionar. Porque estará funcionando en base, como digo, a un deseo: 
a un noble deseo humano de apartarse definitivamente de todo el oscurantismo que le envuelve.

Para eso es necesario que nos concienciemos todos. Para eso es necesario que todos arrimemos 
el hombro, y cada uno aporte al conjunto lo poco o mucho que pueda aportar en su saber y en su disponibilidad. Pero de hecho, si lo hace de buena voluntad, si lo hace queriendo, amando y deseando aportar su granito de arena, este mismo individuo va a recibir a cambio todo el impulso amoroso de una gran humanidad. Por lo tanto lo va a recibir todo, y apenas va a entregar 
un granito de arena. Y así está establecido.
Cada uno aportará lo que pueda y lo que sepa. Pero lo poco o mucho que sepa o que pueda, 
lo entregará con amor. Y, a cambio, va a recibir el amor de todo y de todos. Y ahí está la transmutación, y ahí está la regla universal del Cristo.
En este punto, amigos, hermanos, cabe esperar que todos corresponderéis a esa llamada, 
aportando cada uno lo que sepa y pueda. Y además y sobretodo, que quiera aportar, 
porque en este punto nadie obliga, ni nadie debe sentirse obligado.
Aunque como en otra ocasión ya he dicho, es un privilegio el poder dar. No es un privilegio 
el recibir, porque nadie en realidad necesita nada. Y sí en cambio cada uno de nosotros 
necesitamos poder dar. Y cuando uno entiende esa máxima, está en el camino correcto 
y en la línea correcta. Y en la vía adecuada para tomar el tren que ha de llevarle a buen fin.

Por lo tanto hoy, como he citado anteriormente, poco vamos a aportar al conocimiento general. Pero, si entresacáis la síntesis del mensaje, os daréis cuenta, os podréis dar cuenta, de que el mismo es muy enriquecedor. Y precisamente lo es porque dice muy poco pero, abre la mente de todos vosotros al poder considerar, dentro de ese poco, a un gran universo de conocimiento.
Tal vez, la cuestión radica en esto. En obtener el máximo rendimiento de lo más pequeño, de lo más ínfimo. Todo tiene su riqueza y, en lo más pequeño, está la mayor riqueza. Esto es incuestionable.

Cuando vuestras mentes extrapolan su pensamiento y se desenvuelven por esos universos paralelos, grandes universos en los que navegar conscientemente y disfrutar de sus bellos paisajes y de la compañía de todos los seres que en ellos habitan, no es más que el paseo cósmico a través de la micropartícula. Por lo tanto, en lo más pequeño está la gran riqueza y el gran contenido.

Así, si nuestras mentes se limitan a empequeñecerse, lo que significará empequeñecerse en humildad, irán reconociendo cada vez espacios mucho más amplios de conocimiento. Y, al contrario, si cada vez crecen en esa ansia por obtener conocimiento y abarcan cada vez facetas y aspectos más amplios, cada vez el conocimiento se irá diluyendo y empobreciendo.

Así, amigos, hermanos, esta noche deciros que en realidad el camino que hemos tomado, esa vía de tren en la que unos vagones van siguiendo su camino, y van parando en determinadas estaciones recogiendo a unos transeúntes, y dejando a otros porque habrán creído que han llegado a su destino, ese tren, cada vez irá avanzando. Avanzando en línea recta, en líneas paralelas pero, 
cada vez se irá empequeñeciendo.
Cada vez en él cabrá más gente, pero el tren será cada vez menor, porque la gente cada vez será menor porque se empequeñecerá a través de la humildad que habrá reconocido en el camino.
Y, cuando ese tren llegue a su punto final, será un punto, será una partícula. Mejor dicho, será la micropartícula que englobará a todos los transeúntes. Y en ese punto la micropartícula recibirá el impacto final a través del rayo sincronizador. Y esto será así porque es así. Porque así está diseñado. Porque así ha sucedido.

Y debéis ser conscientes de que llegará un momento en que vuestro pensamiento os hará ver que el trayecto ha terminado. Y únicamente lo vais a conseguir empequeñeciendo vuestro pensamiento en la humildad. Porque donde tenéis que ir, que es hacia todo el universo, pocas alforjas se necesitan. Muy poco peso. No se necesita absolutamente nada, todo sobra. Y en ese pensamiento de humildad radica la gran riqueza espiritual.

Por eso hoy me queda decir que el mensaje ha sido muy pequeño, minúsculo. Pero que 
investiguéis en él porque tal vez en él encontraréis una razón: la razón de la humildad.
Shilcars

AHORA ES EL MOMENTO DE QUE EL HOMBRE DESPIERTE...
“Despierte” de una forma natural y espontánea, y empiece a darse cuenta que tiene posibilidades infinitas para renovarse a sí mismo, regenerarse y elevarse. Alcanzando las estrellas con su pensamiento, por medio de la voluntad de cambio, y a través de la bondad, y en especial del hermanamiento.

Cuando se cumplen estas premisas, el hombre, proveído de la suficiente energía, tanto interna como externa, tanto de índole intrínseca como espiritual, es capaz de dar este salto evolutivo, este salto cuántico.

Así la filosofía cuántica, que la reconocerá sin apenas pensar, en el momento en que se convierta en espectador de su propio acto y personaje, la filosofía cuántica, como digo, le validará para entender y comprender profundamente la relación abiótica de la que es menester dotarse para dar dicho salto cualitativo.

Una monografía que recopila toda la información recibida sobre cuántica. 
La cuántica tiene un significado trascendente pues nos acerca a la realidad 


domingo, 14 de octubre de 2012


LOS CAMINOS QUE CONDUCEN A LA VERDAD SON INFINITOS... Y TODOS ESTÁN A NUESTRO ALCANCE. 
Y TODOS NOSOTROS TENEMOS TAMBIÉN 
ENERGÍA PARA EMPRENDERLOS.

Melinus
Los caminos que conducen a la Verdad son infinitos. Y todos están 
nuestro alcance. Y todos nosotros tenemos también energía para
emprenderlos. Pero, con frecuencia, estamos demasiado atados al carro 
de la inconsciencia y esto nos mantiene en sumisión e indecisos. Puede
también que temamos al qué dirán, presos en un monólogo interior: "No
demos este paso. Todo el mundo nos contempla y si lo damos en falso nos
mirarán de reojo y se reirán de nosotros, ¡qué vergüenza ser el motivo de
jolgorio de los demás!". Y así, por ignorancia de nuestra real capacidad, 
y a veces por timidez, o por miedo al juicio de los otros, nos reprimimos. 
O nos damos a la desdicha o a la resignación.

Es preciso no reprimir ni demorar el anhelo de profundizar en el
conocimiento de la razón de nuestra existencia. Para ello hay que romper
primero la barrera de prejuicios en la que estamos encarcelados. Soltemos
de una vez amarras. El proyecto es audaz pero vale la pena convertirlo en
realidad para experimentar una auténtica dicha. Aquella que ni reunidos los
mejores científicos y filósofos del mundo sabrían definir. Porque es cosa 
tan íntima, tan sutil, que solo en la profundidad del Ser 
puede medirse con exactitud.

Somos verdaderas marionetas movidos por hilos invisibles. Sin
embargo, hay un elemento común que marca los movimientos de nuestra
mente a su antojo. Dicho elemento es el miedo. Superémoslo sin prisa pero
sin pausa. La mente se resiste siempre ante cualquier cambio. Es lógico, está 
programada para ello. Se limita a cumplir el programa establecido. La mente
no tiene la culpa de nuestro miedo a andar. Nos alerta porque desconoce 
el terreno. Nos advierte para que andemos con cuidado.

Lo que la mente no comprende lo rechaza por sistema. ¿Qué le vamos
a explicar a nuestra racionalidad, acerca del proceso mental por el que
intuimos que existe algo más allá del mundo de nuestros sentidos? Es
natural que la mente se resista a admitirlo hasta contar con pruebas
irrefutables. Pero estas solo se consiguen experimentando en otro plano.
Digámoslo mejor, en otras dimensiones que están presentes aquí, entre
nosotros, aunque no las podamos apreciar físicamente. No es de
recibo aquello de "si no lo veo, no lo creo", pues como el pez que se muerde
la cola, y por mucho que se esfuerce, si no la suelta no avanza. Una buena
utilización de la mente consiste en ponerla al servicio de la intuición, 
esa especie de estado de adivinación o clarividencia que actúa 
en lo más profundo de nosotros, y a la que se puede llegar por
el camino de la meditación y reflexión serenas. Aunque 
no solo de meditar vive el hombre.

También vivir es hacer camino dando la mano a alguien que nos
necesita, y sin esperar nada a cambio. Compartiendo nuestro pensamiento
con los demás permitimos el necesario y oportuno vaciado mental y,
simultáneamente, con dicho acto despertamos consciencia poco a poco.

Con Amor. Melinus

jueves, 11 de octubre de 2012


EN EL PLANETA TIERRA, QUE TANTO QUEREMOS,
PRONTO VA A NACER UNA NUEVA SEMILLA:
LA SEMILLA DEL HOMBRE DE LAS ESTRELLAS.

Shilcars.
Queridos amigos, buenas noches soy Shilcars.
Efectivamente, la autoobservación de instante en instante invalida
cualquier amago de ego y, justamente por ello, entra en nosotros la
claridad mental, el equilibrio, la armonía y la objetividad.

Es un hecho que el ego se manifiesta con mil y un disfraces y
muchas veces ralentiza el progreso hacia una intelectualidad objetiva.
Procurándonos siempre torcer ese rumbo y ahogarnos en un mar de
confusión y lógicamente en este punto, él se alimenta y prevalece 
en este sentimiento de cobertura psicológica en el que predomina 
su acción, su actividad y su desenvoltura.

Por ello, el ego, intenta siempre mantener la supremacía 
en la mente humana. Porque de esa supremacía depende 
que logre él  el control de todos nuestros actos.
Equivocamos la función cuando creemos que somos libres, que
debemos abandonarnos a los sentidos, que sean éstos quiénes 
guíen nuestra actitud frente a la vida. Nos dejamos llevar y 
evidentemente pagamos un precio, que es la falta de libertad.

El ego se representa en este escenario tridimensional, como digo,
de mil y una formas. A veces el ego nace de nuestro interior psicológico
y, de alguna forma, nos manipula y condiciona. Quiere sentir la
tridimensionalidad. Quiere disfrutarla. Quiere los sentimientos al máximo. 
El dolor al máximo. La alegría al máximo. Y estos máximos, 
lógicamente no dejan de ser más que desequilibrios.
El ego, en ese afán de supremacía, intenta proporcionarnos el máximo 
de placer, pero claro está, este placer como no nace,  porque 
no puede nacer nunca el placer de la intuición,  de la conciencia, 
se establece un desequilibrio per se que  invariablemente 
nos trae posteriormente la angustia, la pena el dolor,  
el sentimiento de indefensión y, a veces incluso la muerte.

El ego en su afán de supremacía, como digo, va anquilosando
nuestros esquemas mentales, porque así los controla. El ego es un
controlador nato. Es un dictador. Es nuestro aliado, claro está, 
pero nunca debemos darle la máxima confianza.
La confianza, la única confianza que necesitamos es la de
nosotros mismos a través de un pensamiento de equilibrio y de
armonía. Porque si dejamos que el ego mande sobre nuestras vidas,
nos las oriente y nos las organice, entonces sí que en este punto
llegamos al exceso y, ciertamente, todo exceso de se paga.

También podemos hablar de ese ego externo. Por eso al hombre,
al ser humano, le va muy bien dejarse llevar por las circunstancias, por
los demás. Claro, es mucho más cómodo no tener que pensar, no tener
que preocuparse y dejar que los demás sean los que lleven las riendas
de nuestra vida, y aquí, como digo, ese ego, ese ego externo, 
también suele hacer de las suyas.

En la historia humana podemos recordar infinidad, por no decir
miles y miles de pequeños actores que actúan de dictadores de la
propia humanidad y, ¿acaso tienen ellos la culpa de su supremacía?
Pues la verdad no. La culpa la tenemos cada uno de nosotros,
dejándonos llevar precisamente por ese aspecto de comodidad, 
por ese afán de liberarnos de ataduras y de obligaciones. Dejando 
que los demás ordenen y organicen nuestra vida.
Porque el ego es así. El ego intenta siempre mandar y ciertamente
ese mandato a veces es imposible de llevarlo a cabo si no es en base a
una fuerza dictatorial muy poderosa que acaba arrollando con todos los
intentos de supervivencia. Acaba ahogando esa voz interna de libertad.

Por eso, amigos míos, conviene ante todo tener en cuenta que los
únicos directores y generadores de las secuencias y circunstancias de
nuestra vida, debemos ser nosotros mismos con esa objetividad 
de pensamiento de la que he hablado.
Entonces sí que podemos patrocinar en nosotros esa
multiplicación de pensamientos que cual fractal holográfico se multiplica
hasta el infinito invadiendo parcelas de pensamiento de nuestros
congéneres y alimentándolos también a través de ese pensamiento 
de unidad.

Entonces sí que la mente humana se enriquece, porque lo hace a
través de su propio conocimiento interior. Así, el ser humano de esa
forma se libera. Por eso es importante la auto observación. Para darnos
cuenta en definitiva de que somos nosotros y únicamente nosotros,
quiénes debemos decidir nuestra vida.

Pero hay más, amigos míos. Con la auto observación se toma
conciencia y la conciencia se reparte durante toda nuestra existencia, y
nuestra existencia también está en los sueños.
Los sueños nos gratifican con resultados realmente espectaculares
porque en el sueño, al liberarnos de nuestra composición física
tridimensional, llegamos a ser conscientes de nosotros mismos y
llegamos a reconocer nuestro propio mundo. Otro mundo valga decirlo,
infinito. Un mundo en el que no existe espacio-tiempo y en el que
podemos maravillarnos exhaustivamente, y reemprender continuamente
nuevas existencias y nuevas experiencias.

Eso se consigue a través de la autoobservación porque como digo,
en el sueño se realizan múltiples experiencias que son tanto o más
válidas que las experiencias que podamos recibir en el espacio
tridimensional. Esas experiencias que vivimos en los sueños nos sirven
para aprender y, al aprenderlas, las asumimos y, al asumirlas, 
forman parte de nosotros mismos.
Cuando esas secuencias se repiten en el espacio tridimensional 
o físico, entonces sabemos resolverlas mucho mejor. Y, aún más
importante, las transmutamos. Y en ese momento alcanzamos un grado
más de consciencia y poco a poco la iluminación se va haciendo en
nuestro interior, y nuestro interior se enriquece y enriquece al conjunto.